martes, 29 de enero de 2013

0331. La primera visita al cine - Contenido V - Por: Raquel Martín (Ráa) - España


Memorias de una IC


Memorias de una implantada Coclear
Por: Raquel Martín (Ráa) - España

Bienvenidos a Memorias de una Implantada Coclear. Soy una chica de 24 años. Alegre, con carácter, segura de sí misma aunque a veces un poco indecisa pero suelo tener las ideas claras. Con ganas de vivir y mejorar mi calidad de vida. Implantada en julio de 2012 y conectada en septiembre del mismo año.

Si has llegado hasta aquí, cualquiera que sea el motivo, me estás leyendo y sueles seguirme sólo decir GRACIAS.

Ésto son memorias biográficas desde el día que me implanté en adelante, donde cuento mis progresos como terapia de choque, para que en un futuro pueda ver cuánto me ha ayudado esta decisión de cambiar. No pretendo ser un modelo a seguir, tan sólo quiero compartir con los que me leéis mi experiencia, progresos, los días buenos y no tan buenos, la felicidad que puedo llegar a sentir en muchos momentos, porque como se suele decir “Una alegría compartida es doble alegría y, una pena compartida es media pena.” Con ellas, pretendo ayudarme a mí misma y si puedo ayudar a los demás, mucho mejor.

Contenido V
La primera visita al cine
España, diciembre 11 de 2012.

Llevo tiempo ausente de contar mis avances como IC, más por ocupación que por vagancia. Pero recordé que me propuse dejar todo plasmado aquí, para ir leyéndolo poco a poco en un futuro y ver cuántas cosas han ido cambiando. Es la única manera positiva de ver mis progresos, porque se van olvidando a medida que llegan los nuevos y sólo te acuerdas de los más básicos.

Las sesiones de logopedia van viento en popa y a toda vela. Ya voy por el reconocimiento de sonidos y escuchando música. Hemos trabajado también los cuentos asociándolos a imágenes mientras los escucho, a ver si estoy entendiendo el cuento realmente bien. Todo ha sido un éxito pocos fallos evidentes en palabras que se pueden confundir pero realmente muy bien.

Ahora trabajo con dos logopedas, para dedicarle más tiempo a mi rehabilitación. No es que una sea mejor que la otra. Es, simplemente, una cuestión personal. Una lucha y un esfuerzo que quiero que sean dobles... Cuánto más, mejor. O eso dicen.

Ayer, tuve la primera evaluación con la nueva logopeda. Hemos trabajado únicamente la voz. Me ha grabado y luego me he escuchado... realmente no sabía que mi voz sonara así. Luego se ha grabado ella para así diferenciar lo que ella cree que le falta a mi voz: melodía. Me ha hecho comprender lo que hay que pulir porque siempre se puede mejorar y cambiar. Hemos leído primero por separado, luego a la vez dos cosas diferentes y me ha demostrado que así puede frenarme y hacer que lea más despacio. También me hizo un mini dictado, en el cuál tuve dos fallitos pero que, según ella, era lso que realmente esperaba encontrar. Luego, hemos probado el móvil... Me puse un poco nerviosa, porque no he vuelto a hablar por él desde la conversación aquella con mi madre, la inesperada. Pero probamos a ver qué entendía. Me llamó desde otra sala y me fue diciendo mini frases que tenía que escribir en un papel por orden de los números que me iba diciendo, podía entender las frases pero alguna vez tenía que decirle que repitiese. Pero, en general, muy bien todo. Estoy contenta.

Aunque, realmente este post es más bien para hablar de mi primera visita al cine como implantada. El sábado por fin decidí ir a ver Amanecer con mi novio. Siempre he dicho que no me gusta ir al cine porque en primer lugar, soy más bien de cine casero de alquilar películas y eso y en segundo lugar, porque no me enteraba de nada y era pagar dinero por gusto, para luego alquilarla cuando saliese y verla con subtítulos. Tal fue mi sorpresa, que me enteré de casi toda la película. Entendía incluso frases enteras... No daba crédito a lo que me estaba pasando. ¿Realmente estaba escuchando y entendiendo? Me preguntaba una y otra vez. Eso sí, tenía que poner mucha atención y no perderme del hilo porque sino, era imposible. Podría decir que entendí un 70% de todas las frases de la película, ya que habían voces y tonos que me eran imposible de entender, las escuchaba pero no las entendía. Lo mismo de siempre. Pero salí de allí más feliz que una perdiz, salvo porque me dolía un pelín un oído.

Ahora puede que incluso le coja el gusto de ir al cine. Nunca es tarde. Además a modo de práctica me vendría genial.

Desde que me pusieron el programa 1 hace tiempo que por suerte no tengo días malos. Algún día sí que me siento perdida por momentos pero desde que pongo atención y concentración mejora muchísimo.

Si supiera lo que me estaba perdiendo,... y lo que he encontrado ahora gracias al implante... jamás habría odiado este aparato como antes, cuando no lo conocía pero lo veía horroroso! Cada día estoy más agradecida de que me hayan puesto este destino y esta elección, de haberme iluminado para decir SÍ... De que me hayan devuelto la vida de esta manera... Y aunque realmente no sé a quién estarle agradecida... GRACIAS!

Si deseas leer Contenido I, II, III y IV... en la parte superior de mi "Blog Implantada Coclear Feliz", ves seis pestañas, busca la que dice "Contenido", haces clic allí y busca la publicación No. 0276, 0279, 0280 y 0293...

No hay comentarios:

Publicar un comentario