miércoles, 24 de agosto de 2016

0741. Audífonos y niños, ayuda a la adaptación


Audífonos y niños, ayuda a la adaptación
22 de Agosto 2016
http://centros.phonak.es/

Una vez un paciente es diagnosticado con pérdida auditiva y se le prescribe la utilización de audífonos para mejorar su calidad de vida se inicia un proceso largo en el que habrá que tomar diversas decisiones y adaptarse a la nueva vida con un audífono.

Pero si el proceso puede resultar complicado en las personas adultas, en los niños puede ser aún más difícil, puesto que según su edad pueden no llegar a comprender el por qué han de convivir a partir de ahora con un aparato electrónico en su oído. Por eso es necesario un importante apoyo por parte de sus padres o tutores.

Escoger el mejor audífono para nuestro hijo

Los primeros pasos a dar una vez somos conscientes de que nuestro hijo necesita un audífono es dejarnos aconsejar por profesionales especializados en niños. Ellos serán los que nos indiquen qué audífono se adapta mejor a las necesidades de nuestro hijo para mejorar su calidad de vida. Es importante saber escoger un audífono, pues éste influirá en la comunicación y socialización del niño, así como en su aprendizaje. Además de la opinión de los profesionales podemos conocer el funcionamiento y tipos de audífonos pediátricos en guías para padres, donde de manera sencilla se explican las distintas opciones.

Entre los diferentes aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar el audífono que acompañará a nuestro hijo el más importante es el grado de pérdida de audición que tiene y su tipo. Aquí es donde la opinión profesional es imprescindible.

Debemos buscar fabricantes que nos aporten seguridad y todas las garantías de calidad como es Phonak, ya lo comentamos en otro post, el precio nunca debe determinar nuestra elección, la calidad y seguridad han de estar por encima de todo.

Es también importante intentar ponernos en la piel del niño y escoger el audífono que más se adapte a sus gustos. Por ejemplo, los hay de colores, y a los niños suele gustarles algún color en concreto, siempre que haya posibilidad escoge uno de ese color, ayudará a generar menos rechazo.

La resistencia del audífono es otro de los factores a tener en cuenta, sobre todo cuando nuestro hijo es muy activo, realiza actividades deportivas en exterior… El audífono ha de ser resistente al agua, el sudor, el polvo, la humedad y los golpes, puesto que entre los juegos se llevará más de uno.

Las características técnicas como es la regulación del volumen, las opciones de programas pediátricos y la posibilidad de adaptar sistemas de comunicación inalámbrica habrá que consultarlas bien con los profesionales.

Ayudar a adaptarse al audífono

Ayudar a nuestro hijo a adaptarse al audífono y aceptar su pérdida auditiva no es fácil, ya lo sabemos, pero como todos los cambios que se van ocasionando en la vida de nuestros hijos con paciencia, cariño y una buena información se supera. Es importante que le demos la importancia que tiene, que eliminemos los posibles dramas que cause al niño y le motivemos a usar el audífono.

Es importante que expliquemos al niño qué le pasa y cómo se soluciona, en este caso usando un audífono. Ha de comprender las ventajas que tiene usar un audífono y olvidar las posibles trabas o complejos. Un audífono te ayuda a escuchar mejor y por tanto, te ayuda a vivir mejor.

Habrá que involucrar al niño, si tiene suficiente edad, en la compra del audífono, dejarlo opinar por ejemplo sobre el color. Elegir el audífono es algo natural y habrá que compartirlo. Una vez escogido llega el momento de adaptarse, no será fácil, pero con un pequeño esfuerzo resultará muy satisfactorio.

Debemos enseñar al niño las diferentes partes de las que se compone un audífono, hacer que comprenda su mecanismo y funcionamiento. Explicarle cómo entra el sonido y se amplifica para que escuchemos mejor. Entender qué es y cómo funciona hará que lo acepte mejor.

Antes de empezar a usar el audífono el audioprotesista lo ajustará a las necesidades auditivas del niño, siempre sobre los resultados de su estudio audiológico previo. Entonces será el momento de empezar a utilizarlo, durante el periodo de adaptación deberemos estar muy atentos al niño, ver qué le molesta, le sorprende o no le gusta, escucharlo e intentar remediar, en la medida de lo posible, sus problemas. Los audioprotesistas resolverán cualquier duda y ajustarán la ganancia en las distintas frecuencias, el volumen y lo que sea necesario hasta que el niño se sienta cómodo.

Si el niño es muy pequeño seremos los adultos quienes le pondremos y quitaremos el audífono, y si es mayor le enseñaremos a hacerlo, primero poniéndoselo nosotros y dejándolo que practique cómo hacerlo para que aprenda a hacerlos solo.

Debemos concienciarlo de que no se ha de quitar el audífono nunca, pero si aun así no da resultado y tu hijo se quita el audífono tendrás que utilizar un método de sujeción. Entre ellos podemos destacar los clips, el hilo de pescar o la cinta de doble cara. Consulta siempre al audioprotesista que te aconsejará sobe ello.

Recuerda: La paciencia y el cariño serán las mejores herramientas para ayudar a tu hijo a afrontar su nueva situación y adaptarse lo más rápido posible y no olvides consultar siempre a un audioprotesista. 

lunes, 15 de agosto de 2016

0740. Reflexión: Dedicado a padres con un niño con discapacidad



Dedicado a padres con un niño con discapacidad

Cuando cae la lluvia, lo hace para todos. Para los que quieren mojarse, para los que se refugian bajo un paraguas, incluso llueve para los que temen a la lluvia y no pueden cobijarse...

Cuando te comunican que tu hijo tiene una discapacidad, cuando alguien que no conoces es capaz de desmoronar tus ilusiones y tus esperanzas, cuando descubres que todos los sueños caen sobre tí como estrellas fugaces, cuando tomas conciencia de que al salir de esa habitación nada será como antes, empieza a caer un fina lluvia sobre tí.

Es una lluvia débil, casi imperceptible, pero que te cala hasta los huesos. Y como no quieres pensar en refugiarte, no abres tu paraguas. Ni te paras en un portal para esperar a que escampe. No quieres sentirte segura. No puedes pedir ayuda. En el fondo sólo pides en silencio que pare de llover.

Poco a poco la lluvia se hace más intensa. Te moja desde dentro hacia afuera. Y cierras los ojos. En medio de la calle. Y ves a la gente correr, abrir sus paraguas, o a algún niño saltando en los charcos. Pero tú estás ahí, parada, sin poder reaccionar.

Hasta que miras al cielo, y como si la vida te enviase un mensaje cifrado sólo para tí, aparece entre las nubes un tímido arco iris.

Y despiertas, y corres. Te refugias en una cafetería. Y trás una taza de café, tu lluvia cesa poco a poco. Y todavía con el cabello húmedo, escribes en un papel:

"Hola hijo mío.
Hoy me han dado la noticia. Puede que nunca puedas leer esto. Puede que nunca te vea manejar una bicicleta o un coche.
Durante un momento he tenido miedo, he sentido rabia, me he enfurecido con el mundo. Y contigo un poquito también. Porque te quiero tanto, que siento que a partir de ahora tengo que empezar de nuevo. Pero estoy aquí, secándome la lluvia que cayó sobre mi corazón, y dispuesta a salir a la calle y enfrentar mi nueva vida.
Soy tu madre, y tú, un trocito de mi alma, de mi cuerpo, de mi esencia. Jamás te abandonaré. Lucharé cada día para que la lluvia nos pida permiso antes de caer. Para regalarte el paraguas más precioso, más grande, más seguro, por si la lluvia no nos hace caso.
Y voy a enseñarte a saltar en los charcos, aunque sea con la mirada. Aunque no saltemos juntos, encontraremos la manera de sonreír a la tormenta más intensa.
Hoy me han dado la noticia. De que tengo una misión importante. Hoy he descubierto que la lluvia moja a todos por igual.
Y que si no puedes evitarla, hay que sonreír y bailar con los brazos abiertos. Mirando al cielo."

Yo, madre de un hijo con discapacidad, ya no temo a la lluvia...
Mi hijo me enseñó a imaginar cielos azules...
Desconozco su autor

viernes, 12 de agosto de 2016

0739. Descubren gen que sería responsable de causar la otosclerosis



Descubren gen que sería responsable de causar
la otosclerosis

http://www.info-acufeno.com/
09 de agosto de 2016

El descubrimiento de un nuevo gen podría suponer un enorme avance para encontrar un tratamiento para la otosclerosis. La otosclerosis es una enfermedad que causa pérdida de audición.

Un equipo de científicos del instituto del oído del Colegio Universitario de Londres, en el Reino Unidos, ha descubierto que una alteración en el gen SERPINF1 podría ser la causa de la otosclerosis. La otosclerosis es una afección hereditaria del oído medio que afecta a 1 persona de cada 200 y que produce una pérdida de audición conductiva.

"Desde hace tiempo sabemos que la otosclerosis puede ser hereditaria. Haber descubierto el primer gen de la otosclerosis es realmente importante porque nos revela el proceso biológico involucrado en el desarrollo de esta enfermedad”, explica la Dra. Sally Dawson, investigadora jefe del Colegio Universitario de Londres.

La otosclerosis consiste en un crecimiento anormal de los huesos del oído medio, este crecimiento impide que el estribo pueda vibrar con normalidad en respuesta a las ondas sonoras. Entre los síntomas pueden aparecer mareos, problemas de equilibrio (vértigo), pérdida de audición y tinnitus. La otosclerosis suele ser hereditaria.

Por lo general, si no se trata, la pérdida de audición empeora de forma progresiva. Las personas con otosclerosis suelen comenzar a perder audición a los 20 ó 30 años, y cuando alcanzan la mediana edad se produce una sordera total.

Tratamiento de la otosclerosis

Generalmente los audífonos sirven para aliviar los síntomas de las personas que padecen otosclerosis. No obstante, como la otosclerosis es progresiva, cada vez se necesitarán audífonos con más potencia. Asimismo, se puede realizar una operación quirúrgica para extirpar los huesos del oído medio y sustituirlos por prótesis. El estudio fue publicado por Oxford University Press.
Fuente: hear-it.org, www.ncbi.nlm.nih.gov, imagen de fotolia

Artículo: http://www.info-acufeno.com/

jueves, 11 de agosto de 2016

0738. Todo lo que debes saber sobre las PILAS de nuestras prótesis auditivas o audífonos


Ayude a asegurar el desempeño confiable de sus audífonos usando PILAS de calidad
http://www.starkey.com.co/

Sus audífonos necesitan un suministro estable de potencia de una pila para audífonos de calidad con el fin de funcionar efectivamente. Incluso los cambios sutiles en la salida de la pila puede determinar la diferencia entre en excelente desempeño y poco volumen o control de ruido.

¿Cuánto duran las pilas de los audífonos normalmente?

Una pila de audífono estándar dura de 3 a 22 días, dependiendo del tipo de audífono, el tipo y la capacidad de la pila, y de la cantidad de tiempo que utilice el audífono.

¿Cómo se si debo cambiar las pilas?

-Cambie sus pilas si el sonido se vuelve distorcionado o si debe subir el volumen mas de lo normal.

-Agunos audífonos también emitirán un pequeño pitido cuando la pila este baja. Asegúrese de cambiar las pilas de inmediato cuando escuche la alarma. 

-Las pilas de los audífonos normalmente pierden la potencia repentinamente, así que es buena idea cargar con usted pilas extra todo el tiempo.

-Para prevenir que sus pilas de respaldo se descarguen, manténgalas separadas de monedas, llaves u otros objetos metálicos.

¿Qué pasa con el sello en las pilas del audífono?

Siempre compre paquetes de pilas que no están abiertos. Asegúrese de que el sello de una pila nueva no esté roto. Una pila de audífono se comienza a descargar tan pronto como el sello protector se remueve.

¿Hay maneras de minimizar el consumo de la pila?

-Después de retirar la etiqueta de la pila, permita que repose de 3 a 5 minutos antes de insertarla en su audífono. Este tiempo de “activación” le permite al aire tener contacto con los materiales que están dentro de la pila y activarlos. 

-Cuando no esté utilizando su audífono, apaguelo o abra el portapila para minimizar el drenaje de la pila.
-Si no va a usar el audífono por un periodo largo, remueva la pila completamente. 

-Evite guardalas en temperaturas extremas para evitar el drenaje de la potencia de la pila y reducir la vida útil de la pila.

¿Qué consejos son buenos para poder cuidar bien las pilas?

-Guarde las pilas de los audífonos a una temperatura ambiente normal. 

-No las refrigere. 

-Lave bien sus manos antes de cambiar las pilas. La grasa y la suciedad en las pilas pueden dañar el audífono. 

-Deje el compartimento de la pila de su dispositivo auditivo abierto en la noche para que la humedad pueda salir, al hacer esto, evitará que la pila corroa o dañe el audífono. 

-Remueva las pilas muertas de inmediato. Una pila completamente descargada puede que crezca y sea difícil removerla.


  !PONTE LAS  PILAS CON EL AMBIENTE!
Una vez que las pilas ya no funcionen, puedes ir acumulándolas en un frasco o botella con tapa, hasta que puedas llevarlas a los contenedores dedicados únicamente para baterías o pilas usadas; generalmente ubicados en Tiendas de Cadena o sitios estratégicos de tu ciudad.

jueves, 28 de julio de 2016

0737. Artículo 1: Beneficios de la implantación coclear bilateral - Artículo 2: Implante Coclear bilateral



Artículo 1
Beneficios de la implantación coclear bilateral

Para poder experimentar los sonidos cotidianos en estéreo tenemos que poder oír por ambos oídos. Para los candidatos a un implante coclear y para los pacientes implantados, la implantación bilateral (un implante coclear en cada oído) es la solución ideal para conseguir una experiencia auditiva completa. 

La diferencia bilateral 

Cuando solo funciona bien un oído, puede ser difícil oír los sonidos de su alrededor. Esto se debe a que su cabeza actúa como una barrera para el sonido que procede de diferentes direcciones. Los implantes cocleares bilaterales le ayudan a conseguir audición en 360 grados, tal como ha previsto la naturaleza.



Audición unilateral

Cuando se escucha el sonido por un solo oído, al cerebro le cuesta trabajo procesar la distancia y la dirección del mismo. Ello dificulta localizar la fuente de muchos sonidos o centrarse en una sola voz de entre una multitud.



Audición bilateral

La capacidad de oír sonido por ambos oídos produce el efecto de oír en estéreo. Esto le permite seleccionar el habla suave o distante, separar una voz concreta del ruido de fondo y determinar de qué dirección procede el sonido.

Implantación temprana y tecnologías futuras 

La estimulación del segundo oído ayuda a construir en el cerebro las redes neurales críticas necesarias para poder oír. Si el oído no se estimula con una prótesis auditiva ni un implante coclear, no pueden desarrollarse estas redes críticas, lo que puede influir en la capacidad del paciente para acceder a futuras tecnologías. 

La aplicación de tecnologías auditivas futuras es desconocida y el momento en que estarán disponibles, incierto. Mientras tanto, el diseño de implantes y las técnicas quirúrgicas se planifican para dejar intactas las células ciliadas, de forma que los pacientes puedan acceder a tecnologías futuras si llegan a estar disponibles. 

Beneficios de la implantación bilateral 

Mayor conexión 

Oír con ambos oídos puede mejorar la comprensión del habla en situaciones ruidosas tales como el trabajo, la clase o un restaurante concurrido. Los pacientes implantados bilaterales comentan también que el volumen y el tono suenan mejor con dos implantes que con uno. 

Más seguridad 

La capacidad de oír por ambos oídos nos permite percibir con mayor precisión de dónde proceden los sonidos. Esto nos hace sentir más confiados y seguros en las situaciones cotidianas como, p. ej., al cruzar la calle. 

Mayor equilibrio y relajación 

Los implantes bilaterales pueden proporcionar una percepción del sonido más equilibrada, lo que facilita oír los sonidos cotidianos, incluida la música, sin el esfuerzo constante que implica la hipoacusia. 

Artículo original:  
http://www.cochlear.com/

Foto original de la señora Macarena Portela, quien comenta: 
"Placa de la cabecita de mi hijo Federico con sus implantes"

Artículo 2
Implante Coclear bilateral

Introducción 

Los pacientes que tienen una audición bilateral normal se apoyan en el beneficio de comprender mejor en situaciones de ruido y poder discernir sobre la localización del sonido. Otra de las grandes ventajas de la audición biaural es que reduce el estrés en que incurren aquellos pacientes que deben confiar solamente en un oído o en un oído con pérdida auditiva. La audición biaural ofrece una percepción de los sonidos y de la palabra más natural y balanceada.

Cuando existe la audición en un solo oído hay muchas situaciones desafiantes que pueden hacer sentir frustrado a un individuo.

Así como se busca la audición biaural en aquellos que deben utilizar audífonos por las razones antes mencionadas, el implante coclear bilateral posee las mismas ventajas, mejorando por sobre todo, la calidad de vida de los usuarios.

En el mundo, hay miles de pacientes que poseen un implante coclear bilateral, obteniendo los beneficios antes comentados.

El implante coclear en un solo oído hace posible que niños con hipoacusias profundas puedan poseer un oído similar al de otros con hipoacusia moderada.

Sin embargo, la hipoacusia profunda, persiste del lado no implantado.

Esto tiene potenciales consecuencias ya que, dificulta la audición y comunicación especialmente en determinadas situaciones, como puede llegar a serlo de manera significativa en las aulas.

Diversos estudios internacionales publicados, demuestran que niños implantados bilateralmente mejoran notablemente la percepción de la palabra en ambientes ruidosos, en menos de tres meses de recibido el segundo implante.

Asimismo, estos niños pueden determinar la localización de los sonidos y separar la palabra del ruido de fondo, mejor que aquellos implantados unilateralmente.

Un ejemplo de este importante beneficio, se da cuando el niño debe oír y atender al maestro en un ambiente ruidoso, al haber otros niños que hablan en la misma aula.

Los mismos beneficios, se obtienen en pacientes adultos con implante coclear bilateral.

Tanto en niños como en adultos tenemos la seguridad de que con el implante coclear bilateral, el oído que posee mejor rendimiento se está utilizando, cosa muy difícil de determinar en el preoperatorio.

Los mejores y más rápidos resultados en los niños se obtienen cuando el segundo implante es realizado antes de los ocho años de edad. 

Audición biaural 

Beneficios objetivos y subjetivos 

A pesar de los probados beneficios del implante coclear, éste no es aun capaz de proveer al usuario una audición normal.

El individuo con un implante coclear no puede oír con la misma sensibilidad o tener la misma percepción del habla, en los diferentes ambientes, que una persona con audición normal.

Las causas por las cuales, la audición con un implante coclear no es normal, son tan complejas como lo es la fisiología y la física del sistema auditivo normal de un ser humano: 

1- Limitación de los actuales equipos de expresar todos los diferentes aspectos de la señal acústica a la cóclea.

2- Limitación del sistema nervioso central en recibir todas las características del código de señales eléctricas que recibe.

3- Otra característica de la audición normal que no puede experimentar el usuario de un implante coclear es que la audición normal es en estéreo y biaural. 

Cantidad importante de funciones del sistema auditivo, determinado para oír los sonidos, radica en el hecho de tener dos oídos desde los cuales el cerebro puede escoger diferentes partes de las señales acústicas y fusionar a ambas. 

La cuestión sería cuanto mejor podrían oír, los portadores de un implante coclear, si tuvieran un equipo en cada oído.

Potencialmente, los niños podrían recibir mucho mayor beneficio por el hecho de que tener un implante coclear bilateral durante el temprano período de formación y maduración del sistema auditivo.

Un niño con un implante coclear puede ser cotejado con otro niño que presente una pérdida unilateral sensorio neural severa a profunda, éstos niños a pesar de tener una audición normal en un oído, están expuestos a importantes problemas de educación y comunicación debido a la falta de mecanismos de audición biaural, así ellos tienen un impedimento en la localización de los sonidos y una gran dificultad de la comprensión de la palabra en las diferentes condiciones de escucha, con el agravante de que el niño con un implante coclear no tiene una audición absolutamente normal. 

Bess y colaboradores demostraron que en las situaciones de escucha más adversas, cuando hay una importante cantidad de ruido de fondo, la dificultad para reconocer la palabra se incrementa a tal punto que los niños con una audición monoaural tienen problemas en el desarrollo del programa escolar.

Es conocido que el “efecto sombra” del cráneo hace que un sonido que sea emitido en el lado no oyente llegue al oído contralateral con una disminución de 10 a 20dB que en su origen. 

Si la palabra humana está emitida a un nivel de 50dB y el implante coclear da niveles de audición en un promedio de 25 a 30dB, se verá que por el efecto sombra del cráneo, cuando el sonido viene del lado contralateral al implante el paciente tendrá serias dificultades de percepción y comprensión. 

El implante coclear bilateral brinda la posibilidad de audición biaural separando las señales que llegan al cerebro desde cada cóclea; la audición biaural permite percibir los distintos ritmos y amplitud de cada oído, además de reconocer y rescatar los sonidos involucrados en un medio ruidoso.

Otra ventaja es la sumación biaural que se produce en estos casos y que facilita al individuo a percibir los sonidos con mayor sonoridad al oírlo por ambos oídos, en lugar de hacerlo por uno solamente.

A su vez implantando ambos oídos habremos logrado “capturar” el mejor oído. 

Es bien sabido que en muchos casos no se cuenta con el criterio de selección exacto del mejor oído para ser operado. Operando ambos oídos, tendremos la certeza de que el mejor también fue incluido.

Todo paciente que pierde súbitamente la audición de un lado manifiesta una dramática pérdida de la comprensión de la palabra en presencia de ruido de fondo, como así mismo, del mensaje desde el lado del oído perdido.

Los adultos implantados bilateralmente manifiestan una gran disconformidad y limitación, cuando por alguna razón especial deben usar un solo equipo.

Si las aferencias de audición biaural no están presentes en la temprana edad de la niñez, la plasticidad neuronal se pierde y el período crítico de desarrollo de la vida, acotado en el tiempo, hace que pueda volverse imposible si se realiza a una edad más avanzada.

Gengel estableció que niños con pérdida moderada de la audición necesitaban que la palabra tuviese entre 20 y 30dB más sonoridad que cualquier ruido de fondo (relación señal/ruido= + 20-30dB) para tener óptimo entendimiento. Por eso, señala que es fácilmente comprensible porqué el 48% de éstos niños tienen dificultades académicas que pueden llegar a hacerles repetir el grado o requerir una enseñanza complementaria, especialmente cuando se trata de asistencia a colegios con clases numerosas con mucho ruido ambiental. 

(...) El implante coclear bilateral mejora ostensiblemente el rendimiento escolar, acelera el desarrollo del lenguaje y reduce el tiempo de rehabilitación.(...) 

Los implantes pueden ser hechos simultáneos ó secuenciales, en éste último caso; están descriptos con una diferencia de tiempo de quince días hasta quince años.

Adultos con un comienzo de la sordera en la postadolescencia con historia de uso eficaz de audífonos en ambos oídos obtienen un muy buen beneficio con la audición biaural, mejora la percepción en el ruido, tienen sumación biaural, decrece el efecto sombra del cráneo, tienen una magnífica habilidad para localizar el sonido y tiene capturado el oído con mejor performance.

Adultos con un comienzo perilingual de la pérdida auditiva o muchos años de privación de audición obtienen resultados objetivos más limitados.

La audición en el ruido se beneficia moderadamente y la destreza para la localización del sonido es pobre hasta un año después del implante biaural. Sin embargo desde el punto de vista subjetivo, ellos prefieren el uso de los dos equipos.

Niños con implante simultáneo bilateral desde 12 a 36 meses de edad pueden ser hechos sin riesgos y pueden lograr el uso simultáneo de ambos equipos sin ninguna dificultad.

Niños que reciben su primer implante antes de los 3 años de vida y que se agrega un segundo implante contralateral obtendrán un beneficio biaural inversamente relacionado a la edad de la colocación del segundo implante, es decir, cuanto más pequeño mejor será el resultado.

Niños que tienen un implante exitoso pero más de 8 años de edad, si se realiza un segundo implante, tienen un aumento de la dificultad para adecuarse a éste último y toma mucho más tiempo lograr aun pequeñas ganancias. El uso de audífonos en el segundo oído antes del implante puede dar un efecto positivo.

El uso de audífonos debe ser firmemente recomendado en todos los pacientes con audición residual en el lado opuesto después del primer implante.

La integración biaural y el beneficio puede suceder con distintas marcas de implantes y aun con distintas estrategias de procesamiento en el oído opuesto. 

Implante simultáneo bilateral o secuencial 

Niños de 12 a 36 meses de edad con sordera bilateral profunda, neurológicamente normal también son excelentes candidatos.

Adultos sordos postlinguales profundos bilateral de menos de 10 a 15 años de privación de la audición son excelentes candidatos.

Secuencial en niños con buen resultado con el implante unilateral, poca ayuda con audífono en el lado opuesto, pueden beneficiarse si el segundo implante es colocado antes de los 12 años. Con mas de 12 años los progresos son lentos a menos que hubiese continuado usando un audífono en el segundo oído con muy buen resultado previo al implante. Implante bilateral secuencial en adultos con moderado a excelente rendimiento del implante, con poca ventaja con el uso de audífono del lado opuesto, pueden tener buen resultado con el segundo implante.

Importancia de la audición bilateral

En presencia de hipoacusia severa o profunda bilateral es posible lograr una audición lo mas próxima a la normal, estimulando ambos oídos, procurando audición bilateral, mediante audífonos e implante coclear o con el implante coclear bilateral.

Con el implante coclear en un oído, se pasa de tener hipoacusia profunda a una hipoacusia leve del lado implantado, lo que significa un beneficio extraordinario tanto para las sorderas pre como post linguales. Pero estamos lejos de la audición normal porque se considera que teniendo hipoacusia leve en un oído y hipoacusia profunda en el otro, se sigue sufriendo de discapacidad auditiva que se nota poco hablándole de cerca y en un ambiente silencioso, pero que significa una limitación importante cuando hay que oír a alguien distante a tres metros o en un ambiente relativamente ruidoso como es un aula u oficina.

Esto lo explica claramente quien a perdido súbitamente un oído y consulta en busca de solución.

Cuando en el oído no implantado la hipoacusia es severa (no llega a profunda)generalmente se ayuda mucho con el audífono porque obtiene audición bilateral bimodal (con modo de estimulación eléctrica- implante coclear y acústica con audífono en el otro oído). La información proveniente de cada lado se fusiona y procesa completamente en el cerebro. En caso que el otro oído tenga hipoacusia profunda con mínimo rendimiento del audífono, se debe realizar el implante coclear bilateral. De esta manera se acelera y perfecciona el desarrollo del lenguaje por recibir el mensaje con más claridad y precisión y por estimulación simultanea de ambas áreas auditivas de la corteza cerebral. Factores estos que permiten una superior performance escolar y en la vida de relación.

Los niños que obtienen un buen resultado con audífono en un oído y pobre o nulo en el otro, logran desarrollar lenguaje y comprensión con la ayuda de la lectura labial pero escasa o nula performance cuando no disponen de ella, con imposibilidad de entender cuando se les habla desde la espalda u otra habitación.

Estos niños que tienen la vía auditiva y los centros cerebrales estimulados y desarrollados por el uso del audífono obtienen un rápido e importante beneficio con el implante coclear en el oído con sordera profunda. De esta manera obtienen los beneficios de la audición bilateral bimodal.

Constituye una proeza lograr desarrollar el habla oyendo con un solo oído implantado al año, dos, tres o mas y alcanzar las habilidades del habla y del lenguaje de quienes nacieron con audición normal y compartir el mundo oyente así como integrarse a colegios comunes. Con la audición bilateral, los ayudamos enormemente a realizar esa proeza. 

Artículo original: 
http://www.cic-diamante.com.ar/

domingo, 24 de julio de 2016

0736. Rehabilitación del implante coclear


Rehabilitación del implante coclear

"La finalidad de la rehabilitación es la de conseguir que la persona saque el máximo provecho de su implante coclear. Por ello, ha de familiarizarse con él y aprender a utilizar este dispositivo que le llevará a una mejor comunicación con el entorno".

El implante coclear es un dispositivo electrónico que sustituye las funciones del oído interno dañado, transformando las señales acústicas que recibe, en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo, y restablece un flujo de información auditiva que llega al cerebro y requiere rehabilitación.

Estas señales eléctricas son procesadas por los diferentes componentes de los que consta el implante coclear:

Los componentes internos se implantan quirúrgicamente y son los siguientes; una placa receptora-estimuladora y unos electrodos que se introducen en la cóclea (oído interno).

Los componentes externos son el micrófono, el transmisor y el procesador.

¿Cómo funciona un implante coclear?

El micrófono capta el sonido y lo envía a través del cable al procesador. Éste selecciona y codifica los sonidos útiles trasladando la información al transmisor que envía al receptor (parte interna) y estimula los electrodos que se encuentran dentro de la cóclea que, a su vez, estimularán las fibras nerviosas que llevan la información a la corteza cerebral.

Programación

Posterior a la cirugía y cuando la cicatrización es completa, aproximadamente a las cuatro semanas, se realiza la adaptación de los componentes externos. El procesador de sonido necesita una adaptación para cada individuo. A este proceso se le llama programación o mapa de sonidos, en el cual y por medio de un programa informático se van analizando los umbrales mínimos de estimulación y máximos de tolerancia en cada una de las frecuencias fijándolas a continuación dentro de esos límites. El mapa que se realiza no es definitivo, puede cambiar y mejorar con el uso del implante por lo que son necesarias revisiones posteriores para ajustar y obtener el mejor rendimiento auditivo.

Rehabilitación del implante coclear

Los resultados que se van a alcanzar dependerán de cada persona en particular, pero es muy importante la colaboración del paciente, la familia, el centro escolar (si está en edad escolar) y personas de su entorno…

Se trabajará la atención auditiva y dentro de este apartado las cinco fases siguientes:

Detección. Emitir una respuesta ante un estímulo.

Discriminación. Presentar dos sonidos, al principio muy contrastados, y se debe responder si son iguales o diferentes. Poco a poco se van disminuyendo las diferencias entre estímulos. Se realizarán ejercicios donde se trabajen las cualidades del sonido (duración, intensidad…)

Identificación. Acertar cuál es el sonido que se presenta entre varios de una lista cerrada. Comenzamos con dos sonidos trabajados anteriormente e iremos ampliando esa lista.

Reconocimiento. Repetir una palabra o frase en una lista abierta de estímulos. Las palabras o frases presentadas serán trabajadas anteriormente.

Comprensión. Entender una conversación, obteniendo respuestas interactivas. Se prepararán diálogos sobre temas de interés.

Orientaciones a las familias


La familia juega un papel muy importante en la rehabilitación del implante coclear, ya que a través de ella se irán generalizando los aprendizajes que nosotros, como profesionales, iniciemos, con acciones tales como:

Reforzar los intentos espontáneos de comunicación.

Cantarle con frecuencia. La repetición de canciones con un ritmo repetitivo ayudan a establecer las bases del ritmo en el lenguaje.

Durante la sesión de trabajo que realizamos con el niño, la mayor parte de los sonidos que utilizamos provienen de casetes, de cd-rom,.. y por tanto no son muy naturales. En casa se deben enseñar los distintos sonidos: aprovechar los electrodomésticos comunes (la lavadora, batidora,.), el timbre de la puerta, el teléfono, la televisión, etc...

También al salir de paseo o cuando desde casa se escuche algún sonido externo, se le debe indicar diciéndole siempre de donde procede y de esta forma se irá creando una memoria auditiva y les motivaremos a estar atentos y a que ellos mismos sean capaces de detectar e identificar cualquier sonido.

El nivel de ruido de fondo es importante, sobre todo en los primeros momentos. Debemos tener este aspecto en cuenta y buscar momentos en los que podamos dialogar con el niño sin que nos molesten otros ruidos o sonidos: controlar la televisión, los sonidos de la calle, etc…

Aunque insistimos en que los primeros años de vida son los mejores de cara a los aprendizajes y que tenemos que aprovechar al máximo, hemos de entender que los niños con implante coclear, son niños y que necesitan jugar, divertirse y relacionarse como los demás y no obsesionarnos con el tiempo queriendo ofrecer siempre actividades “educativas”.

La finalidad de la rehabilitación es la de conseguir que la persona saque el máximo provecho de su implante coclear. Por ello, ha de familiarizarse con él y aprender a utilizar este dispositivo que le llevará a una mejor comunicación con el entorno.


Artículo: http://funcasor.org/rehabilitacion-del-implante-coclear/

sábado, 23 de julio de 2016

0735. El Ciclo del Amor y el Duelo en los Padres de Niños con Necesidades Especiales - PDF escrito por: Mary Beth Goring, M.A., MFT


El Ciclo del Amor y el Duelo en los Padres de Niños
con Necesidades Especiales
PDF escrito por: Mary Beth Goring, M.A., MFT

Mary Beth Goring, M.A., MFT ha trabajado con padres de niños con pérdida auditiva y otras discapacidades por la mayor parte de su carrera. 
Ella desempeña su labor profesional en John Tracy Clinic en Los Ángeles, California, y se inspira a diario con las historias de valor y perseverancia compartidas por los padres.

Si deseas leer este importante documento, da clic aqui...
http://www.t-oigo.com/

martes, 19 de julio de 2016

0734. Parte I ¿Cómo trato mi discapacidad en una entrevista de trabajo? - Parte II ¿Indico en mi currículo que tengo discapacidad?

Discapacidad en una entrevista de trabajo

Parte I
¿Cómo trato mi discapacidad en una 
entrevista de trabajo?
Publicado el 1 de julio, 2016
por: Irene Gil
http://fundacionadecco.org/blog/

Cuando buscamos empleo y tenemos discapacidad, es frecuente que nos surjan muchas dudas a la hora de abordar la tarea: ¿lo indico en el currículo? ¿saco el tema en la entrevista? ¿cómo lo explico?

Para dar respuesta a estas preguntas, los consultores de la Fundación Adecco, expertos en intermediación laboral, nos han dejado una serie de recomendaciones que os resumimos en este artículo y que, esperamos, os resulten de utilidad.

Antes de la entrevista

En primer lugar, ¿indico en mi currículo que tengo certificado de discapacidad? Según David Soler, consultor de la Fundación Adecco en Girona: “de entrada, es mejor no hacerlo, pues nos etiquetamos a nosotros mismos. Corremos el riesgo de crear dudas al entrevistador (que no suele ser un experto en la materia) sobre nuestra idoneidad para el puesto de trabajo, aunque nosotros sepamos que estamos plenamente capacitados. La única excepción sería si nos presentamos a una oferta en la que solicitan el certificado, en cuyo caso lo indicaríamos, pero sin entrar en detalles de tipo o grado, que podrían generar dudas sobre el diagnóstico y el grado de afectación para el puesto”. o.

Pero si existen bonificaciones a la contratación: ¿no sería una buena idea indicarlo siempre? A este respecto, Soler destaca que: “muchos demandantes de empleo piensan que las bonificaciones les abrirán la puerta del empleo, pero esto no siempre es así. En términos de empresa, cuando un reclutador busca un trabajador no se fija tanto en las ventajas fiscales sino en las competencias profesionales, con lo que la duda de si podrá desempeñar bien el trabajo pesará más que la bonificación que la empresa pueda tener”.

En ello coincide Arkaitz Martiartu, consultor de la Fundación Adecco en País Vasco, aunque apostilla que: “sí que hemos de reflejar que disponemos del certificado de discapacidad en los portales de empleo donde tengan esta opción habilitada, pues lo contrario podría ser motivo de descarte en algunas ofertas”.

Por último, Laura García Cebrián, consultora de Aragón, recomienda: “tener 2 modelos de currículo: uno en el que lo indiquemos y otro no. Por norma, moveremos el segundo, pero enviaremos el primero en aquellas ofertas que lo soliciten o tengamos constancia de que lo valoran en sus políticas de Recursos Humanos”.
 
Durante la entrevista

Una vez hemos pasado el filtro y nos llaman para una entrevista, ¿qué hacer? ¿hablar de que tengo una discapacidad con total naturalidad u obviarlo? Estefanía Fernández, consultora de la Fundación Adecco en Navarra destaca que: “en la primera entrevista es mejor no sacar el tema, a no ser que sepan que tenemos una discapacidad porque ésta es muy visible o porque lo demandan en la oferta. En estos dos últimos casos, es muy importante informar bien sobre nuestra discapacidad, sin dar por hecho que el entrevistador sabe en qué consiste la misma y qué implicaciones tiene para el puesto. En este punto es muy importante mostrar seguridad y hablar sin tabús ni miedos sobre nuestra discapacidad, sentirla como algo que suma y no que resta. Si creamos dudas, misterio o inseguridades al respecto, se las transmitiremos al entrevistador, haciéndole pensar que es un problema”- recalca Fernández.

Fátima López y Cristina Pérez, consultoras de la Fundación Adecco en Madrid, añaden que: “es importante aclarar bien las inquietudes que pueda tener nuestro entrevistador, con el fin de no perder una oportunidad de empleo porque él supuso que no éramos capaces de realizar el trabajo o nosotros no supimos explicarle que nuestra discapacidad no era impedimento para el mismo. Es importante que “eduquemos” en discapacidad a las personas que nos entrevistan, porque no suelen ser expertos y pueden hacerse una idea equivocada. En este sentido, no hemos de tener miedo a preguntar al entrevistador si le quedan dudas al respecto, utilizando fórmulas como: “en ocasiones las empresas tienen preocupaciones a la hora de contratar a una persona con discapacidad. ¿Tiene usted dudas sobre mi discapacidad? Estaré encantado de responderlas“. De este modo nos verán decididos y seguros de nosotros mismos”.

Algunos argumentos/técnicas para demostrar que nuestra discapacidad no es obstáculo, pueden ser los siguientes: 

-Convertir nuestras aparentes debilidades en fortalezas. El hecho de tener una discapacidad me ha hecho desarrollar muchas competencias como la superación, la capacidad de adaptación o aprendizaje, imaginación, creatividad, motivación, etc. Cada persona tiene que buscar las suyas. A este respecto, Marta Ortega, consultora de la Fundación Adecco en Sevilla recomienda transmitir seguridad con argumentos como el siguiente: “soy muy conocedor de mi discapacidad y por ello sé qué puestos puedo desempeñar y cuáles no. Si me presento a esta oferta es porque estoy seguro de que puedo realizar las funciones, como cualquier otro compañero”. 

-Poner ejemplos reales de antiguos trabajos que hemos desempeñado o de situaciones del día a día en las que nos hemos desenvuelto bien sin que la discapacidad nos haya afectado. Algunos ejemplos: “me desplazo en una silla de ruedas pero dispongo de coche adaptado y el desplazamiento no supone para mí ningún problema. Ya lo he hecho otras veces”. “Suele pensarse que las personas sordas no podemos leer ni escribir pero yo puedo hacerlo como cualquier persona con estudios básicos. Además, tengo especial habilidad leyendo los labios y puedo comunicarme sin problemas”.

Dicho esto, Estefanía Fernández recomienda que: “la discapacidad no se convierta en el tema central de las entrevistas para que vean a la persona más allá del certificado. Hemos de aprovechar el tema para vendernos y hablar más sobre nuestro perfil: experiencia, formación, idiomas y todo lo que aporte valor a nuestra candidatura”.

Recapitulando, una vez sale el tema de la discapacidad, estas son las recomendaciones básicas para abordarlo en una entrevista: 

-Hablar de la misma con naturalidad y de forma positiva.
 

-Resolver todas las dudas del entrevistador, de cara a desterrar prejuicios y estereotipos que dan lugar a ideas equivocadas.

-Desmitificar la discapacidad, educando al empleador y mitigando sus miedos. 


-Resaltar nuestra capacidad por encima de nuestras limitaciones. 


-Poner ejemplos reales de trabajos anteriores y de otras situaciones de la vida en la que nos hemos desenvuelto bien sin que la discapacidad sea un obstáculo. 


-No convertir la discapacidad en el tema central de la entrevista y poner el foco en los valores y competencias que nos convierten en idóneos para el puesto.


Parte II
¿Indico en mi currículo que tengo discapacidad? 
Publicado el 12 de julio, 2016
Por: David Soler
Consultor de la Fundación Adecco en Girona

¿Las bonificaciones me abrirán la puerta?

Una de las dudas más frecuentes cuando buscamos empleo y disponemos de certificado de discapacidad, es si debemos indicarlo en nuestro currículo. Sabemos que las empresas obtienen bonificaciones por la contratación de personas con discapacidad y nos resulta tentador reflejarlo en el CV. Pero ¡ojo!: no siempre es un acierto.

Las bonificaciones pueden abrir la puerta cuando la empresa está buscando especialmente un candidato con discapacidad o si está muy implicada a nivel social, pero hay que ponernos en su cabeza y, en términos generales, una empresa piensa en términos de negocio: busca una persona que cubra una necesidad en el menor tiempo posible y, en ocasiones, la palabra discapacidad puede generar dudas y/o reticencias. En la mayor parte de los casos por desconocimiento, falta de experiencias previas e incluso inquietudes burocráticas: ¿condicionará su discapacidad al tipo de contrato que le pueda hacer? ¿me obligará a hacer mucho papeleo?

Además, si decidimos ponerlo: ¿cómo lo ponemos? ¿indicamos el porcentaje, el diagnóstico? ¿explicamos cómo afecta la discapacidad en mi desempeño? En el mejor de los casos, indicando que disponemos de certificado de discapacidad, podemos crear dudas al reclutador sobre nuestra idoneidad para el puesto de trabajo. Pensemos que el seleccionador no suele ser un experto en el tema y no podrá valorar si nuestra discapacidad afecta al desempeño del puesto de trabajo, aunque nosotros sepamos que estamos plenamente capacitados para el mismo. Es decir, si indicamos que disponemos de un 43% de discapacidad física, seguramente al reclutador le surjan dudas: “¿qué significa eso? ¿tendrá dificultades para el puesto? ¿necesitará costosas adaptaciones?”

Tenemos que empatizar con la persona que va a tener nuestro currículo en la mano. Si nos ponemos en la piel del otro (RRHH, jefe/a de sección o gerencia), nos daremos cuenta de que leer en un CV que alguien tiene discapacidad no aporta una información de valor añadido, ¡haz la prueba! Tengamos en cuenta que el CV, una vez lo hemos entregado, no dice ni más ni menos de lo que hayamos puesto. Muy diferente es la entrevista personal, en la que podemos argumentar, poner ejemplos, dar explicaciones y responder a preguntas. El CV dice lo que hay escrito y calla, por lo que no podemos poner nada que genere dudas en el entrevistador.

Además, no olvidemos que indicar que tenemos discapacidad nos pone una etiqueta. ¡Es como si pusiéramos nuestra estatura o nuestro color de pelo! La discapacidad es una característica más de la persona y el primer paso para normalizarla es no destacarla como algo sobrenatural.
 
En resumen: indicarlo, ¿sí o no?
 

Por todo ello, desde la Fundación Adecco recomendamos NO indicar que tenemos certificado de discapacidad en el currículo. La única excepción sería si nos presentamos a una oferta en la que solicitan el certificado, en cuyo caso sólo pondríamos que lo tenemos, sin entrar en detalles como el grado o el tipo de discapacidad.

¿Y si nuestra discapacidad es visible a simple vista? ¿sacamos el tema en la entrevista de trabajo? Sí, con toda la naturalidad. Tenemos que empezar por vencer nosotros mismos nuestras barreras y preguntar al entrevistador directamente si tiene dudas sobre nuestra discapacidad, para, después, explicarle que ésta no es obstáculo para el puesto. Mejor con ejemplos prácticos, proporcionando los argumentos necesarios para que el entrevistador se convenza de que podremos desarrollar el trabajo perfectamente o con una mínima adaptación.

Si nuestra discapacidad no se aprecia a simple vista, hay que apostar por una premisa lógica: si cuando nos cuentan el trabajo vemos que lo podremos hacer sin ninguna adaptación, ¿para que le vamos a contar algo que no nos afecta para el puesto y que podría causar dudas en el entrevistador?

La clave, tanto en el CV como en la entrevista, es que la persona que haga la selección quede convencida de que somos un candidato/a apto para el puesto.