lunes, 1 de abril de 2013

0365. Afirman que es necesario realizar doble implante coclear


Afirman que es necesario realizar doble implante coclear
por Redacción LA VOZ 
Córdoba, Argentina, 27/03/2013 

Simetría. Las razones por las que a muchas personas con hipoacusia severa se les coloca sólo uno no son exclusivamente económicas, pero ahora, nuevos estudios concluyen que es mejor realizar un doble implante para lograr una audición simétrica. 

A diferencia de los audífonos, que son dispositivos externos que se colocan manualmente en la oreja, los implantes cocleares deben ser colocados quirúrgicamente en un área localizada detrás de la oreja, para poder transmitir el sonido directamente al nervio auditivo. 

Desde que a través del implante coclear existe la posibilidad de dotar de audición a quienes nacieron sin esta capacidad, se ha dudado acerca de si es mejor realizar un implante por paciente, o dos (uno en cada oído). 

Este dispositivo mejora las capacidades de aprendizaje relacionadas con la percepción auditiva y, con ello, la inserción social, el lenguaje y la comunicación, el aprendizaje y el rendimiento en la escuela, las posibilidades laborales y la relación con los demás (Infografía). 

La decisión acerca de si implementar dos o sólo uno no se debe exclusivamente a razones económicas –el costo puede llegar a ser relativamente alto–, sino también a razones funcionales, como por ejemplo el nivel de ruido que agregan y que, a la larga, puede ser perturbador a la hora de decodificar las señales auditivas. 

También es común que, aun cuando el implante se realice en ambos oídos, se demore un tiempo importante en colocar el segundo una vez que la persona ya puede escuchar a través del primero. ¿Cuánto se puede dejar pasar entre un primer implante y el segundo para no generar un costo importante en las oportunidades de aprendizaje, si es que en efecto fuera significativamente mejor tener los dos implantes en lugar de uno sólo? 

Ahora, y después de años de investigación, parece haber más respuestas ciertas: las personas con hipoacusia grave, que no se ven beneficiados por el uso de audífonos, se comunican y localizan el sonido mejor si tienen un dispositivo en cada oído que si tienen uno solo. A esa conclusión se llegó tras una exhaustiva revisión de la literatura médica que abarcó 42 estudios que habían comparado la audición, el habla y la calidad de vida antes y después de recibir el implante coclear, o con uno versus dos implantes; los resultados del análisis fueron publicados en la revista especializada JamaOtolaryngology. 

“El implante coclear es un procedimiento muy beneficioso para quienes lo necesitan. Es casi como magia –declaró Pamela Roehm, otorrinolaringóloga del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos)–. Su audición no es completamente normal, pero es muy bueno para el habla y la comprensión”. 

Las razones que llevaron a la duda de si un implante era mejor que dos surgía, inicialmente, de los propios pacientes. “He tenido muchos pacientes que se sacaban uno de los implantes en el colegio, porque decían que con los dos todo era muy ruidoso”, manifestó Blake Papsin, director del Programa de Implantes Cocleares del Hospital para Niños Enfermos de Canadá, que recientemente visitó la Argentina para participar de un encuentro de la especialidad. 

El especialista profundizó la explicación de lo que ocurre cuando se coloca primero un solo implante: “La señal del primer oído es considerada por el cerebro como la correcta, y con el tiempo hace foco en forma muy, muy delicada sobre ese lado. Entonces, cuando uno coloca después un segundo implante, ocurre una enorme desor­ganización. Mientras el sistema auditivo prefiere la señal del primer implante, el sistema de la alerta, que se ha desarrollado para detectar si hay algo peligroso, presta atención al nuevo implante”. 

Y el resultado, asegura, es ruido. De ahí la importancia de que, si se colocan dos implantes cocleares esto no ocurra con mucho tiempo de diferencia. “Esto se debe a que, durante toda la historia humana, cuando uno pierde un sentido, éste nunca más vuelve. Así es como el cerebro se ha desarrollado. De modo que, si uno no rehabilita el sistema de la audición simultáneamente, en un despertar de los dos oídos juntos, nunca funcionará en forma correcta. Antes, se solía pensar que si uno traía uno, y entonces unos diez años después traía el otro, estaría todo bien. Pero no, hay algunos beneficios, pero nada como cuando activa o despierta ambos oídos juntos”, explicó Papsin. 

Según el especialista, si existe un periodo en el que un área del cerebro no es estimulada, ésta “hallará otra cosa para hacer”. 

Por ejemplo, si por cualquier razón uno de los oídos deja de funcionar, el cerebro entero hace foco en el otro, y si vuelve a funcionar lo ignora: “Esto permite explicar por qué, si se realiza un implante coclear y recién mucho más tarde el otro, el cerebro no acepta al nuevo cuando está disponible. De ahí que lo que uno aconsejaría a cualquiera que tenga la oportunidad de realizarse dos implantes cocleares es que los haga al mismo tiempo”. 

“Hemos aprendido a partir del implante coclear no sólo nos habla sobre la audición, nos habla sobre cómo el cerebro se desarrolla”, concluyó Papsin. 

La discapacidad auditiva o hipoacusia afecta a entre 700 y 2100 niños al año en la Argentina, por lo que constituye el 18 por ciento de las discapacidades en el país. La sordera propiamente dicha representa el 13, 4 por ciento de los casos de esa discapacidad. Unos tres bebés de cada mil tienen hipoacusia. 

http://www.lavoz.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario