martes, 22 de noviembre de 2011

0065. Lectura labial -Aprendiendo a escuchar con los labios-



Lectura labial 
-Aprendiendo a escuchar con los labios-

¿Qué es la Lectura labial?

Definición:

La lectura labial es la habilidad, destreza, por la que un sujeto comprende lo que se le habla observando los movimientos de los labios.

La lectura labial es una técnica aplicada principalmente por sordos, en que sonidos y palabras emitidas por el interlocutor son captadas por la lectura (interpretación) de los movimientos de sus labios.

¿Cuáles son sus beneficios?

La lectura labial actualmente no sólo beneficia a los sordos, sino que también a toda persona con problemas de hipoacusia, en caso de una hipoacusia leve ayuda a la persona a captar mejor algunas palabras cuya fonética resulta complicada y en estados más avanzados resulta un muy buen complemento al audífono.

La lectura labial también es una excelente alternativa para aquellas personas postlocutivas (personas que escuchan al momento de nacer y que desarrollan un lenguaje hablado) que por diferentes causas han perdido completamente la audición.

En otros ámbitos es usado ampliamente por personas expuestas a ruido constante para comprender mejor, tales como Auxiliares de vuelo, trabajo en restoranes, en centros de alta congestión.

¿Quién puede aprender?

Cualquier persona desde que desarrolla un lenguaje. 

En caso de personas que nacen sordas, el proceso de aprendizaje es más complejo puesto que su lengua materna es el lenguaje de señas. En personas con hipoacusia o sordos postlocutivos el proceso de aprendizaje es más rápido puesto que tienen desarrollado el lenguaje hablado en su totalidad.

¿Cómo puedo aprender?

Existen varios métodos y software para aprender, los más comunes son métodos de aprendizajes para personas que nacen sordas en gran mayoría niños por lo que utilizan temas orientados para ellos.

Nosotros hemos desarrollado un método enfocado especialmente a personas postlocutivas, en su mayoría personas adultas, con temas de gran relevancia para ellos.

¿Cuándo puedo empezar?

Cualquier momento es bueno empezar aunque se recomienda lo antes posible, sobre todo en personas con sorderas progresivas.

Cinco razones para aprender 
Lectura Labial



Si no estás seguro de aprender la lectura labial, aquí te damos buenas 5 razones para aprenderla:

1. Mejora la comunicación con el entorno
2. Lo que no alcanza a escuchar lo alcanza a leer
3. La gente no debe gritar para que usted entienda
4. No necesita de elementos ni objetos para poder practicar
5. Dura toda la vida
Ahora, que esperas?

Reuniones Familiares



Para estas fechas muchos de mis alumnos empiezan a ponerse nerviosos, saben que se acercan las reuniones familiares, saben que se les hará difícil integrarse, se perderán las tallas, las bromas, las confidencias y los rumores que hacen de éstas reuniones, tan especiales.

A la gente que escucha se le olvida que nosotros, los sordos nos cuesta seguir las conversaciones, se desesperan si preguntamos dos o más veces qué se está conversando en la mesa, queremos integrarnos pero necesitamos de la ayuda de otros, aquí preparé una pequeña pauta que creo puede servir de ayuda:

1.Sentémonos estratégicamente, cosa de poder verlos a todos, a mi me gusta sentarme al medio, hay gente que prefiere la punta, en cualquier situación es importante que tengamos una buena visión de todas las caras.

2.Sentémonos al lado de alguien en quién confiemos y que podamos preguntarle sobre qué estamos hablando, no temamos preguntar y no temamos equivocarnos, si salimos con un tema “nada que ver” y todos se ríen de nuestro comentario, tomémoslo con humor y preguntemos entonces, de qué hablan?

3.Para que nuestros parientes nos entiendan podemos poner el siguiente ejemplo: Imagínate que estás en otro país con gente que conversa un idioma parecido al tuyo (italiano, portugués) sabes que si te hablan lento podrás entenderles pero si te hablan rápido pierdes el hilo de la conversación, es exactamente eso lo que nos ocurre, nos sentimos extranjeros en nuestra propia mesa y con nuestra familia.

Nosotros como parientes, debemos preocuparnos de no aislar a nuestros parientes sordos, integrémoslo en la conversación, estará feliz y nosotros también seremos felices de poder compartir con ellos.

¡Es que todos hablan tan mal!



A las primeras sesiones casi siempre llegan personas, todas ellas con algún grado de discapacidad auditiva y al preguntarles porqué vienen me dicen: “¿sabes? Es que yo no estoy escuchando bien, mi audífono me ayuda pero sólo me aumenta los ruidos, ¿crees tú que la lectura labial me puede ayudar?¿Porque sabes? Yo no le entiendo a mi hijo, ¡es que habla tan mal!”

He aquí un punto que quiero compartir con ustedes y que también aclaro con mis alumnos… No podemos culpar al resto de lo mal que hablamos o pronunciamos, todos hablamos así, incluidos nosotros mismos, el hecho de no entender o comprender lo que el otro “mal hablado” dice, tiene que ver con que hemos perdido la habilidad de escuchar como antes, hago una comparación: Supongamos que vamos caminando y vemos cómo nos empujan o chocan con nosotros los jóvenes adelantándonos y pensamos, ¡es que todos caminan tan rápido! Pero también nosotros alguna vez fuimos jóvenes y también caminábamos rápido.

Debemos aceptar que no tenemos la misma condición de escuchar que antes, la gente siempre ha hablado igual, somos nosotros los que debemos decir, ¿sabes? Soy sordo, no te entiendo, ¿me puedes hablar mejor? ¿Me puedes modular mejor? ¿Me puedes hablar más lento? A lo que me responden: “yo siempre le digo a mi hijo que habla tan mal”
Pero con eso no solucionamos nuestro problema, sólo le está diciendo a la otra persona lo mal que habla, pero no propone ninguna solución, podríamos decir mejor: ¿Sabes? No te puedo entender, acuérdate que no escucho, ¿me puedes hablar mejor?

No nos avergoncemos de decir que no escuchamos, debemos ser claros y debemos ser amenos, la gente no sabe que somos sordos, porque no se ve por lo que es nuestro deber recordárselos siempre y siempre de la forma más agradable posible… y ¿por qué no? ¡Reírse de uno mismo! Es sorprendente la cantidad de gente que está dispuesta a ayudarnos cuando saben que no escuchamos ¡Déjate sorprender!

¡Bienvenido/a!, Sabemos la importancia de la comunicación, si contamos con mayores herramientas para poder comunicarnos mejor, ¿Por qué no aprovecharla? Sea que tengas un impedimento auditivo o bien que trabajas en un ambiente ruidoso, te podemos ayudar

Ver artículo http://lecturalabial.cl/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La lectura labiofacial es una herramienta pedagógica valiosísima para ayudar al niño sordo profundo de nacimiento a comprender el lenguaje para que posteriormente aprenda a comunicarse hablando. Asimismo es una de las partes del Triple Adiestramiento para la rehabilitación de los adultos ensordecidos.
Felicidades por difundir las bondades obvias de la lectura labio facial.

Felicidad dijo...

Anónimo, gracias por tu comentario.

Publicar un comentario