lunes, 14 de enero de 2013

0326. Implante coclear híbrido. Entrevista hecha a Reginaldo Pancini Delallibera escrita por Lak Lobato y traducida por Olivia Castro Cranwell




Implante coclear híbrido

Buenos Aires, Argentina, julio 30, 2011

Por: Olivia Castro Cranwell

Hace un tiempo atrás llegó Doris al blog y se presentó cómo implantada híbrida. Nadie conocía ese tipo de implante. Lo único que entendí en aquel entonces que lo suyo era una mezcla de implante con audífono. Al principio pensé que los híbridos eran las personas que de un oído usan un IC y del otro un audífono. No le presté demasiada atención al tema, mi obsesión por el implante coclear no me lo permitió. Para mi Doris era una implantada coclear con alguna cosa rara que yo no podía entender. Mismo así Doris se quedó con nosotros, compartiendo nuestras alegrías y decepciones. Poco hablaba de su implante, no sé si es porque no la escuchabamos o porque se sentía demasiado confundida para explicarlo. Su caso fue difícil ya que se le potenciaron los acúfenos con la operación, lo que sucede con sólo un cinco por ciento de los pacientes. Fue el patito feo de los implantados cocleares. No encajaba en ningún lado. No es para menos, hay muy pocos híbridos en el mundo y en Argentina sólo son seis (ahora siete con Nelba).

Fui ingrata con Doris. Cuando me hablaba de los acúfenos lo único que yo pensaba era en que se tenía que arrancar esa mezcla rara de implante y audífono y ponerse un implante coclear “de verdad”. Ella sufría y se sentía sola, necesitaba conocer un implantado hibrído para que la comprendiese.

Doris se la pasa ayudando y acompañando a los otros mientras sufre en silencio sus problemas. Finalmente me dí cuenta que tenía que saber lo que era un implante híbrido si la quería. Lo busqué en el google. De casualidad (¿o causalidad?) mi amiga brasileña e implantada, Lak Lobato le hizo una entrevista a un implantado híbrido y lo subió a su blog. Le pedí permiso y lo traducí para transcribirlo en nuestro blog. De ese modo nos informamos y nos acercamos más a Doris, que tanto merece, porque la queremos: 

¿Ya escucharon hablar del implante híbrido? Es básicamente un implante coclear, pero distinto al tradicional, indicado para quién tiene una buena audición residual en las frecuencias medias y/o graves. Por causa de esa buena audición residual, el implante coclear tradicional no está indicado, para no perjudicar la audición que la persona ya tiene naturalmente. 

La diferencia entre el IC convencional y el implante híbrido está en que el haz de los electrodos del hibrído es más corto que el tradicional, estimulando apenas el área de frecuencias más altas (sonidos agudos), que los audífonos no consiguen ampliar sin que haya distorción. El implante híbrido tiene una parte externa al igual que el IC tradicional, pero esa parte también incluye un audífono convencional que sólo aumenta los sonidos graves, estimulándo así la audición natural, cómo lo hace cualquier audífono normal. O sea, un implante híbrido vendría a ser la combinación de un IC y un audífono en el mismo oído.




No hay nada mejor para saber cómo funciona determinado aparato que el testimonio de un usuario, así que aquí transcribo la entrevista con Reginaldo Pancini Delallibera, el primer implantado hibrído que tuve el placer de conocer:

1- Habláme un poco de vos, de donde sos, cúantos años tenés, qué hacés de la vida. 

Soy de São João da Boa Vista SP, tengo 30 años y trabajo como técnico en seguridad en el trabajo. 

2- ¿Naciste sordo o perdiste la audición? ¿A qué edad? 

Nací con una audición perfecta, hasta el día de hoy ningún médico supo decir cúal fue el problema, lo que indica que viene de una enfermedad auto inmune. Perdí la audición del lado izquierdo cuando tenía 21años. Me di cuenta que tenía un problema cuando empecé a oir un ruído (zumbido) en el oído constantemente. A la semana fui al médico, hice una audiometría y me encontraron una leve perdida auditiva en el oído derecho. A los tres meses me hice otra audiometría y la perdida ya era mucho más significativa. El médico me recetó un remedio. Tres meses después hice otra audiometría que indicó una perdida auditiva grande . Empecé a oir sólo las frecuencias bajas. Mientras tanto en el oído derecho seguía con una audición normal, sin perdidas, pero cuatro años después este último también tuvo una perdida, que se mantuvo estable durante un buen tiempo. Finalmente el año 2009 perdí casi toda la audición en el oído derecho. 

3- ¿Cómo es tu audición natural? ¿Antes de hacer el implante hibrído utilizabas un audífono común? ¿Conseguías oir bien con él? ¿Escuchabas música, hablabas por teléfono, etc? 

Mi audición sin audífono es practicamente nula, sólo escucho los sonidos graves (baja frecuencia) y la perdida está alrededor de 70 a 80 db. 

Para que tengas una idea, no escucho ni las alarmas sonando! Ya me pasó que la alarma de mi coche se puso a sonar de noche sin que yo me entere. Y el coche estaba al lado de la ventana de mi cuarto… 

No consigo conversar con una persona que está a mi lado ni en un ambiente silencioso. Hasta hace poco tiempo atrás el audífono me ayudaba mucho, aunque en el teléfono fuese difícil, con el resto estaba muy bien.  

4- Cómo supiste sobre la existencia del implante coclear? Tuviste la oportunidad de ser candidato a un IC convencional? 

Ya sabía algo del IC porque investigué bastante, pero quién me lo indicó fue un médico en Campinas. 

Cuando empecé a hacer los exámenes todavía no habían lanzado el IC híbrido. 

Mi caso era medio complicado para poder ser candidato al IC porque tenía una buena audición residual en las frecuencias bajas. No encajaba para hacerme el implante convencional aunque algunos médicos lo querían hacer igual. Pero después de un tiempo surgió el implante híbrido y un médico me lo recomendó. 

5- Cómo supiste de la existencia del IC híbrido? En qué es diferente al IC convencional? Lo sabés? 

Bueno, fui a un médico que me lo indicó, no sé bien que es porque soy uno de los primeros a haberme hecho este tipo de implante en la Unicamp. No sé si ya lo hicieron en otro lugar. La diferencia está en el haz de los electrodos que van a la cóclea. Otra diferencia que recibo sonido tanto por el implante como por el oído implantado con un audífono. Vean modelo aquí 

6- ¿Tuviste dudas antes de decidirte a hacer la cirugía? ¿A qué le temías? 

Llegué a una situación tal que pensé: peor de lo que está mi audición no puede estar. Así que no tuve muchas dudas, al contrario, estuve muy feliz cuando me implanté. 

7- ¿Cúales son los resultados del IC? ¿Fue largo para conseguirlos? ¿Necesitó de fonoterapia para adaptarse a la audición a través de él? 

Todavía no puedo responder a estas preguntas porque sólo fui activado hace dos semanas. Pero por ahora todo estoy muy bien. Ya entiendo la televisión (claro que no al 100%), en la misa entiendo bastante, no estoy más perdido. Sólo en los lugares con mucha gente hablando que me cuesta, porque el sonido que viene del implante es muy diferente al sonido “acústico” del híbrido, ya que une los dos tipos de sonidos. Es por eso que al principio confunde mucho, pero el sonido debe ser mejor que el del IC convencional, tanto así que no necesito hacer fonaudiólogía. 

Obrigada Lak!!! 

Entrevista escrita por Lak Lobato y traducida por Olivia Castro Cranwell

No hay comentarios:

Publicar un comentario