martes, 21 de febrero de 2012

0121. Testimonio: John Michael - Estados Unidos

Martes, 24 de enero 2012
Por  JOE PALLADINO REPUBLICAN-AMERICAN



A Michael Cruz le encanta el rugido de la multitud


John Michael ama escuchar el rugir de la multitud cuando juega basketball para La Sagrada Cruz, especialmente el ruido de la barra de los cruzados en los juegos de local.

A el no le importa escuchar las burlas ocasionales cuando están jugando en frente de un público hostil.

Y Michael aun dice que el ama escuchar cuando su efusivo entrenador Ed Generali deja salir una de sus famosas frases motivadoras. 

John Michael, quien nació sordo, ama escuchar todo.

El joven de 17 años de edad recibió su implante coclear a los 5 años y cuando su entrenador esta sentado en la banca, Michael es probablemente el único jugador de La Cruz Sagrada que ama escuchar cada palabra que este pronuncia.

"Si, esto ha cambiado mi vida drásticamente", dijo Mihael acerca de su implante coclear antes de su mas reciente juego ante Naugatuck Valley.

Michael luce el dispositivo detrás de su oído izquierdo y para los que no lo saben, "la cirugía consiste en colocar un pequeño dispositivo electrónico en el oído que funciona como un baypass del oído interno y de las celulas ciliadas dañadas y que transmite señales de sonido al cerebro".

Es del tamaño de un audífono, pero Michael hace hincapié que es un auxiliar auditivo "es para las personas con problemas de audición". El implante coclear es para alguien con sordera profunda." 

Él admite: "Hay algunos desafíos que enfrentar." Un aula ruidosa o la charla animada en el autobús del equipo hacen que sea difícil de distinguir lo que dicen.

Basquetball es si lo olvidan un deporte de contacto y por lo tanto es de hecho un reto. 

"Algunas veces esto se quiebra" dice Michael, "El dispositivo no es resistente al agua y yo sudo mucho y además se podría quebrar cuando juego. Cuando él juega, lleva una banda de protección, no para proteger la cabeza, sino para proteger el dispositivo. "Yo no lo uso para el estilo ", bromea. 

Michael esta en sus segundo año jugando basketball con los Cruzados. El ha corrido cross country, pita cubierta y ha jugado golf en La Cruz Sagrada.

El sonido del silbato del juez en el basketball no es problema pero si lo es escuchar los gritos de sus compañeros o las instrucciones de la banca "eso es algo duro para mi, pero yo trato de anticipar lo que mas pueda"

Yo le pregunté que si el puede apagar el dispositivo o al menos bajarle el volúmen para sintonizar algunos de los dichos del entrenador Generali?

"Yo lo he hecho al menos un par de veces" dijo bromeando. Pero Michael no hace bromas cuando habla la buena fortuna de poder oír todo lo que quiera, aun algunas palabras escogidas de su entrenador.

"Yo soy capaz de oír y hablar". "Eso es algo que la mayoría de las personas puede hacer y yo realmente aprecio eso"

Cada uno de nosotros enfrenta obstaculos en algún momento de su vida y Michael quiere hacerle entender a otros jovenes como el, que dichos obstaculos pueden ser sobrepasados.

Yo puedo decir a alguien esto: "Todo es posible". "No dejes que nada te haga retroceder" Yo soy la pureba viviente de eso.

La próxima vez que tu asistas a un juego de La Sagrada Cruz, asegurate de gritar un poco mas fuerte cuando John Michael entre al juego. No, el no es la estrella, pero como el lo dice, "Yo amo escuchar a los fans gritar por mi" y gracias a la ciencia médica moderna el lo puede hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario