viernes, 26 de octubre de 2012

0292. La Terapia Auditivo Verbal - Contenido XIII - Creciendo con implante coclear - Milo - Argentina

Milo con Romi divirtiéndose mucho



Creciendoconimplantecoclear.blogspot.com 

Por Roberta Jawerbaum 



Contenido XIII 

La Terapia Auditivo Verbal 


Cuando un niño hipoacúsico está equipado con audífonos o implantes cocleares, necesita una terapia para aprender a escuchar y hablar. 

Existen diferentes enfoques, entre otros algunos son: el lenguaje de señas (que no necesita equipamiento), la escucha con apoyo en lectura labial llamado método auditivo oral y la terapia auditivo verbal donde se intenta que el niño escuche y hable aprovechando al máximo la capacidad auditiva y de fonación, sin más apoyo que el tecnológico. 

Nosotros elegimos esta terapia para Milo. 

La Terapia Auditivo Verbal es un enfoque terapéutico para la educación de los niños sordos donde se enfatiza el desarrollo de las habilidades auditivas para desarrollar el lenguaje a través de la audición. Se trabaja mucho con los padres y la familia para que se creé en el hogar un ambiente en donde el niño aprenda a escuchar, a procesar el lenguaje verbal y a hablar. 

Si bien Milo tiene sesiones con Romina Piccione regularmente, este método requiere una activa participación de todos los que estén mucho tiempo con el niño. En nuestro caso yo estaba siempre con Milo durante la sesión y a veces participaba la Sra. que cuidaba a Milo en mi ausencia. Ahora a veces estoy yo, aunque suele trabajar mejor solo. También Azul y Ambar comparten esporádicamente estas sesiones donde ven la forma de trabajar para que Milo incorpore mejor algunas pautas del lenguaje.

La sesión yo la veo como una secuencia de juegos que intentan que el escuchar se vuelva algo natural. Al principio para Milo los ruidos no tenían un significado, y por medio de este método se tiende a que aprenda a que todo tiene un sentido. No se espera que aprenda estructuras de oraciones o vocabulario desprovisto de un contexto sino lo contrario. Todo tiene que transmitirse en situaciones cotidiana y que tengan significado en la vida del niño. 

A medida que fue creciendo fuimos aprendiendo diferentes cosas en la terapia, por ejemplo: a contar lo que hacemos diariamente para que Milo lo incorpore, luego agregamos el pedirle más de una cosa y ver como puede recordarlas, por ejemplo "me traes de la cocina el plato azul y el vaso de vidrio por favor?". Todo un desafío que hoy hace normalmente.

Lo importante va más allá de las sesiones particulares que tiene el chico con el profesional, es más bien un estilo de comunicación que tiene que aprender la familia entera y utilizar en el día a día según las distintas etapas de aprendizaje. 

Personalmente creo que todas las terapias funcionan mejor así. Sea esta para corregir la "R" mal dicha en un niño normoyente o cualquier otra cosa más compleja. La cantidad de horas pasadas en el hogar son muy superiores a la cantidad de terapia que pueda asistir un niño, a mayor práctica, mayor resultado. Además dentro del hogar el hablar cobra sentido, mucho más aún: tiene una carga afectiva que ayuda al desarrollo exitoso. 

Otro punto importante de las sesiones de Milo es aprender a clasificar los sonidos en agudos, medios y graves y detectar su intensidad como fuerte, mediano y suave. 

Esto facilita la calibración de sus implantes cocleares. 


Desde muy chiquito con diferentes estrategias a través de juegos, Milo aprendió fácilmente y lo demuestra al momento e calibrar sus implantes colocando cubos en un juego de encastre o pintando cada vez que escucha un ruido. A medida que crece, si escucha un ruido fuerte señala el dibujo de un elefante, si es medio de un perro y si es suave indica el dibujo de un pajarito. Por último con música aprende a clasificar en graves, agudos etc. 



Hoy lo indica utilizando unas mamushcas (muñequitas rusas de distintos tamaños) que trajo Romina en un intento por atraer siempre su atención con cosas nuevas. 



Hoy con Milo de 5 años y medio se nota claramente que en la TAV se tratan objetivos de audición, habla, lenguaje y cognición, con muchas actividades que tienen objetivos comunes a las distintas áreas. En este momento a través de la lecto-escritura, estamos trabajando con Milo la posibilidad de que se concentre en una consigna, al mismo tiempo que escribe o pinta. La idea es que escuche, es decir "oiga prestando atención" sin mirar al interlocutor, adelantándonos a las situación de dictado clásica del primer grado escolar que le espera el año entrante. 



Es importante saber que se le habla al niño en un tono y volumen de voz normal, con articulación natural, desalentando la lectura labial. Igualmente Milo utiliza este tipo de lectura, por ejemplo cuando se baña o temprano a la mañana antes de ponerse los IC, pero es un complemento en la comunicación y no su canal principal. 

El orden en que se van enseñando cosas y aumentando la complejidad es siguiendo la secuencia natural con respecto al lenguaje verbal de los niños que oyen normalmente. Esto es : primero apuntamos a la comprensión, luego a la expresión y mucho después se desarrolla la lectura y finalmente la escritura. Se espera que que maduren según las diferentes etapas desde el balbucéo, la palabras sueltas, llegando a expresarse con oraciones compuestas y complejas con la gramática similar a la del adulto alrededor de los cuatro años. Pero ¡OJO! tenemos que basarnos en la edad auditiva del niño y no en la cronológica. Al principio va a existir una "ventana", es decir una diferencia entre lo que dice nuestro hijo de 2 años implantado al año y otro de 2 años normoyente pero luego suele acortarse hasta llegar a a la complejidad en la dialéctica y cantidad de vocabulario de un niño de su edad. 

Para acortar estas diferencias es súper importante la detección precoz y la intervención temprana, para aumentar las posibilidades de disminuir la brecha entre la edad cronológica y la edad madurativa, sobre todo la lingüística. 

Yo particularmente y notaba la diferencia a los 4 años cuando tenia que explicar una situación, talvez un amiguito lo decía en 5 oraciones y Milo en 2 palabras. Creo que esto también puede verse en otros chicos sin problemas auditivos pero como uno está digamos "enfocado" por no decir obsesivamente tildado, mirando la evolución del lenguaje, encuentra más detalles. ¿qué podemos hacer!!!!!? es difícil el equilibro entre estar atentos y obsesivos.......... 


Continúa.... 
Si deseas leer Contenido I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, XI, XII, XIII... en este Blog Implantada Coclear Feliz en la parte superior encuentras la pestaña "Contenido", haces clic allí y busca los artículos No. 270, 272, 273, 282, 283, 284, 285, 291, 292.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario