miércoles, 16 de mayo de 2012

0195. Ideas de como sujetar bien el procesador del IC en las pequeñas orejitas de nuestros niños


Briconsejos para los implantes cocleares


Después de más de un año de uso de los implantes, hemos ido afinando un par de trucos con los implantes de Paula que todo el mundo que los ve nos dicen que son muy útiles.


El primero de ellos lo llamaremos la "Pinza-Goma-Con-Mic-Lock-Integrado" 


Si tenéis un niño pequeño que usa implante(s) cocleare(s) sabréis que con las orejitas que tienen es muy difícil que el procesador aguante en su sitio. Cualquier movimiento brusco hace que el procesador se descuelgue y se caiga al suelo. Para este fin, Cochlear desarrolló los "Snugfit".

La primera versión eran de plástico transparente y se encajaban por encima del procesador del mismo modo que lo hacen las carcasas de colores. Esto impedía usar dichas carcasas y por lo que se comentaba entre los usuarios, este tipo de Snugfit no eran todo lo cómodo que se hubiese deseado.


La segunda versión es la que recibimos nosotros con el primer implante. Es una versión mejorada en la que el Snugfit reemplaza el cuerno delantero del implante por uno de silicona y por detrás y envolviendo de la oreja hay una barrita flexible que se puede ajustar a la forma y tamaño del pabellón auditivo. Los fabrican en tres tamaños diferentes y en todos los colores de los procesadores. Podéis ver cómo queda en este otro blog: http://lonestarcouple.blogspot.com.es/

 


Es una solución bastante buena pero tiene pequeñas pegas: No permite usar carcasas de colores y si bien sujetan bastante bien los implantes, no son infalibles.

Para asegurar que los implantes no salgan despedidos por los aires al hacer un movimiento brusco. (¿Os imagináis el implante volando y cayendo en la arena del patio del cole en medio de la fila para ir al comedor? ¿os ha subido la tensión arterial al pensarlo?) Bien, seguimos, hace falta usar una pinza que se agarre a la ropa. Una vez más, no vale cualquier pinza. Tiene que tener un perfil bajo para que no moleste cuando se apoye o se tumbe. y tiene que ser de metal para que dure (colegio... patio...)

Otro punto a tener en cuenta para nosotros era la posibilidad de poder usar las carcasas de colores que tanto le gustan a Paula y que incluso tenemos personalizadas con pegatinas de SkinitOtra ventaja además al usar las carcasas es que no hace falta utilizar el pestillo que bloquea la batería y que es engorroso de utilizar porque requiere un minidestornillador que no siempre se tiene a mano.

Con estos requerimientos nos pusimos a pensar (y a preguntar) y hemos dado con la siguiente solución:
Necesitas:

Pinza amarilla de Phonak.



BTE Mic Lock de Cochlear para los implantes de la serie ESPrit. Es un sencillo tubito de goma con una arandela ancha en uno de los extremos. Se compran de 5 en 5 (referencia Z60314) y son muy baratos.


Para hacer el "híbrido" hay que cortar las gomas amarillas de la pinza para retirar las arandelas de silicona. Esas arandelas hay que guardarlas para el siguiente briconsejo. Las gomas que vienen en esta pinza son demasiado finas para abarcar la batería del implante y se rompen en pocos días.


En nuestro caso reemplazamos las gomas amarillas por unas de color azul marino para que fuesen menos llamativas. En lugar de las grapas que sellan los extremos hemos utilizado hilo del mismo color fuertemente atado. !Después de un año de uso sigue aguantando!

El extremo de la goma que tenía la arandela que hemos retirado hay que pasarlo por la arandela del Mic Lock y atarla como hemos descrito antes. El tubo del Mic Lock se corta a medida para que quede ajustado al contorno del pabellón auditivo pero sin apretar. De esta manera conseguimos que incluso si tirásemos fuertemente del implante, éste se quedaría sujeto a la goma tanto por la arandela gruesa como por el tubito que abraza el extremo del cuerno delantero por lo que es prácticamente imposible perderlo.

Un detalle más. En la parte donde están pegados el tubito y la arandela gruesa del Mic Lock he cortado en bisel la esquina superior para evitar que rozase demasiado con la oreja.



Los que tengáis la vista más aguda habréis visto el segundo briconsejo: El "Salva FM".

El implante de la foto tiene una "mochila" justo debajo de donde sale el cable de la bobina. Es el receptor del sistema FM. Cada receptor cuesta también un potosí y el sistema de sujeción aunque es perfectamente válido para un adulto se queda un poco escaso para un niño y su trajín diario.

Os acordáis de las arandelas de silicona que quitamos de la pinza amarilla? Pues parecen hechas a medida para sujetar los receptores FM o bien el Euroadaptador si utilizáis un sistema FM no integrado. 

Os pongo un par de fotos además de la anterior para que os hagáis una idea....



Hay que ser cuidadosos a la hora de colocar la goma para que la curvatura del cable de la bobina quede completamente natural y sin forzar. Adelantando o atrasando la goma se llega a la posición ideal. 




En esta última foto podéis ver el mismo uso con el Euroadaptador.

Y por último una foto de todo el conjunto:




Fecha: Martes, 08 de Mayo de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario