viernes, 26 de octubre de 2012

0270. Milo - Primeros momentos 2007 - Contenido I y II - Creciendo con implante coclear - Milo - Argentina


Milo - Abril 2007 - Argentina 


Creciendoconimplantecoclear.blogspot.com
Por Roberta Jawerbaum

Contenido I
Milo

Cuando nos enteramos que nuestro hijo menor, recién nacido, no escuchaba bien.

No teníamos idea que hacer primero, no sabíamos a quien recurrir, estábamos totalmente mareados de información y desinformación.

Busque un libro o un blog o algo que me contara que nos estaba pasando como familia, que le pasaba a nuestro hijo, pero sobre todo busque una historia similar a la mía para poder identificarme, no sentirme tan sola, tan perdida. Hoy y aunque solo han pasado 5 años de aquel momento la información ha crecido, es mucho más fácil encontrar foros y blogs donde implantados cocleares y sus familias cuentan sus experiencias.

Es un deseo humano normal, juntarse con otros que pasan por lo mismo. Las situaciones similares y las experiencias compartidas facilitan el camino. 

Hemos pasado mucho con Milo y con nuestra familia, un montón de cosas que hoy quiero compartir.



Azul, Ambar y Milo- Mayo 2007 

Contenido II 
Primeros momentos 2007 

En los días que empezamos a notar que Milo no escuchaba bien ya teníamos información acerca de que algo estaba mal. Es decir que salimos del Hospital donde él nació, con un estudio llamado Otoemisiones que había dado negativo. En su caso había nacido con los pulmones inmaduros por lo cual recibió asistencia y a las horas el cuadro empeoró con un neumotórax espontáneo. Estuvo internado varios días. A todos los bebés que pasan por neonatología (por lo menos en esa Clínica) se les realizaba este examen sencillo que da una primera idea de como está el sistema auditivo. A veces da mal y hay que repetirlo al mes cuando el conducto auditivo está más maduro y no hay liquido en los conductos. En nuestro caso a Milo le dieron siempre mal, y a medida que aumentaba la complejidad de los exámenes estos seguían dando negativos. 

Muchos me decían que recibir la noticia de que tu hijo tiene un problema es como si un bomba cayera en el medio de la familia. Hoy esa visión trágica y fatalista no me cierra del todo, porque ese bebe o beba, es vida, no es destrucción y siento que su momento de llegar no puede igualarse ni en un segundo a la destrucción de una bomba. También pienso, puede ser que hemos superado ese momento y la familia esta fuerte y feliz. 

La bomba, que me mencionaban en el momento inicial, agresiva y destructiva la siento lejos para definir la situación. Lo que vivimos se parece más a un licuado mental y familiar, todo se sacude, va para una lado para el otro, nos chocamos, nos desarmamos y formamos algo nuevo como familia, como sistema. 

Además de Milo, tenemos dos hijas mayores que él, Azul y Ámbar, sin ningún problema auditivo, que en el momento de nacer Milo tenían 4 y 2 años respectivamente. 

Para darles una idea de cómo el problema de un miembro de la familia influye en todos, vaya un ejemplo: Azul, cuando le explicamos que problema estábamos notando en su hermano y que debía usar audífonos, me dice un día: “mamá, yo ahora no voy a ser más Azul….”¿cómo qué no? ¿y quien vas a ser? “voy a ser la hermana del sordo”. Tenía un poco de razón, para que engañarnos, nos redefiníamos como familia y ella lo había captado. Es obvio que si alguien habla de nosotros, que Milo sea sordo va a ser fundamental en nuestra descripción como familia algo así como ¿viste Roberta? , ¿No, quien es? “la mamá del nene sordo”. En ese tiempo se me hacia raro, hoy lo disfruto, créanme, lo llevo con orgullo, porque Milo es más que un nene sordo, Azul y Ámbar muchísimo más que las hermanas del sordo y podemos ver como todo se ha ordenado. El sistema familiar se ha rearmado. 


Continúa..... 
Si deseas leer Contenido I, II, III, IV y otros escritos con posterioridad en la parte superior de este Blog Implantada Coclear Feliz arriba encuentras la pestaña "Contenido", haces clic allí y busca los post No. 270, 272, 273 y otros escritos con posterioridad.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario