domingo, 4 de septiembre de 2011

0010. La Estapedectomía


¿Que es la Estapedectomía?


La Estapedectomía es un procedimiento quirúrgico que se efectúa para restituir la movilidad de huesos en el oído medio que conducen el sonido hacia el oído interno. Los tres huesos del oído medio son el Martillo, el Yunque y el Estribo. La Estapedectomía elimina en su totalidad o parcialmente el estribo y lo reemplaza por una prótesis de metal o de plástico.


La Estapedectomía se usa para tratar otosclerosis, una enfermedad del oído medio en la cual se forma nuevo tejido óseo, lo que evita la vibración normal del estribo para conducir el sonido. Este padecimiento ocurre en adultos de 30 a 50 años de edad, en varones dos veces más a menudo que en mujeres, y por lo general en los que no han tenido infección del oído medio (otitis media). En adultos jóvenes, la otosclerosis es la principal causa de sordera de conducción; los síntomas empiezan entre los 15 y los 30 años de edad. La otosclerosis, una enfermedad progresiva crónica que se ha mostrado tiene una base genética en alrededor de 50% de los afectados, por lo general es bilateral; en 15% de los pacientes sólo hay afección de un oído (Olson 621). 

Razón para efectuar el procedimiento 

La Estapedectomía se usa para tratar otosclerosis, lo que ayuda a superar una pérdida de la audición conductiva. El procedimiento corrige la fijación del estribo, que se refiere a un crecimiento excesivo de hueso que fija el estribo o lo une a otras partes del oído medio (otosclerosis), por lo general el tímpano (membrana timpánica), lo que causa sordera. Una Estapedectomía corrige la pérdida de la audición al eliminar el estribo y reemplazarlo por una prótesis. 

Cómo se efectúa el procedimiento 

La Estapedectomía en circunstancias ordinarias se efectúa como una operación ambulatoria. Antes del procedimiento pueden efectuarse estudios de imágenes con resonancia magnética. 

Si hay afección de ambos oídos, se realiza intervención quirúrgica en ocasiones separadas. Se efectúa a través del conducto auditivo con anestesia local. Puede hacerse una pequeña incisión en frente del oído para extirpar tejido para usarlo en la operación. Al usar un microscopio operatorio, el cirujano gira el tímpano hacia delante y extirpa el estribo fijo. Se coloca tejido sobre la abertura hacia el oído interno, y se inserta una prótesis o un pistón de alambre, teflón o metal, y se fija al yunque (el segundo de los tres huesos del oído medio). El tímpano después se vuelve a colocar en su posición normal, y el conducto auditivo se llena con ungüento. La prótesis del estribo permite que las vibraciones de sonido pasen de nuevo desde el tímpano hacia los líquidos del oído interno. La herida se cierra con puntos de sutura finos, que por lo general se pueden retirar alrededor de una semana después de la operación. 

Pronóstico 

Puede esperarse cicatrización completa de la herida quirúrgica, por lo general sin complicaciones. La audición debe mejorar de inmediato. La mejoría de la audición que se obtiene por lo general es permanente. 

Para obtener mejores resultados y evitar complicaciones, se recomienda al individuo que permanezca acostado durante las primeras 24 a 48 horas después de la operación. Se evitará sonarse la nariz durante al menos una semana después de la operación. Los oídos deben protegerse contra la humedad o el frío. Deben tomarse baños en tina en lugar de duchas (regaderazos) durante dos semanas después de la operación. 

Regreso al trabajo (restricciones/adaptaciones) 

Los individuos con pérdida de la audición tal vez requieran adaptaciones de acuerdo con el deterioro. La actividad normal puede estar restringida durante varias semanas. Los sujetos deben permanecer relativamente inmóviles. Es necesario restringir durante tres semanas los viajes en avión. 

Padecimientos comórbidos 

-Enfermedad de Menière 
-Infecciones crónicas del oído 
-Infecciones respiratorias superiores como gripe o sinusitis 

Complicaciones 

El mareo es normal durante algunas horas después de la Estapedectomía, y puede dar por resultado náusea y vómito. Es frecuente algo de inestabilidad durante los primeros días del post-operatorio; el mareo con el movimiento repentino de la cabeza puede persistir varias semanas. En raras ocasiones el mareo es prolongado. Se observan alteraciones del gusto con cierta frecuencia durante algunas semanas después de la operación. En 5% de los individuos esta alteración es prolongada. En alrededor de 2% de los sujetos, la audición puede deteriorarse más como resultado de formación de tejido cicatrizal, infección, espasmo de vasos, irritación del oído interno, o un escape de líquido del oído interno (lo que se llama una fístula). En 1% de los individuos las complicaciones del proceso de cicatrización pueden ser de tal magnitud que hay grave pérdida de la audición en el oído reparado, al grado de impedir el uso de un auxiliar auditivo en ese oído. Por esta razón, cuando hay afección de ambos oídos se selecciona para la intervención quirúrgica el oído con el que se oye menos. 

Un orificio en la membrana timpánica es una complicación rara. Aparece en menos de 1% de los individuos, y por lo general es el resultado de una infección. Afortunadamente, si ocurriera esta complicación, la membrana a menudo cicatriza de manera espontánea. Si no ocurre cicatrización, tal vez se requiera reparación quirúrgica. Una complicación muy rara de la Estapedectomía es la debilidad transitoria de la cara. Esto puede ocurrir como resultado de tumefacción del nervio facial o una anormalidad preexistente del nervio. Por último, el sitio quirúrgico puede quedar sujeto a sangrado excesivo o infección. 

Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad 

La duración de la incapacidad puede estar influida por el apego del individuo a las recomendaciones para después de la operación, así como por la presencia de complicaciones.

 Ver artículo    http://bluegoosecorp.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario