domingo, 27 de noviembre de 2016

0756. Reflexión: NO HAY PEOR SORDO... - Por: Adela Celorio

Resultado de imagen para sordera
Foto copiada de google

NO HAY PEOR SORDO...
Por: Adela Celorio

Es imprescindible escuchar bien para poder apreciar el valor del silencio.

No existen antecedentes de sordera en mi familia. Mis abuelos oían hasta lo que no, mamá escuchaba muy bien tras las puertas. "Cuidado en lo que piensas porque yo puedo oírlo"-alardeaba papá- y, con ese maravilloso oído que Dios le concedió, podía escuchar hasta los chismes que le contaban los pájaros porque con frecuencia aseguraba: "me lo dijo un pajarito".

No, no hay antecedentes de sordera en mi familia, y es por eso que cuando empecé a preguntar como la ancianita que aparecía con una mano tras la oreja en el libro en que aprendí las vocales: ¿eeeh?.  


Mis hermanas, siempre apoyadoras y compasivas, empezaron a llamarme sorda y, con el afán de ayudarme, informaban a cualquiera que me hablara: "grítele porque la pobre no oye nada". Digamos que no me afectó porque:  "no es cierto" -pensé- hasta que en una revisión de rutina, el otorrino me preguntó: ¿ya se dio cuenta que oye muy mal?. Después de hacerme varios estudios me informó que necesitaba un aparato de audición. "No es para tanto" -pensé- y aprendí a responder con una sonrisa misteriosa todo aquello que no lograba escuchar.

Así me mantuve a flote por un tiempo hasta que descubrí que mi sonrisa misteriosa había perdido su eficacia cuando las conversaciones se convirtieron en una masa de ruido indescifrable y poco a poco familia y amigos me fueron marginando hasta el punto de hacerme sentir invisible. ¡No me importa, total ellos se lo pierden! -me engañé nuevamente-.

La verdad es que me sentía humillada, sola, desesperada: ¡Hábleme fuerte por favor! -exigía en la bocina del teléfono a la empleada de la tienda o a la cajera del banco-, quienes en un principio levantaban un poco la voz pero luego, para mi total desesperación, recuperaban su tono normal, inaudible para mí. 

Resultado de imagen para audífonos para sordera
Foto copiada de google
 
Finalmente en secreto como quien comete un delito, accedí a colocarme un pequeñísimo aparato de audición que me devolvió al mundo sonoro, a la alegría de escuchar el gorjeo de mis nietos, el cliqueo de la lluvia sobre mi techo de cristal, a la música y confidencias en voz baja de mis amigas. Pero como no hay nada perfecto, recuperé también las groseras estridencias que nos impone la vida en una gran ciudad: el pertinaz ruido de los aires acondicionados, el taladrante de las ambulancias, el timbre de los teléfonos celulares que irrumpen en el silencio sagrado de la congregación, a la mitad de una obra de teatro, o generan una oleada de risas nerviosas en medio de una oración fúnebre en un velorio.

Recuperé el ruido de fondo de los motores, del claxón de los conductores desesperados y las estridentes voces de mis hermanas que hablaban libremente delante de mí. Escuché cosas que prefería no haber escuchado nunca y que solo de recordarlas me estremecen porque "ni te preocupes, ella no oye nada", decían.

Fue así como en medio de la soledad a la que me remitió la sordera, revaloré el mundo sonoro, aunque también, con la recuperación del sonido aprendí a valorar el bendito silencio que propicia la quietud que el alma necesita para oxigenarse, para orar, para crear. Descubrí que nada de lo que vale la pena se consigue en medio del mundanal ruido y he aprendido a administrarme.

