miércoles, 5 de septiembre de 2012

0261. Importancia de la detección y prevención temprana de la pérdida auditiva en los Recién Nacidos a termino o prematuros. Parte I



Parte I

Importancia de la detección y prevención temprana 
de la pérdida auditiva


La pérdida de la audición es el obstáculo socialmente más aislante que un niño puede sufrir. Helen Keller, en su autobiografía, clasificó a la sordera como una desventaja mayor que la ceguera: “La ceguera - escribió - separa al ciego de las cosas, la sordera separa al sordo de la gente”.

La incapacidad para comunicarse hace que el desarrollo emocional y cognoscitivo saludable, sea excesivamente difícil para los niños que nacen sordos o que se convierten en tales antes de poder aprender a comprender correctamente el lenguaje hablado.

La edad promedio de diagnóstico de las deficiencias auditivas se sitúa en los tres años, mucho después del período de desarrollo en el que la adquisición del lenguaje se realiza con mayor facilidad y en el que se forman los lazos vitales entre madre e hijo.

Una pérdida de audición en un niño produce la falta de habilidad en la adquisición del habla y el uso del lenguaje. Estas deficiencias tienen un doble efecto en el niño. Por un lado, se produce un retraso en el aprendizaje y en el uso de su inteligencia en condiciones óptimas: como hay una etapa neurobiológica en que la adquisición del lenguaje es fácil, si el niño no lo puede incorporar en esa etapa, nunca más podrá hacerlo con la misma habilidad. En segundo lugar, desempeña un papel muy importante en el desarrollo de la personalidad del niño.

Por ello, la detección temprana es de vital importancia para el desarrollo cognitivo y emocional de los niños hipoacúsicos. Frecuentemente son confundidos con chicos con problemas neurológicos, psicológicos o de aprendizaje, haciéndoles invertir infructuosamente en tratamientos largos y costosos que ocasionan pérdida de tiempo inapreciable para el inicio del tratamiento adecuado.

Si se detecta tempranamente la pérdida auditiva mediante métodos preventivos de screening, se aumenta drásticamente las posibilidades de éxito de los tratamientos que se realicen y a su vez se reducen considerablemente los costos que invierte la sociedad en pro de la integración plena de personas hipoacúsicas.

Según la Ley 982 capitulo 9 publicada en el 2005, es obligatorio la realización de estudios de acuerdo a los avances de la ciencia y la tecnología, para la Detección Temprana de la Hipoacusia en todo Recién Nacido antes del tercer mes de vida.

Dimensión del problema

En promedio, un niño de cada mil presenta Hipoacusia Sensorioneural Severa a Profunda y entre tres y cinco de cada mil presentan Hipoacusia Leve a Moderada.


Es importante tener presente que solo el 50% de aquellos niños a los que finalmente se les detecta una deficiencia auditiva, manifestaba algún indicio dentro de Causas de la Sordera (Prenatales, perinatales, postnatales, genéticas y otras). El otro 50% es de imposible detección si no contamos con un estudio de screening.



Detección del problema

• Una hipoacusia se puede detectar en los primeros momentos de la vida.

• Es indispensable generalizar la implantación de pruebas neonatales como parte de la rutina pediátrica (Screening Auditivo Neonatal con carácter universal)

• La detección de problemas auditivos, ahora situada en torno a los 24 a 36 meses, se puede adelantar mediante técnicas totalmente objetivas.

• El Screening Auditivo Neonatal es más efectivo que los test de observación de conducta convencionales que se llevan a cabo en edades posteriores.

• El diagnóstico precoz no tiene sentido si no se adoptan de inmediato medidas terapéuticas oportunas (médicas, logopédicas, educativas, adaptación de audífonos, Implante Coclear).

• Para todos los casos en que ello sea recomendable, debe procederse cuanto antes a la adaptación de prótesis auditivas.

• En el caso de los niños, es necesario comenzar de inmediato su educación auditiva específica, junto al desarrollo de pautas de comunicación y del lenguaje.

• El cerebro de los niños está preparado para adquirir el lenguaje en los primeros 6 años de vida, de los cuales son los 3 primeros los más importantes.

La diferencia entre la primera sospecha de los padres y la confirmación del diagnóstico es superior a 1 año.

Exámenes a realizar

1. Detección Precoz de la Hipoacusia en los Recién Nacidos a termino o prematuros.
Mediante Potencial Evocado Auditivo Automatizado a partir de la 34 semana gestacional (ALGOIII)

2. Detección Precoz de la Hipoacusia en los Recién Nacidos a término.
Mediante el Potencial Evocado Auditivo Automatizado y/o Otoemisiones Acústicas como método de screening.

3. Pasado el evento de Otitis: La Impedanciometria o Inmitancia Acústica, Audiometría Infantil o Tonal dependiendo de la edad del niño.

4. Control luego de una Infección: Meningitis, Paperas y del uso de Medicación Ototóxica.

5. Control del Habla, evaluar su pronunciación alrededor de los 3-4 años, de la Deglución, Respiración y uso del Lenguaje.

6. Control auditivo anual y antes de ingresar a Primer Grado: Audiometría, Inmitancia Acústica y Logoaudiometría.

Ver artículo http://www.oiraudiologia.com/


Test de Apgar: evaluación del recién nacido
Por: Lola Rovati - Salud Infantil


Imagen http://es.wikipedia.org/wiki/Neonato
Recién nacido a término, nótese la coloración azulada de las manos y pies, reduciendo su puntuación de Apgar por un punto.

Los primeros diez minutos después de nacer son críticos en la vida del bebé. El Test de Apgar se trata de una puntuación que se realiza al minuto, a los cinco minutos, y a veces a los 10 minutos del nacimiento, que permite valorar el estado general del bebé.

Los cinco signos que se evalúan son:
  • Ritmo cardíaco: frecuencia del latido del corazón
  • Respiración: normal, lenta o nula
  • Tono muscular: fuerza de los movimientos, flexión de las extremidades.
  • Reflejos: Si el bebé estornuda o tose cuando se le aspira con una sonda nasal, indica una buena respuesta al estímulo.
  • Color de la piel: sonrosado, azulado o pálido.
Cada uno de estos parámetros se puntúa de 0 a 2 y la suma de los cinco alcanza una puntuación máxima de 10. Si el resultado es de 8 a 10 puntos, indica que el bebé está en buenas condiciones. Si es de 4 a 6, indica que algo no va del todo bien y requiere actuación inmediata. Si es menor de 4, necesita actuación de emergencia como respiración asistida o medicamentos.

A los cinco minutos se realiza la misma evaluación, valorando la adaptación del bebé al medio, por lo que el resultado deberá ser mayor que el primero y superior a 7 puntos.

El Test de Apgar, lleva el nombre de su inventora, la Dra. Virginia Apgar, médico anestesista, quien en 1952 propuso estandarizar la respuesta de los recién nacidos a cinco parámetros clínicos.

A lo largo de más de 50 años, este método ha logrado reducir la tasa de mortalidad (tasa de muertes) y la tasa de morbilidad (tasa de enfermedades), evaluando la vitalidad de los recién nacidos inmediatamente después de nacer.

Ver artículo   http://www.bebesymas.com/

EVALUACIÓN DE LOS CINCO PARÁMETROS CLÍNICOS

Función Cardíaca (pulso)
Sobre 100 latidos por minuto..............................2
Bajo 100 latidos por minuto................................1
Ausente............................................................0

Respiración
Normal, sin dificultad...........................................2
Lenta o irregular..................................................1
Ausente..............................................................0

Tono Muscular
Activo, con movimientos espontáneos...................2
Extremidades flectadas, con leves movimientos.....1
Sin movimiento, tono fláccido...............................0

Reflejos
Llanto vigoroso.....................................................2
Reacción discreta.................................................1
Nulos...................................................................0

Color de la Piel
Rosada................................................................2
Rosada pero con pies y manos azuladas................1
Azulada-grisácea..................................................0


RESULTADOS:

Puntajes sobre 8: Indican que el bebé está en buenas condiciones.
Es poco común que los niños nazcan con la piel rosada. Generalmente lo hacen con algún grado de color azulado y esto es debido al frío que sienten al nacer ya que dentro de su madre la temperatura era alrededor de 38 grados centígrados, la cual es muy superior a la del pabellón donde nace, el cual normalmente es mantenido a 28 grados centígrados.

Un puntaje entre 4 a 6: Indica algún problema y la necesidad de apoyo inmediato como lo puede ser la oxígenoterapia.

Un resultado bajo 4: Requiere de cuidados médicos de emergencia avanzados como respiración asistida, administración de sueros y medicamentos.

A los cinco minutos de nacer el bebé será reevaluado y su puntuación debe ser superior a 7. El test se repite para verificar la buena adaptación del niño al ambiente, por lo que a los cinco minutos éste no debiera ser inferior al del nacimiento.

Ver artículo   http://www.somospadres.com/

¿Como se detecta la sordera en los bebes recién nacidos?

Hasta hace poco detectar la sordera en bebés recién nacidos era un difícil reto para la comunidad científica. En la actualidad esta circunstancia es posible gracias a la implantación de Programas de Detección Precoz de la Sordera.

El cribado auditivo universal, también conocido como screening neonatal o tamiz auditivo neonatal, permite establecer un diagnóstico definitivo de pérdida auditiva en bebés de hasta 2 meses de vida, como media de edad.

Esta prueba totalmente indolora se realiza a todos los bebés recién nacidos antes de recibir el alta del hospital. Según el centro hospitalario el Cribado Auditivo Universal puede ser mediante Otoemisiones  Evocadas Transitorias (OEAT) o Potenciales Evocados Auditivos Automáticos (PEATCa).

Ambas pruebas son válidas para el diagnóstico, aunque los PEATCa obtienen resultados mucho más precisos que los OEAT, que sólo detectan las pérdidas auditivas que dependen de la respuesta de la cóclea. La prueba de los PEATCa es la que en realidad recomiendan los organismos nacionales e internacionales especializados en velar por la efectiva detección precoz  de la pérdida auditiva.

A continuación la diferencia entre ambas puebas....

Otoemisiones  Evocadas Transitorias (OEAT): 

En las OEAT se coloca una pequeña sonda en el oído del bebé que emite un sonido. Esta sonda recoge la respuesta de la cóclea (estructura con forma de caracol situada en el oído interno). Esta prueba es muy rápida.

Potenciales Evocados Auditivos Automáticos (PEATCa)

En cambio, la prueba de los PEATCa requiere más tiempo. Consiste en colocar unos electrodos en la cabeza del bebé. Se le manda un sonido y dichos electrodos recogen la respuesta a nivel cortical del sonido.


Causas de la sordera congénita neonatal

Los especialistas han elaborado una lista rápida que permite sospechar si existe algún factor de riesgo de sordera en cada bebé concreto.


Para recordarla, mejor utilizan un acrónimo, o sea, una palabra clave cuyas letras dan las pistas acerca de dichos factores de riesgo. Para la sordera utilizan la palabra HEARING que precisamente significa audición en inglés.


He aquí las claves:


H de Herencia ¿Existe algún sordo en la familia?

E  de Ear (= oreja en inglés) ¿Tiene el bebé alguna anomalía visible en las orejas? ¿Sus orejas son de aspecto normal?.
A  de Anoxia o de Apgar ¿Tuvo el bebé algún problema en el nacimiento? (Por ejemplo un test de Apgar bajo o que necesitara reanimación)
 de Recetar ¿Ha tomado algún fármaco dañino para el oído? (Pueden serlo algunos antibióticos como gentamicina, kanamicina, estreptomicina, tobramicina y algunos diuréticos).
I de Infección ¿A tenido alguna infección congénita, tales como: Toxoplasma, Rubeola, Citomegalovirus, Herpes o Sífilis?
 de Neonatal ¿Tuvo que ser ingresado por algún motivo serio en los primeros días: Una sepsis, una meningitis neonatal, hemorragia cerebral, respiración asistida...?
 de Growth (= crecimiento en inglés) ¿Ha nacido con poco peso?


¿Que podemos hacer para tratar la sordera infantil?

Si un bebé tiene un factor de riesgo o si los padres detectan algunos de los signos de alerta, deben comentarlo con su pediatra para que éste valore al bebé y solicite las pruebas necesarias.


Si se confirma un defecto de audición, cuanto antes se corrija, mejor evolucionará el niño. 



Las posibilidades de tratamiento incluyen:

Audífonos: Las prótesis auditivas para facilitar la audición se pueden colocar a partir de los 6-8 meses de vida.


Logopedia: Será necesaria durante un largo período.


Implante de cóclea: en niños mayores de 12 meses con defectos concretos.


Ver artículo   http://www.elbebe.com/
Si deseas leer la Parte II de este artículo, en este Blog arriba ves seis pestañas, busca la pestaña "contenido", haces clic allí y busca el artículo No. 0262.

No hay comentarios:

Publicar un comentario