miércoles, 28 de marzo de 2012

0154. Las primeras palabras que deben aprender los padres de niños con pérdida auditiva


Las primeras palabras que deben aprender los padres de niños diagnosticados con pérdida auditiva


Esta es una breve lista de palabras iniciales para padres de niños a los que se haya diagnosticado recientemente una pérdida auditiva. Se ha diseñado con el propósito de que sea una lista simple, no completa. Muchos otros términos han sido incluidos en publicaciones, explicados en el Internet o definidos en profundidad en diccionarios. El uso puede variar de país en país y hasta dentro de las diferentes comunidades en un país. Para entender estas nuevas palabras y empezar a utilizar este vocabulario desconocido, los padres deberán preguntar continuamente sobre el significado y uso correcto de los términos.

Los padres desean que a sus hijos se les perciba por lo que pueden hacer, por quiénes son y por las maravillosas personas en las se convertirán. A los niños no se les define por su audición. Las familias desean obtener todo lo necesario para que sus niños con pérdida auditiva sean exitosos. Los padres pueden comenzar a ayudar a sus niños informándose sobre las palabras utilizadas en informes, reuniones y citas. Si entienden el significado de los términos, harán mejores preguntas y tomarán decisiones con conocimiento.

Amplificación: aumento del volumen del sonido o auxiliares auditivos que cambian los niveles de sonido.

Articulación: producción de sonidos del habla.

ASL (American Sign Language/Lenguaje de señas estadounidense): lenguaje completo utilizado por muchos norteamericanos con pérdida auditiva, con su propia gramática y orden de oraciones diferentes del inglés. Los significados se transmiten con formas de la mano, movimientos de los dedos, las manos y el cuerpo así como expresiones faciales. El lenguaje de señas de cada país es diferente y no existe un lenguaje universal de señas.

Audición: sentido de la audición o acto de escuchar.

Audición biaural: audición con ambos oídos.

Audición residual: la cantidad medible de audición restante que una persona con una pérdida auditiva tiene sin el uso de un auxiliar auditivo.

Audífono: un auxiliar electrónico que amplifica el sonido.

Audiograma: gráfico que indica las respuestas de una persona a los sonidos durante una prueba auditiva.

Audiólogo: un especialista en audición y equilibrio que realiza evaluaciones, diagnóstico y selección, y adaptación de auxiliares auditivos.

Audiometría con reforzamiento visual: una técnica en pruebas auditivas en las que se utilizan objetos que se iluminan o se mueven cuando una persona responde a un sonido.

Audiometría de juego condicionado: una técnica para una prueba auditiva en que los niños utilizan juguetes para responder a un sonido.

Audiometría por observación de comportamiento: prueba auditiva que documenta respuestas observables al sonido tales como expresiones faciales, fruncido de las cejas y movimiento de los ojos.

Balbuceo: típica etapa de desarrollo previo al lenguaje en que un niño imita el ritmo, inflexión, intensidad y calidad de la lengua de su familia.

Bananograma (representación del habla en forma de plátano): área de un audiograma que indica dónde ocurren los sonidos del lenguaje hablado a un nivel promedio de conversación.

Bilingüismo: dominio de dos lenguas.

Cóclea: oído interno que contiene el órgano del sentido de la audición.

Comunicación prelingüística: vocalizaciones y gestos utilizados antes de que un bebé desarrolle el lenguaje.

Comunicación total: uso de múltiples métodos para comunicarse, pero se define principalmente como el uso conjunto del habla y las señas.

Consonantes: sonido en el lenguaje hablado que se forma deteniendo la corriente de aire a través de la boca. En inglés, son todas las letras excepto la /a/, /e/, /i/, /o/ y /u/.

Decibel: una unidad de volumen de sonido (vea Intensidad).

Discriminación: capacidad para distinguir entre diferentes sonidos.

Duración, intensidad y tono: modelos o ritmo en el lenguaje hablado que se expresa en duración (larga y corta), intensidad (fuerte y suave) y tono (alto y bajo).

Edad auditiva: extensión de tiempo generalmente medido en meses o años durante el cual un niño ha utilizado y se ha beneficiado constantemente de un auxiliar auditivo.

Emisiones otoacústicas: una prueba que mide las respuestas de las células externas de la cóclea.

Enfoques combinados: uso de más de un lenguaje o método para alentar el desarrollo de la comunicación.

Especialistas en audición y lenguaje hablado, certificados en terapia auditivo-verbal: Los especialistas en audición y lenguaje hablado incluyen a terapeutas y educadores auditivo-verbales certificados, y profesionales capacitados en instrucción de padres para que ayuden a que sus hijos utilicen la audición a fin de que desarrollen el lenguaje hablado.

Frecuencia: el tono de los sonidos, medido en Hertz (HZ). La mayoría de los sonidos del habla caen dentro de la gama de 250 (tono bajo) a 4000 (tono alto) Hz.

Ganancia: medida de sonido aumentada por un auxiliar auditivo.

Habla: articulación de palabras que expresan pensamientos y sentimientos a través del lenguaje hablado.

Hertz: (vea Frecuencia).

Implante coclear (IC): un auxiliar implantado en el oído interno que proporciona estimulación eléctrica al nervio auditivo que el cerebro percibe como audición.

Intensidad (volumen): una medida de sonido en decibeles (dB) utilizada para categorizar una pérdida auditiva como leve, moderada, severa o profunda en grado.

Lenguaje: compartir ideas, experiencias y emociones con un sistema de comunicación formal del habla, señas o escritura.

Lenguaje de señas: sistema formal de formas, posiciones y movimientos de la mano, y expresiones faciales y movimientos del cuerpo utilizados para transmitir significados en un lenguaje completo con su propia sintaxis y estructura de oraciones.

Lenguaje expresivo: transmite sentimientos, ideas y experiencias a otros a través de un sistema de comunicación formal.

Lenguaje receptivo: comprensión de los sentimientos, ideas y experiencias transmitidas a través de la comunicación formal de otros.

Localización: capacidad de notar la dirección de un sonido.

Maternés: hablar a bebés en una voz melódica que padres de todo el mundo llevan a cabo en sus propias lenguas.

Medición real en el oído: un pequeño micrófono en el canal auditivo que proporciona información para programar audífonos y verificar los niveles de amplificación.

Molde para el oído: pequeña parte de un auxiliar de audición insertado en el oído externo que ayuda a mantener el auxiliar en su lugar y/o transmitir sonidos.

Nervio auditivo: el nervio octavo par craneal que traslada el sonido de la cóclea al cerebro.

Neuropatía auditiva (disincronía): problemas auditivos caracterizados por la incapacidad del nervio auditivo para transmitir sonido claramente al cerebro.

Oído externo: la aurícula o pabellón auricular (la parte del oído en la parte externa de la cabeza) y el canal auditivo.

Oído interno: la cóclea (órgano de la audición) y canales semicirculares (los órganos del equilibrio).

Oído medio: el tímpano y el espacio lleno de aire que contiene tres huesos pequeños (los huesillos) que transmiten vibraciones de sonido al oído interno.

Otólogo/neurotólogo: un médico especializado en oído.

Otorinolaringólogo: un médico que se especializa en garganta, nariz y oído.

Palabra complementada: un sistema de ocho formas de la mano y cuatro posiciones de la mano utilizadas para hacer que el lenguaje sea visible en cualquier lenguaje hablado.

Pérdida auditiva bilateral: pérdida auditiva que ocurre en ambos oídos.

Pérdida auditiva conductiva: ocurre en el oído externo o medio, es frecuentemente transitoria y puede corregirse médica o quirúrgicamente.

Pérdida auditiva neurosensorial: una pérdida auditiva permanente como consecuencia de problemas en la cóclea y/o nervio auditivo.

Pérdida auditiva unilateral: pérdida auditiva sólo en un oído.

Pérdida mixta: combinación de pérdida neurosensorial y conductiva.

Potenciales evocados auditivos: una prueba utilizada para medir cómo responden al sonido el nervio auditivo y el tallo cerebral.

