martes, 21 de agosto de 2012

0253. El implante coclear - Ponchito escucha por primera vez - Contenido III - Un hijo con implante - Ponchito - Chile


Un hijo con implante

Por: Guadalupe Ureta 



Contenido III 

El implante coclear 
Ponchito escucha por primera vez 

Al año y dos meses Ponchito fue implantado en su oreja derecha, la que tenía una mayor pérdida auditiva. El proceso fue largo y estresante. La fecha de operación fue post puesta dos veces y estábamos muy ansiosos de que Ponchito por fin pudiera escuchar. Además estábamos esperando la llegada de nuestro segundo hijo y el haber retrasado la operación hacía coincidir las fechas con la del parto. Fue así como me realizaron una cesárea una semana antes de la fecha de implante. Nació nuestra hija Sara, una gorda preciosa, con mucha personalidad y que sería la inseparable amiga de Ponchito. 

Sabíamos que el implantarlo no garantizaba un desarrollo óptimo del lenguaje, sino que el éxito de la operación residía en el esfuerzo que nosotros como familia pusiéramos para que Ponchito recibiera la mayor estimulación posible. 

El proceso de implantación de Ponchito, podemos dividirlo en varias etapas: 

1. La elección del implante: 
Son los padres quienes deben decidir con qué marca de implante operaran a su hijo. Existen 3 grandes marcas de implante coclear: Medel, Cochlear y Advanced Bionics. Debimos analizar: tipo de procesador (cantidad de electrodos, nivel de tecnología, comodidad del procesador externo), prestigio de la empresa, servicio post venta y rapidez en los repuestos, servicio de calibración para los mapeos futuros. Las recomendaciones de la audiologa y del doctor fueron también importantes, ya que serían ellos los que deberían manipularlo y calibrarlo en el futuro. Debimos analizar los pros y contras de cada marca, para lo cual también nos fue útil conversar con distintas personas que habían tenido que pasar por la misma decisión. Fue así como después de mucho pensarlo, decidimos implantarlo con Advanced Bionics, empresa Norteamericana, que lleva menos tiempo en el mercado que Cochlear, australiana líder en el mercado de implantes cocleares. Si bien era un riesgo dada su menor experiencia, Advanced Bionics nos daba la posibilidad de que Ponchito tuviera mayor cantidad de canales auditivos. Por otro lado, el procesador Harmony con Body Warn nos pareció perfecto para un niño pequeño, dado que no requería de un aparato detrás de la oreja. Los resultados que hemos visto con este procesador nos hace estar convencidos de haber tomado la decisión correcta. 

2. La cirugía: 
El día que operamos a Ponchito estuvo lleno de sentimientos encontrados. Por un lado, era un momento de suma alegría, porque era el primer paso para que él oyera por primera vez, sin embargo, también teníamos mucho miedo. Aunque sabíamos que no era una operación complicada, siempre están los riesgos de la anestesia y la cirugía en sí. En la sala de espera, estábamos muy nerviosos a la llegada del doctor y luego de 3 horas llegó a avisarnos que todo había salido bien. El alivio fue enorme… nos abrazamos, lloramos de la emoción y sentimos una profunda alegría. Cuando nos dejaron verlo, Ponchito estaba en recuperaciones. Se sentía muy mal, pero estaba tranquilo. Tenía una venda grande en la cabeza y sentía nauseas. La noche la pasó con mi marido en la clínica porque yo tenía que estar con la Sara. Al día siguiente ya estaba en la casa, sin venda y corriendo feliz por todos lados. La recuperación fue excelente y pudo comenzar su vida normal el primer día. 

3. El encendido: 
A las 3 semanas de haberlo operado, volvimos a la clínica para el encendido del implante. También el doctor le revisó la cicatriz y mantuvo el parche hasta que se cayera naturalmente. Estábamos muy contentos, pero también teníamos miedo a la reacción de Ponchito cuando escuchara por primera vez. Al encenderlo, Ponchito estaba parado jugando con unos animalitos. De repente, al sentir el primer ruido, alzó su cabeza y corrió a mis brazos llorando. Cayeron también unas lagrimas sobre mi rostro y el de mi marido… Ponchito había pasado de su mundo silencioso al mundo con sonido. Era algo realmente increíble, un milagro…estábamos tan agradecidos de la ciencia, de los doctores, de Dios… la audióloga fue encendiendo los electrodos, encontrando el nivel óptimo para que Ponchito lograra incorporar el sonido sin sentir ninguna molestia. 

Fue así como Ponchito, a los 13 meses, escuchó por primera vez…una alegría inmensa se apoderaba de nosotros. Ponerle música, cantarle, hablarle, saber que todo lograría escucharlo era maravilloso… Al principio cada vez que poníamos su implante en la mañana se reía y pestañaba muchas veces, como quien ha estado a oscuras y de un momento a otro comienza a ver. 

Ver artículo http://www.unhijoconimplante.com/ 

Continúa.... 
Si deseas leer Contenido I y Contenido II, en este Blog arriba encuentras la Pestaña "Contenido", haces clic allí y busca los post No. 251 y 252.

No hay comentarios:

Publicar un comentario