jueves, 19 de abril de 2012

0177. Testimonio: Manuel Atienza

rc1

Manuel con 28 años, es asesor fiscal licenciado 
en ICADE con Master, e implantado

Su lema: ¡Querer es Poder! Siga sus consejos 

Soy Manuel Atienza, sordo de nacimiento, con hipoacusia bilateral severa. En un oído llevo un audífono Widex de alta potencia, y en el otro un Implante coclear Medel. Tengo 28 años y estoy casado desde hace tres con una chica normoyente y estupenda. Trabajo en una asesoría fiscal multidisciplinar desde hace casi dos años. Antes estuve en una de las auditoras multinacionales (una de las llamadas Big Four) tres años.


Desde que mis padres descubrieron que era sordo, tuvieron muy claro el sacarme adelante y tratarme como un hijo más (soy el segundo de cinco hijos varones). Me enviaron a la misma guardería y al mismo colegio que a mis hermanos, estudié la carrera que quise en la universidad que consideramos la mejor, hice un máster de Asesoría Fiscal, busqué trabajo compitiendo como uno más del montón… Y así, hasta hoy.

Por supuesto, durante los primeros años desde la detección de mi sordera, he tenido que ir a logopedia con cierta frecuencia, pero poco a poco me la fueron quitando, hasta que llegó el momento de no necesitarla más.

En cuanto al inglés, más de lo mismo, si a mis hermanos los enviaban un trimestre a Inglaterra, a estudiar inglés, yo también iba. En la facultad, me apunté a varios cursos de verano, todos ellos de tres – cuatro semanas de duración (Oxford, Edimburgo, Washington, Boston, etc.). En cuarto de carrera, opté por irme un año de Erasmus a Cardiff (Gales).

Con todo ello quiero transmitir que los sordos debemos y podemos tener las mismas oportunidades que los normoyentes. Nos cuesta más, pero con esfuerzo y tesón, todo se consigue. Mucho ánimo a todas aquellas personas que están empezando. ¡Querer es poder!

Como aportación para los padres y profesores:

Creo que lo más importante para un niño sordo es que sus padres, profesores y la gente de su entorno apuesten por él, como si fuera un chico más. No es fácil, porque normalmente un niño sordo tiene que hacer esfuerzos mayores para poder escuchar, seguir las clases, seguir las conversaciones con otros niños, etc. Pero con una gran sonrisa en la cara del niño y un gran optimismo transmitido por los padres, todo se consigue. Hay que tener grandes dosis de optimismo y de esfuerzo, y de tesón, de seguir adelante, de conseguirlo pase lo que pase.

Los padres han de apostar por el niño y darle la educación normal como a cualquier otro hijo, además de la logopedia necesaria para que pueda hablar normal (hoy en día a los niños que nacen sordos y les ponen un Implante coclear, a los tres años ya hablan como los normoyentes, en mi niñez, los audífonos no tenían ni una décima parte de audición que tienen los implantes actuales). Asimismo, los padres han de poner todo su esfuerzo y su cariño para que el niño, poco a poco, vaya aprendiendo las palabras, la gramática, la pronunciación, etc.

En cuanto al inglés, recomendaría que se comenzara en la logopedia, ya que los fonemas y los sonidos no son los mismos, pero aun sin logopedia, todo es posible. Por supuesto, cuesta más, pero poco a poco, se consigue.

No pongáis limitaciones a los niños sordos, dadles todo lo que daríais a un niño normoyente y lo necesario para que pueda hablar y escuchar como ellos, como extra en su quehacer diario. Además, apuntadles a clases de inglés, ya que no se les debe cerrar puertas en el futuro, es más, hay que darles las mismas oportunidades para que puedan competir en igualdad de condiciones con el resto de los competidores.

En resumen: optimismo, esfuerzo, tesón y buenas dosis de logopedia (en inglés y en español) al principio.

Ver artículo  http://www.t-oigo.com/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta esta historia de vida ejemplar!..y me da tantas esperanzas y alegria porq a mi hija de dos anos le implantamos hace un mes y hace una semana se le activo el implante, y hoy decidi llevarla de nuevo a la guarderia. usa audifonos desde el año y dos meses y la terapia de audiologia le ayudo muchisimo a responder bien al implante. yo tambien quiero q ella se desarrolle como una persona oyente normal, ademas le encanta cantar y bailar!! gracias, gracias por este testimonio tan bello !! bendiciones! somos de asuncion, paraguay.soy patricia medina.

"felicidad" dijo...

Hola Patricia, por favor en tu biografía en facebook, haz una solicitud de amistad a Marlene Buriticá, inmediatamente me aceptes, te ingreso al "Grupo de apoyo antes y después del IC".
Conozco varias amigas del grupo en tu misma situación. Te espero.

Publicar un comentario