jueves, 5 de enero de 2012

0087. Testimonio: Parte II. Olivia Castro Cranwell - Argentina


"El viaje fue fantástico en todos los sentidos. Mis cuadros tuvieron mucha aceptación. A pesar de que la galería fuese chica y con poco movimiento pude hacer buenos contactos. Me invitaron a exponer en otra galería más importante en el barrio de Chelsea, donde se ubican la mayor cantidad de galerías de la ciudad y en la Feria Internacional de Arte de NY, en septiembre".     Olivia


Parte II
Exposición en Nueva York
Jadite Gallery, Nueva York (Estados Unidos) 
Marzo, 2011


La entrevista
abril 4, 2011 por Olivia

Existen varias empresas que fabrican implantes cocleares. El mío fue fabricado por Medel, que tiene su sede matriz en Austria y sucursales en varios países del mundo. Cuando me propusieron exponer en Nueva York también me aconsejaron buscar un sponsor ya que tenía que hacerme cargo de los costos del viaje, hospedaje, vernissage y alojamiento de los cuadros en la galería. Se me ocurrió presentar mi proyecto a Medel del cúal soy usuaria. Con ello ofrecía hacer una fusión entre el arte y la audición. “Total el NO ya lo tengo”, pensé. Me recibieron muy bien en la Medel de Buenos Aires. Le entregué al gerente de marketing un CD con las fotos de mis pinturas, curriculum, ubicación de la galería en Nueva York, carta de la galería y de la cancillería argentina, que me apoyaba. El gerente se entusiasmó con el proyecto y guardó el cd para mandarlo a Austria. Maria José, gerente de marketing en España, y que conozco a través del blog de Pepe Lozano, se enteró y entusiasmó con el proyecto. Me escribió para darme su apoyo y proponer una entrevista en español sobre mi experiencia con el implante coclear.”Hay muchos usuarios iberoamericanos que no tienen información en su idioma”, escribió. Según ella yo era un ejemplo de superación al viajar sola a un país extranjero para hacer una exposición de pintura. Maria José es una mujer que ama lo que hace. Tiene pasión y creatividad. Siempre está presente y quiere aprender a través de los testimonios de las personas implantadas al leer nuestros blogs.

Medel me pagó el pasaje de ida y vuelta como apoyo. En EEUU la sede se ubica en el estado de Carolina del norte. Hillary, la gerente de marketing de ese país, me escribió un mail para arreglar nuestro encuentro. Ella viajó con una fotógrafa a Nueva York para encontrarse y quedarse tres días conmigo. Hemos recorrido la ciudad, para sacar varias fotos en las diferentes situaciones que se nos presentan en el día a día. En esos tres días hemos convivido juntas. Hillary habla español ya que vivió durante tres años en España. Brittany sólo habla en inglés pero lo compartió todo con su sonrisa. A veces yo hablaba en inglés y otras veces Hillary traducía. Estabamos felices de poder trabajar y pasear al mismo tiempo en una ciudad tan fascinante y encantadora como Nueva York.

El primer día me vinieron a buscar en la residencia de monjas. Me encontré con dos chicas jóvenes, bellas y encantadoras. De ahí nos tomamos un taxi y fuimos al Washington Square para nuestra primera sesión de fotos. El día estaba precioso, con un sol radiante a pesar del frío. Nos sentamos en un banco y empezamos a trabajar. Hillary quería que me recoja el pelo para que se vea el implante, lo que es difícil al ser del mismo color que mi pelo. Yo no tenía ningún prendedor a mano así que improvisé un rodete con un lapiz. Estaba con mis anteojos de sol, que tenía que sacar para que se me vean los ojos en las fotos. Sin los anteojos veo mal tanto de lejos como de cerca. Tengo la vista cansada de tanto dibujar y leer los labios. Me sacaba los anteojos de sol para ponerme los transparentes y me sacaba los dos para las fotos. Un lío. Hillary me pidió que le pregunte algo a una persona en la calle. Me acerqué y pregunté donde estaba el subway a una mujer. Cuando empezó a hablar Brittany se nos acercó con su enorme máquina de fotos y disparó una y otra vez con ella mientras la señora me explicaba donde y cuando doblar en tal o cúal calle. La señora se sorprendió al ver como le sacaban fotos impunemente, pero mismo así siguió con la explicación. Yo la miraba como si le prestase atención, divertida con la situación. Se fue sin preguntar nada. Yo no hubiera podido contener la curiosidad. Increíble. Después nos fuimos a un bar a tomar un café y calentar el cuerpo. Estaba lleno de estudiantes sentados en las mesas con sus notebooks y apuntes. Estabamos en un barrio de universidades. Britany sacó la máquina y nos mostró las fotos. Busqué mis anteojos transparentes y no los encontré, se me habían caído en la plaza. Fui a buscarlos y nada. No veía nada y estaba preocupada porque no iba a poder escribir ni leer con la netbook, como lo hacía todas las noches en la residencia. Nos fuimos las tres a una óptica. El vendedor era de Santo Domingo y hablaba en español. Fue muy simpático y agradable. Le encargué anteojos para ver de lejos porque con los bifocales iba a tener que esperar una semana, ¡y yo los necesitaba para ayer! El empleado fue muy comprensivo y agilizó el trámite. Luego fui a una farmacia y compré anteojos de emergencia para leer. Todo eso en inglés. Las chicas se reían. Estabamos contentas ¡Estabamos en Nueva York!

Al otro día fuimos a la galería de arte. Hillary compró varias gomitas para el pelo y pude hacerme una colita. En esta seción tenía que mostrarle los cuadros a alguién, con el cúal mantendría una conversación. En ese momento la dueña de la galería estaba sentada con un amigo que se prestó de modelo para las fotos. Nos colocamos junto a un cuadro. Empecé a hablar con él mientras Brittany sacaba fotos, pero en vez de explicarle el porque del cuadro, le conté la historia del implante coclear. ¡Se lo dije todo en inglés! Me escuchaba fascinado. La dueña de la galería también. Ella dijo que Medel tendría que ir a la televisión porque pocos saben lo que es un implante coclear y muchos lo necesitan.


Al tercer día fuimos al Central Park. El sol lo iluminaba todo a pesar del prónostico de lluvia. Hillary me compró un block de dibujo, grafite y goma. Ella quería sacar fotos mientras yo dibujaba en distintos lugares del parque, relajada y feliz con la vida. Me senté en un banco frente a un lago mientras hacía que dibujaba, porque sin los anteojos poco veía. Al lado mío estaba sentado un señor con una máquina de fotos profesional. No sé que habrá pensado al vernos pero de repente se me acercó y preguntó si podía sacarme una foto él también. Yo estaba tan feliz, la situación era increíblemente especial y divertida. Nos pusimos a hablar en español porque era cubano. Vivía en Nueva York desde el año 1959 y era fotógrafo profesional. Yo entendía todo lo que me decía gracias a mi fabuloso implante. Brittany aprovechó la escena para sacarnos fotos mientras hablabamos. Otro ejemplo de que podía comunicarme en distintos tipos de situaciones, con gente extraña y en cualquier idioma, a pesar de ser sorda. Finalmente el fotógrafo también me sacó unas varias fotos, y después nos sacó otras tantas más a las tres juntas. Les dimos nuestros mails pero infelizmente no nos dió noticias. Las fotos eran hermosas.




Hillary estaba muy satisfecha con la entrevista, habíamos logrado cumplir con todos los objetivos. Todavía teníamos tiempo para almorzar juntas antes de despedirnos. En el camino nos encontramos con un show en el parque. Nos sentamos junto a otros curiosos y disfrutamos del momento. Yo escuchaba la música perfectamente y pescaba varias palabras en inglés. Comimos en un restaurante italiano. Estabamos felices con la entrevista y tristes con la despedida. Nos habíamos entendido a las mil maravillas. Brindamos por el encuentro (con agua) y prometimos escribirnos. Cuando nos separamos el cielo se nubló y finalmente llovió como estaba previsto. Tuvimos suerte con el clima, los astros estuvieron siempre a nuestro favor. Fue una experiencia muy enriquecedoras, la más feliz del viaje.

Toda la información y las imágenes publicadas en este artículo, fueron tomadas directamente del Blog: www.oliviacastrocranwell.wordpress.com, previa autorización de Olivia Castro Cranwell, el día 03 de Enero de 2012 por "Felicidad"
En la parte superior de este Blog Implantada Coclear Feliz busca la pestaña "Contenido" haces clic allí y busca el artículo 0086 y podrás leer la Parte I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario