jueves, 6 de septiembre de 2012

0262. ¿Por qué es importante evaluar la audición de su bebé lo antes posible? Parte II



Parte II

¿Por qué es importante evaluar la audición de su bebé lo antes posible?

El tiempo más importante en el que el niño debe estar expuesto a la lengua oral y aprenderla es durante los 3 primeros años de vida. De hecho, los niños empiezan a aprender el habla y a tener un mayor progreso en el desarrollo del lenguaje durante los 6 primeros meses de vida. La investigación indica que aquellos niños que tengan deficiencia de la capacidad auditiva y consigan tratamiento, tienen mejores aptitudes y posibilidades para aprender el lenguaje hablado que aquellos que no lo consigan. Cuanto antes usted se dé cuenta de la existencia de una deficiencia en la audición o de sordera, más pronto podrá asegurarse de que su bebé se beneficia de las estrategias auditivas y orales que le ayudarán a aprender a comunicarse.

¿Cómo puede reconocer la pérdida de audición durante la primera infancia?

Aunque la evaluación auditiva está diseñada para detectar la pérdida de audición lo antes posible, algunos niños no desarrollan esta pérdida hasta que son más grandes. En esos casos, los padres, aquellos que los cuidan o los abuelos son a menudo los primeros en darse cuenta. Aunque la audición de su bebé haya sido evaluada, usted debe buscar signos de que su bebé está oyendo bien.

Por ejemplo, durante el primer año, note si su bebé reacciona a los ruidos fuertes, imita sonidos y empieza a responder a su nombre. A la edad de 2 años, pregúntese si su niño juega con su voz, imita palabras sencillas y disfruta jugar a "las escondidas" y a las "palmitas". ¿Está usando su bebé oraciones de dos palabras para hablar y pedir cosas? A los 3 años, note si su bebé empieza a comprender "no ahora" y "no más" y si sigue instrucciones sencillas. Si por cualquier motivo usted piensa que su niño no está oyendo bien, consulte inmediatamente.

Comportamientos característicos de niños con problemas de audición:

De 0 a 3 meses: No se despierta con ruidos intensos. No reacciona (con llanto o estremecimiento) ante ruidos sorpresivos y fuertes.

De 3 a 6 meses: No busca con la mirada la voz de su madre. No emite gritos o sonidos para llamar la atención.

De 6 a 9 meses: No responde cuando lo llaman por su nombre. No gira ante los ruidos.

De 9 a 12 meses: No aprende a ejecutar órdenes sencillas (“chau”, “beso”, “upa”). No emite sonidos que se le enseñan reiteradamente. No manifiesta reconocer palabras familiares y sencillas.

De 12 a 18 meses: se muestra interesado sólo por lo que ve. No ejecuta órdenes sencillas. No dice ninguna palabra.

De 18 a 24 meses: No adquiere lenguaje. Grita y/o señala cuando quiere algo. No responde cuando lo llaman, aún gritándole.

Si su bebé sufre de pérdida de audición, ¿se puede mejorar su capacidad auditiva?

Existen una variedad de dispositivos de ayuda y estrategias que son útiles para los niños que tienen problemas de audición. Un audiólogo puede ayudarle a determinar si estos u otros dispositivos pueden ayudar a su niño.

Los audífonos: Son instrumentos que amplifican los sonidos. Se usan dentro o detrás de la oreja y vienen en varias formas, tamaños y de tecnologías diferentes. Los audífonos pueden usarse en distintos grados de pérdida de audición. Un audiólogo decidirá el audífono que funcionará mejor de acuerdo al tipo de pérdida auditiva de su bebé y asegurándose siempre que la recepción del habla sea lo más nítida posible

Los implantes cocleares: Requiere de cirugía y busca reemplazar las células del caracol perdidas severamente o en su totalidad. Son mejores para aquellos que tienen una pérdida de audición profunda y no se benefician con los audífonos.

Sistemas personales de frecuencia modulada (FM): A medida que crecen los niños, muchos otros dispositivos están disponibles para ayudarles a escuchar. Algunos dispositivos ayudan a los niños a que oigan mejor en el aula de clases, como los sistemas personales de frecuencia modulada (FM) y los amplificadores personales, etc.

¿Cómo puede ayudar a su bebé a comunicarse?

Existen una variedad de formas de ayudar a los niños con pérdida de audición a expresarse e interactuar con otros. La alternativa que usted elija dependerá de cómo quiere que su bebé aprenda y se comunique. Averigüe sobre todas sus opciones y converse con expertos.

Las opciones orales/auditivas combinan la audición, lectura de labios, dispositivos de audición tales como audífonos e implantes cocleares. La meta de estas opciones es ayudar a los niños a que desarrollen habla y habilidades auditivas.

El lenguaje de señas es usado por algunos niños sordos y sus familias. El lenguaje de señas consta de signos manuales, movimientos corporales, expresiones faciales y gestos. Posee su propia gramática y sintaxis,

Las opciones combinadas usan partes de los diversos métodos descritos anteriormente. Por ejemplo,algunos niños sordos que usan las opciones orales/auditivas también aprenden el lenguaje de señas, la lengua escrita, etc.

¿Tendrá mi niño dificultades en la escuela?

 Al igual que otros niños, los niños sordos o con problemas de audición pueden desarrollar aptitudes académicas, sociales y emocionales y tener éxito en el colegio. Usted puede hacer mucho para asegurar que esto suceda. 

Determine cómo el sistema escolar al que su hijo pertenece ayuda a los niños con pérdida de audición.

Explore los programas fuera del colegio que pueden ayudarle a usted y a su niño, y converse con otros padres que ya hayan pasado por esto.

Ver artículo   http://www.susmedicos.com/
Si deseas leer la Parte I de este artículo, en este Blog arriba ves seis pestañas, busca la pestaña "contenido", haces clic allí y busca el artículo No. 0261.

No hay comentarios:

Publicar un comentario