Pragmatismo: Uso de comportamientos apropiados de comunicación social y verbal.

Prueba auditiva por vía ósea: medición de la audición a través de un pequeño vibrador sobre el cráneo que estimula el oído interno (cóclea).

Prueba de campo libre: uso de altavoces para presentar señales para pruebas con o sin auxiliares auditivos.

Prueba de conducción aérea: evaluación auditiva utilizando auriculares o audífonos de inserción.

Retroalimentación: sonido de silbido causado por la amplificación cuando un objeto está demasiado cerca del micrófono del audífono o cuando el molde para el oído no está totalmente insertado, no se ajusta bien o está dañado.

Semántica: significados de las palabras.

Sistema de frecuencia modulada: auxiliar inalámbrico que permite que una persona hable dentro de un micrófono y que se envíe la señal al audífono o implante coclear de una persona

Sistema vestibular: órgano del equilibrio ubicado al lado de la cóclea.

Sistemas de señas: métodos de comunicación que frecuentemente incluyen partes de un lenguaje de señas formal.

El inglés codificado manualmente y el inglés de señas Pidgin utilizan una combinación de señas del lenguaje estadounidense de señas y gramática inglesa. El lenguaje de señas para bebés incluye señas para las palabras iniciales.

Terapeuta del habla y el lenguaje: un profesional de atención de la salud que proporciona terapia del habla y el lenguaje o ayuda a resolver problemas de comunicación.

Terapia auditivo-verbal: intervención que enfatiza la orientación de los padres para enseñar a sus hijos a escuchar, entender el lenguaje hablado y hablar.

Tímpano: membrana timpánica que separa el oído externo del oído medio.

Timpanometría: una prueba que mide el estado del oído medio, la movilidad del tímpano, el movimiento de los huesos del oído medio y la presión del oído medio.

Umbral: el sonido más suave que puede oír una persona.

Vocales: sonidos del habla producidos por la respiración de una boca abierta, incluyendo: a/, e/, i/, o/, u.

Las palabras que se utilizan comúnmente en inglés en los Estados Unidos cuando se identifica a un niño incluyen hearing loss, deaf, hard of hearing, Deaf y hearing impaired. No existe una definición estándar para cada una. Cuando la palabra Deaf se escribe con letra mayúscula, se indica el grupo cultural que comparte los valores y el lenguaje (lenguaje estadounidense de señas, ASL, por sus siglas en inglés) de la comunidad de personas con pérdida auditiva. Los profesionales de la salud pueden utilizar términos para las causas o la cantidad de pérdida auditiva. El personal de educación o intervención puede utilizar palabras relacionadas a candidato para los servicios. Las personas pueden describirse con el mismo término pero tienen maneras muy diferentes de oír y comunicarse además de diversas preferencias personales sobre qué palabras creen que son aceptables.

Los padres pueden preguntar a otras familias, a personas con una pérdida auditiva o hipoacusia, y a profesionales que trabajen con su familia, qué palabras son apropiadas y respetuosas. Estas palabras variarán en diferentes países. 

A veces, a las personas se las puede describir como personas que utilizan un audífono, implante coclear o auxiliar de audición. 

Las palabras son poderosas y deben elegirse cuidadosamente, pero las etiquetas proporcionan información limitada. 

A los niños se los puede describir mejor por las maravillosas habilidades que están aprendiendo y los hermosos nombres personales que sus familias les han dado. 

¡Cuando los padres se conviertan en defensores de sus hijos, descubrirán las palabras!

2 comentarios:

Bebes dijo...

Sin duda que cada familia encuentra la palabra.
Es importante que los padres aprendan lo mas que puedan para ayudar a sus hijos

"felicidad" dijo...

Si, publico todos estos temas tan valiosos, sencillos, importantes y serios, ya que cada día debemos aprender muchas cosas que nos pueden servir para educar de la mejor manera a nuestros hijos hipoacúsicos o nos pueden también servir para poder orientar, ayudar o apoyar a algún familiar o amigo o vecino o pareja que se encuentre en esta situación. Que "felicidad"

Publicar un comentario