viernes, 24 de febrero de 2012

0125. Capítulo I. Historia del implante coclear



HISTORIA DEL IMPLANTE COCLEAR
Escrita por: Prof. Dr. Jorge A. Schwartzman
Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina
Publicado en: Revista Integración, número 22, 
Abril 2002, España


Luigi Galvani en Italia, trabajando en la disección de la pata de una rana, accidentalmente fue tocado por una chispa eléctrica generada por una máquina eléctrica que tenía a su costado y para su gran asombro, observó como la pata se contraía y lo atribuyó a un fluido eléctrico transportado por el nervio ciático de la rana. Publicó esta experiencia  en 1791, en su tratado: De viribus electricitates in motu musculari.

Alessandro Volta (1745-1827) inventa la primera pila eléctrica, llamada pila de Volta y prueba de estimular con ella los ojos, la lengua y los oídos. En su propio oído, en el canal auditivo externo, coloca dos electrodos con puntas redondeadas y hace pasar entre ellos una corriente de 50 voltios, teniendo como consecuencia sensaciones auditivas. En 1800 comunica en una carta la presidente de la Royal Society: " En el momento que cerré el circuito comencé a sentir un sonido, mejor dicho un ruido....lo seguí sintiendo incesantemente mientras mantuve pasando la corriente....cesó inmediatamente que interrumpí el paso de la corriente".

Andreev, Gersuni y Volkov, en 1932 comunican su trabajo: " Excitabilidad eléctrica del oído humano. Efecto de las corrientes alternas sobre el aparato auditivo afectado". Sale publicado en el Jour Physiol Rusia en 1935.

André Djourno en Francia en 1953 inicia sus trabajos estimulando con electricidad diversos nervios, insertando electrodos en los mismos. En 1957, es consultado por un otorrinolaringólogo francés, Charles Eyriés, sobre la posibilidad de implantar una paciente que había quedado sorda y con parálisis facial como consecuencia de una cirugía previa para extirpar un colesteatoma del oído medio. La paciente es implantada el 25 de febrero de 1957 colocándosele un electrodo en el nervio sacular de su oído. La paciente vuelve a escuchar sonidos y a comprender algunas pocas palabras, pero con el tiempo deja de funcionar. Charles Eyriés la vuelve a implantar con éxito por un tiempo, pero al dejar de funcionar nuevamente, no insisten y no implantan más pacientes. André Djourno creía que sus trabajos eran para el beneficio de la humanidad y que por ende no podía lucrar con los mismos, así que no registra su invención y se niega a vender derechos a firmas comerciales, es posiblemente por esto, que al quedarse sin fondos para su investigación, no pudo continuar implantando.

Ver artículo   http://www.implantecoclear.org/
Continúa en el próximo capítulo......
"Historia del implante coclear" comprende los  capítulos I, II y III. 
En este Blog Implantada Coclear Feliz, en la parte superior busca la pestaña "Tutorial" das click allí y busca los artículos No. 0125, 0126 y 0127.

No hay comentarios:

Publicar un comentario