jueves, 9 de mayo de 2013

0412. Transtornos de la audición: Hipoacusia, Autofonía, Paracusia, Algiacusia y Presbiacusia


Transtornos de la audición: Hipoacusia, Autofonía, Paracusia, Algiacusia y Presbiacusia

Hipoacusia:
Es la disminución de la audición. 
La pérdida auditiva puede tener diferentes grados:
· Leve < 40 dB
· Moderada 41 a 70 dB
· Severa 71 a 90 dB
· Profunda > 90 dB Sordera total o Cofosis.

Es importante saber:
· Si la pérdida auditiva de los pacientes se refiere a uno o a ambos oídos
· Desde hace cuánto tiempo la nota
· Si apareció progresiva o bruscamente
· Que limitaciones o incapacidades le ocasiona
· Si cree que es debida a infecciones, traumatismos, exposiciones a ruido, uso de medicamentos ototóxicos
· Si se presentan síntomas neurológicos asociados

Autofonía:
Es oírse en exceso la propia voz como si se hablara con la cabeza dentro de un caldero, o la percepción de la respiración dentro del oído. Son típicas de disfunciones de la trompa de Eustaquio, ya sea por obstrucción o por apertura permanente.

Paracusia:
Es oír mejor en ambientes ruidosos. Se da con frecuencia en personas afectadas por otosclerosis.

Algiacusia:
Es la manifestación clínica del reclutamiento que consiste en oír un sonido de manera molesta a poco que su intensidad sea elevada. Ocurre en patologías por enfermedad coclear en las que se ven afectadas las células ciliadas externas.

Presbiacusia:
La sufren los pacientes que manifiestan que oyen bien pero que no entienden lo que se les dice. Suelen ser ancianos, con afectación de las áreas corticales auditivas, deterioro funcional de las vías auditivas eferentes, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario