viernes, 2 de septiembre de 2011

0206. Un paso más hacia la restauración de la audición



Un paso más hacia la restauración de la audición

Los resultados preliminares de estudios en la oferta de Bélgica y Virginia son esperanza para el futuro de personas con discapacidad auditiva. Las estimaciones sugieren que aproximadamente 500 millones de personas en todo el mundo sufren pérdida de audición.

Científicos belgas han identificado el gen TGBF1 como el culpable de una de las formas más comunes de pérdida de la audición en los adultos, la otosclerosis. 

Otosclerosis es una forma progresiva de la pérdida auditiva asociada con la acumulación de hueso en crecimiento en el oído medio, bloqueando que el sonido alcance el oído interno. Las opciones de tratamiento actuales incluyen audífonos o cirugía. Los investigadores esperan que la identificación del gen TGBF1 conducirá a tratamientos para la otosclerosis aún mejores en el futuro.

Existen muchos tipos de pérdida de la audición son causadas por el deterioro de las células ciliadas del oído interno. Las células ciliadas procesan y transmiten el sonido al cerebro. Hasta ahora se ha considerado imposible regenerar las células pilosas en el oído una vez que desaparecen debido al envejecimiento o la exposición al ruido excesivo. Pero una nueva investigación (en proceso) encontró que puede ser posible la regeneración de las células ciliadas en el oído y, por tanto, la restauración de la audición.

Científicos de la Universidad de Virginia han hecho investigaciones sobre el gen KCNQ4, que, cuando muta, causa la pérdida de audición condicionada genéticamente. Los científicos construyeron una forma correcta del gen y crearon un sistema de entrega de la terapia génica transfiriendo exitosamente el KCNQ4 en las células ciliadas humanas del oído interno.

"Este experimento de prueba de principio, mostró que el sistema que hemos desarrollado obra, y que KCNQ4 terapia génica podría ser una estrategia efectiva para curar la sordera en los pacientes portadores de mutaciones de ese gen", afirmó el profesor Jeffrey Holt de la Universidad de Virginia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario