martes, 23 de octubre de 2012

0284. El primer y segundo implante coclear de Milo - Contenido VIII y IX - Creciendo con implante coclear - Milo - Argentina

Milo con Dr. Thomas Balkany- Agosto 2008

Creciendo con implante coclear
Por Roberta Jawerbaum 



Contenido VIII 

Primer implante coclear de Milo 

Nos decidimos rápidamente a operar a Milo una vez seguros de su diagnóstico irreversible. Ya conocíamos por asistir a una escuelita de sordos, que el sistema daba buenos resultados y que los chicos aprendían a escuchar y hablar. Así fue como realizamos los estudios prequirurgicos que incluyeron resonancia magnética, tomografía, análisis de sangre y electrocardiograma. También le dimos algunas vacunas extras contra el meningococo.

Habíamos decidido realizar en primer lugar, un solo implante, esto por dos motivos. Principalmente porque con una neuropatía el implante coclear puede no funcionar, el segundo motivo era porque en ese momento no se indicaba regularmente un implante bilateral simultáneo, y en algunos casos tampoco con diferencia de tiempo. 

Hoy y a pesar de haber pasado esto hace solo 4 años, es más común la indicación de implante bilateral, dado que se entiende que si bien con un solo implante se recupera la función, con dos se logra mejor localización del sonido, mayor velocidad en el aprendizaje de vocabulario y menos stress por reducción del esfuerzo en la escucha.

Así, en agosto de 2008, cuando Milo tenía 1 año y 5 meses, fue implantado de su oído derecho y en noviembre de 2009, con 2 años y 8 meses, del oído izquierdo.

En la Primera intervención salió con una parálisis facial, que por suerte fue transitoria. Esto puede suceder cuando en la operación se toca algún nervio facial. Para evitar esto se colocan sensores durante la colocación del implante. En el caso de Milo parece ser que el calor del hueso al ser tallado para colocar el implante produjo una inflamación que se manifestaba con una parálisis facial. Le dieron un tratamiento con corticoides y en menos de un mes recuperó la movilidad total de su carita.

El momento de la operación, aquella mañana, sentimos una mezcla de ansiedad, miedo y una extraña alegría. Un momento de entrega total que a la vez es una apuesta a un futuro mejor.

Son instantes en los cuales no debemos ser egoístas y pensar que no queremos pasar nosotros ni el bebe por algo así. Hay que tener la decisión de que se esta haciendo lo correcto y darle para adelante en esa dirección.

Ese mismo día nos fuimos a casa. Ansiosos por el día de la activación.



Milo con sus 2 implantes: el Harmony en el lado derecho y el de "cajita" en la izquierda



Contenido IX

Segundo implante coclear de Milo


El primer implante fue todo un éxito. Milo comenzó a hablar y avanzaba rápidamente. Escuchaba de a poco, le gustaba la música y escuchar como imitábamos a los aviones, los trenes y los autos.

Decidimos seguir con la terapia Auditivo Verbal, primero Maki y luego Romina, venían a casa y yo participaba de la sesión aprendiendo como enseñarle a Milo cada cosa con cada ruido, y a ampliar su vocabulario.

También recomenzamos musicoterapia. Habíamos tenido desde que Milo era bebé un profesor de música y después preferimos ponerle una especialista que pudiera incorporar en él los conceptos de ritmo, acento , graves y agudos que facilitaran luego la calibración del implante coclear.

Comenzamos a pensar en el implante para el otro oído.
Pregunté a los Dres. si había material escrito sobre las ventajas del implante bilateral. En ese momento no había nada debidamente comprobado. La casuística escasa no permitía la publicación de estudios científicos pero sí existía una idea y posición tomada por algunos médicos. La misma indicaba que el implante bilateral mejoraba:
- detección del sonido
- aceleraba el aprendizaje del lenguaje y el vocabulario
- disminuía el stress porque disminuía el esfuerzo del niño para escuchar.

Según el Dr. de Milo cuanto antes se implanta el 2do oído mejor es el aprovechamiento que se hace de el implante. Es decir que es importante que el niño sea pequeño pero también que lo que ellos llaman "periodo ventana" entre uno y otro implante no exceda los 2 años. Todo esto es lo ideal pero no siempre es lo más fácil de lograr.

Nos pusimos en marcha con los trámites para finalmente lograr que en Noviembre de 2009 Milo recibiera su 2do implante en el oído izquierdo.

Este momento fue mucho mas tranquilo que el primero. Sabíamos que nos esperaba en cada paso y todo lo que vendría luego.

Los progresos fueron rápidos y además hubo varias ocaciones en que no pudo usar un implante y por suerte tenía el otro.



Pensamos que fue una muy buena decisión, tener dos implantes dado nos ayudo en muchos momentos más allá de las ventajas que mencionaron los médicos. 




Continúa.... 
Si deseas leer Contenido I, II, III, IV, V, VI, VII en este Blog Implantada Coclear Feliz en la parte superior encuentras la pestaña "Contenido", haces clic allí y busca los artículos No. 270, 272, 273, 282, 283....


No hay comentarios:

Publicar un comentario