El pequeñísimo aparato de audición me permite ser selectiva: escuchar solo aquello que me interesa y retirarlo a mi gusto porque: "No hay peor sordo que el que no quiere oír". He recuperado la sonrisa que ahora si es misteriosa y, cuando es absolutamente necesario explicar porque estoy enterada de algo que se supone no pude haber oído, respondo como aprendí de papá: "me lo dijo un pajarito".

jueves, 24 de noviembre de 2016

0755. MANUAL de instrucciones en PDF para aprovechar al máximo nuestro ComPilot (transmisor y mando a distancia) marca Phonak

Imagen relacionada 
 Resultado de imagen para ComPilot Phonak

Les comparto MANUAL de instrucciones en PDF para aprovechar al máximo nuestro ComPilot (transmisor y mando a distancia) marca Phonak. 

Da clic aqui...

0754. Cuidados del implante coclear - Objetivo: prevenir averías - Componentes del implante coclear a deshumificar

Resultado de imagen para deshumidificador para implante coclearResultado de imagen para deshumidificador para implante coclear

Cuidados del implante coclear
Objetivo: prevenir averías
Componentes del implante coclear a deshumificar
por: Dr. Juan Arroyo
20 de abril de 2014
http://www.viviendoelsonido.com/foros/

El implante coclear tiene componentes internos y externos.

El componente interno del implante es muy resistente y es raro que se averíe o se rompa, a no ser por algún fuerte impacto, y además, al estar bajo la piel, no requiere de mantenimiento habitual.

No ocurre así con los componentes externos del implante coclear. Se trata de un dispositivo electrónico muy sofisticado y delicado, que se usa durante muchas horas al día, que sufre agresiones ambientales constantes y que requiere de ciertos cuidados, para evitar averías no deseadas.

Entre otros, los cuidados aconsejables incluyen:

Todos los días:

-Poner cada noche en el kit deshumidificador el procesador, la bobina, los cables de conexión y el portabaterías sin las pilas.

-No poner dentro del deshumificador las baterías recargables ni las desechables.

-Compruebe que ningún componente esté sucio o húmedo. Si es así, séquelo con un paño suave y seco.

Todos los meses:

-Retire el imán de la bobina y limpie la rosca del imán con un paño suave y seco.
 
-Retire el módulo de pilas y asegúrese de que todos los contactos estén limpios. Sople sobre ellos para eliminar la suciedad.

-Asegúrese de que la entrada de accesorios y los accesorios de audio estén limpios. Sople sobre la entrada de accesorios para eliminar el polvo.

-Compruebe que los protectores de micrófono no están sucios, sustitúyalos en caso necesario.

Sustituya la pastilla desecante de su kit deshumidificador (o cada dos meses si es deshumidificador eléctrico).



Es posible que no esté muy claro que componentes se deben colocar en el kit deshumidificador
El equipo de implantes de GAES/COCHLEAR aconseja poner también los cables y la bobina, tal como se puede comprobar en esta respuesta a la pregunta de otro usuario....

Pregunta de un usuario de IC:
Componentes del implante coclear a deshumificar
Enviado por: felpemar el dia 06-06-2013
http://implantecoclear.org/foros/
 
Ruego me indiquen exactamente qué componentes externos del I.C. son los que han de ponerse dentro del deshumificador; entendiendo por componentes externos:
-El procesador.
-La bobina.
-El cable de conexión de ambos.
-El portabaterías.
-La propia batería.
-Y el molde de sujeción a la oreja, si lo hubiera.
En espera de respuesta aclaratoria queda atentamente,
Felpemar.

Respuesta:
Componentes del implante coclear a deshumidificar
Cochlear 13-06-2013

Estimado Sr. Felpemar,

En nombre de GAES/Cochlear quiero agradecerle por haberse puesto en contacto con nosotros y por permitirnos conocer sus inquietudes relacionadas con nuestros productos.

Le facilito algunos consejos para el cuidado de su procesador.

A diario:
-Evite que su procesador esté expuesto a humedad secándolo cada noche en su kit deshumidificador. Junto con el procesador ponga dentro del deshumificador, la bobina, cables de conexión de ambos, el portabaterías sin las pilas. En caso de utilizar la configuración pediátrica del procesador CP810 incluir el cable Litewear.

-Recomendamos no poner dentro del deshumificador las baterías recargables (ni la estándar ni la compacta), las desechables, ni el Snugfit.

-Compruebe que ningún componente esté sucio o húmedo. Limpie el procesador, el cable de la bobina, la bobina, el codo, las carcasas, los cables y el Snugfit con un paño suave y seco.

-Una vez al mes retire el imán de la bobina y limpie la rosca del imán con un paño suave y seco.

-Retire el módulo de pilas y asegúrese de que todos los contactos estén limpios. Golpee suavemente o sople sobre ellos para eliminar la suciedad.

-Asegúrese de que la entrada de accesorios y los accesorios de audio estén limpios. Sople sobre la entrada de accesorios para eliminar el polvo que pudiera haberse depositado, y limpie los accesorios con un paño suave y seco.

-Compruebe que los protectores de micrófono no presentan suciedad ni mugre y sustitúyalos en caso necesario.

Cada mes:
-Sustituya la pastilla desecante de su kit deshumidificador. Si es eléctrico cada dos meses.
-Compruebe si los codos o Snugfits se están aflojando o desgastando. Si es necesario, sustitúyalos.

Cada tres meses:
-Sustituya los protectores de micrófono de su procesador CP810.

Cada 6 meses:
-Sustituya los protectores de micrófono de su procesador Freedom.

Esperando haberle ayudado, reciba un cordial saludo.

El equipo del Área de implantes auditivos GAES/Cochlear

domingo, 20 de noviembre de 2016

0753. Audífonos, parte externa o procesador del implante coclear, baterías y pilas: ¡Cuidado con las mascotas!

A las mascotas les llaman poderosamente la atención los audífonos. No los dejes a su alcance.

A las mascotas les llaman poderosamente la atención los audífonos, la parte externa o procesador de un implante coclear, las baterías y pilas. No los dejes a su alcance

Audífonos, parte externa o procesador del implante coclear, baterías y pilas: ¡Cuidado con las mascotas!

¿Eres usuario de audífonos o de un implante coclear y tienes una mascota?

Si así es, ¡cuidado!... 

Has de saber que las mascotas sienten una especial atracción hacia estos dispositivos electrónicos, y muchos usuarios de audífonos, o implante coclear afectados por esta desastrosa situación, han canalizado su enojo 'denunciándolo' en las redes sociales, blogs, programas de radio y televisión; dejando constancia de cómo sucedió, del rostro del 'sospechoso', e incluso de cómo quedó la víctima (en este caso el audífono), si es que quedó algo...


Me comí el audífono de la mamá que estaba en la mesita de noche.
Me comí el audífono de mamá que estaba en la mesita de noche

Me he comido el audífono de mi niño/amo, ¡¡¡dos veces!!!

Me he comido el audífono de mi niño (amo) dos veces!

Chewed ha destruído el implante coclear valorado en 12.000$ del papá. No puede trabajar hasta que tenga uno nuevo. Él aún me quiere.
Chewed ha destruído el implante coclear valorado en 12.000$ del papá. 
No puede trabajar hasta que tenga uno nuevo. Él aún me quiere

¿Pero, por qué les atraen tanto?

Como podéis ver no se trata de un caso aislado, ¿por qué les gustan tanto los audífonos a los perros? 

Los audífonos emiten un sonido agudo que el perro puede oír, y le irrita. El perro es probable que los muerda con la intención de hacerlos callar. Otra razón puede ser debido a que se sientan atraídos por la grasa que queda en el audífono al estar en contacto con la piel de sus amos. 

Para evitar accidentes, cada vez que te quites los audífonos debes colocarlos en su caja, con la tapa de la batería abierta para desconectarlos y que no piten, y ponerlos en un lugar seguro. 

Con las pilas o baterías hay que tener especial cuidado

La ingesta de las pilas o baterías del audífono pueden dañar seriamente la salud de nuestra mascota. 

¿Hay señales indicadoras para determinar si un perro ha consumido una pila de audífono? 

De acuerdo con el Centro Nacional de Envenenamiento de Animales: 

"Si el líquido de la batería ha sido ingerido, la lengua por lo general va a aparecer roja e irritada, o tendrán una apariencia gris blanquecina debido a la piel muerta. El perro generalmente babeará mucho y puede que vomite. Puede que esté tranquilo, o gemir y llorar por el dolor. Aunque muchos animales dejan de comer por el dolor en la boca, algunos perros siguen comiendo, pero masticando despacio y con cuidado. El perro puede parecer que tiene dificultad para tragar. Estos signos a menudo se retrasan y pueden no aparecer hasta las 12 horas ". 

¿Y qué ocurre con los gatos?

Atención, lo dicho anteriormente no solo es cosa de perros, a veces los gatos también los muerden, o juguetean con ellos y los arrastran por el suelo a lugares imposibles de encontrar.
"Creí que el audífono del abuelo era un nuevo juguete para mi. Estaba equivocado" 

0752. Reflexión: "No vivas sólo por tus hijos... Te lo suplico ¡no vivas sólo por tus hijos! No solo NO lo necesitan, eso les hace daño"


Reflexión...
Desconozco su autor


"No vivas sólo por tus hijos...
Te lo suplico ¡no vivas sólo por tus hijos!
No solo NO lo necesitan, eso les hace daño"

Cuando el niño se convierte en la razón de vivir de sus padres eso es demasiado para él. Es como si lo encerraran en una habitación en la que un día se acabará el aire; aunque al principio puede respirar, llegará el día que empiece a ahogarse. Ahogarse en medio de tanto “amor y cuidado“.

Por eso te suplico, no vivas sólo por tus hijos. Encuéntrale otro significado a la vida, encuentrale otro sentido al hecho de ser papá o mamá. Para que los niños y niñas que nazcan en nuestro planeta no se conviertan en deudores y víctimas de tu ”caridad" y cuidado.

Ama a tu cónyuge. Los niños crecerán y él o ella se quedará contigo. Puedes ser tú quien de ejemplo a los niños acerca de cómo llevar una vida de pareja saludable, para que ellos mismos quieran tener su propia familia, pero también puedes truncar el deseo de tu esposo o esposa si te metes demasiado en los problemas de tus hijos y te olvidas de él o ella.

Ámate. No te olvides de ti mismo cuando luches por la felicidad de tus hijos. No te niegues un vestido o una corbata (por ejemplo) por comprar un nuevo juguete, no cambies tu salón de belleza o tu hobbie por pagar un nuevo profesor particular; si tú no cuidas de ti mismo ¿qué le puedes dar a los demás? ¿qué ejemplo les darás? ¿qué amor?.

Búscale sentido a la vida más allá de lo material. Esta vida no es eterna y así es aunque no quieras pensar en ello. La espiritualidad, la religión, las oraciones (o cual sea tu manera de expresar tu vida espiritual) pueden ser una fuente de energía y deseos de vivir que te ayudarán a no apoyarlo todo sobre los hombros tus hijos.

No vivas sólo por tus hijos, te lo suplico. Cuando encuentro niños y adultos cuyos padres lo dieron todo y más por ellos, me duele mucho verlos a los ojos. En muchos de ellos veo mi propio dolor, veo tristezas, corazones rotos, almas vacías. Sus ojos gritan por ayuda, gritan de dolor, de desesperación y de culpa. Ellos, como todos los niños, quieren amar a sus padres, pero si lo hacen seguramente no sobrevivirían a sus cuidados.

Dales a tus hijos la oportunidad de vivir y respirar. Así podrán crecer y desarrollarse en el área que tengan destinada. Nuestro rol como padres es muy sencilla: regar a tiempo pero no ocultar del sol, proteger de las malezas; después el niño, tal como una flor, podrá crecer por su cuenta y mostrar lo mejor de sí.
Desconozco su autor