lunes, 8 de julio de 2013

0430. Conversación con el terapeuta del habla de su hijo


Conversación con el terapeuta 
del habla de su hijo
Noviembre 02 de 2010

Trabajar estrechamente con profesionales puede crear una enfoque apropiado para ayudar a que su niño con una pérdida auditiva desarrolle habilidades lingüísticas. 

La combinación de expertos que se esfuercen conjuntamente en nombre de su hijo, creará un equipo experimentado. Ustedes, los padres, son una parte esencial del equipo y pueden colaborar en estos servicios.

Cada profesional es diferente, así como las familias que atienden. Los aspectos a considerar cuando trabajen con un terapeuta de la comunicación o un patólogo del habla y el lenguaje, o un Especialista de Audición y Lenguaje Oral/Terapeuta Auditivo-Verbal incluyen: 

¿Tiene el prestador de servicios una formación adecuada para trabajar con niños? 

¿Tiene experiencia el profesional trabajando con niños con pérdida auditiva? 

¿Cuáles son las oportunidades para la participación de la familia? 

¿Qué estilo educacional se utiliza en las sesiones? 

¿Cómo pueden compartir ideas e inquietudes las familias? 

Prueben estas sugerencias para desarrollar una relación de colaboración con el terapeuta del lenguaje de su hijo: 

• Asistan constantemente a las citas programadas: Expliquen en el momento de las citas cuándo les será posible ir. Llamen previamente si llegarán tarde o necesitan cancelar, o volver a programar la cita. 

• Compartan la información de otros profesionales: Obtengan copias o soliciten que se envíen a su terapeuta (por ejemplo, audiogramas, mapeos de implantes cocleares, informes de otros prestadores de servicios, documentos de la escuela). 

• Guarden sus copias de documentos: Soliciten copias de los informes de las citas, evaluaciones, reuniones y resúmenes del progreso de las terapias. Creen su propia carpeta o cuaderno para documentar a quién vieron, de qué hablaron y las decisiones que se tomaron. 

• Recolecten y compartan las muestras de lenguaje: Cuando oigan que su pequeño utiliza un nuevo sonido, palabra u oración, ¡escríbanlo! Los niños se sienten cómodos con su familia y es más probable que conversen en el hogar. Compartan estas conversaciones con su terapeuta. Cuando tomen una muestra de lenguaje, anoten exactamente lo que dijo su hijo. No agreguen la información que falte. 

• Continúen con los deberes asignados para el hogar: Prueben las actividades sugeridas para el hogar y proporcionen detalles sobre los resultados. Traigan una lista completa del vocabulario, anoten los cambios que han visto y hablen de las dificultades que noten. 

• Hagan preguntas: Pidan explicaciones, ejemplos y más información. Sean directos cuando pidan ayuda o clarificación de una confusión para que puedan utilizar estrategias fácilmente durante el día. 

• Explíquenle al terapeuta cómo aprenden mejor ustedes: Si aprenden viendo cómo se realiza una actividad antes de intentar hacerla ustedes mismos, pregunten “¿Nos puede mostrar primero?” Si su familia se beneficia de un video o información escrita, pregunten si hay material que puedan llevarse a su hogar. 

• Comuniquen las preocupaciones sobre su hijo: Expresen sus deseos sobre las habilidades que quisieran que su niño adquiera y hagan preguntas sobre cómo desarrollar esas habilidades. Hablen de las horas y lugares de sus rutinas diarias en las que les gustaría ideas para ayudarlo. 

• Compartan lo que saben sobre su hijo: Ustedes son los que conocen mejor a su niño (por ejemplo, lo que le gusta o no, su comportamiento y adaptación a las rutinas diarias). Proporcionen esta información para ayudar a estructurar sesiones terapéuticas y planificar actividades. 

El desarrollo de las habilidades de su pequeño es un proceso que ocurre con el tiempo, y se obtienen resultados después de mucha práctica y repetición. Sean pacientes. Tengan grandes expectativas para su niño y confíen en que él podrá lograr los objetivos, aun cuando las tareas parezcan difíciles. Concentren sus actividades en la diversión y el aprendizaje del lenguaje durante las rutinas naturales. 

Ustedes, su familia y los prestadores de servicios de su hijo tienen un objetivo común: el desarrollo de sus habilidades lingüísticas. Los profesionales pueden cambiar con el tiempo y es posible que solo unos pocos asistan a las reuniones o se mantengan en contacto entre sí. Expliquen cuáles son sus objetivos para su niño y para ustedes. Si adquieren una mayor comprensión de estas habilidades, ayudarán a facilitar el aprendizaje de su pequeño. Los prestadores de servicios están disponibles para orientarlos a que puedan integrar estrategias en su vida diaria. Estén abiertos a las sugerencias de todas las personas que trabajan con ustedes y su hijo. 

Mantengan las líneas de comunicación abiertas y positivas. Trabajar estrechamente con el terapeuta de su niño puede resultar en colaboraciones productivas, personalizadas y positivas.

http://clinicajohntracy.org/2010/11/conversacion-con-su-terapeuta-del-habla/

No hay comentarios:

Publicar un comentario