miércoles, 31 de julio de 2013

0440. Mitos y verdades sobre los audífonos


Mitos y verdades sobre los audífonos

Mito: Los audífonos restablecen la audición a la normalidad al igual que unas gafas pueden restaurar la visión al 100%.

Realidad: Los audífonos no restauran la audición a la "normalidad". Los audífonos no "curan" la pérdida de audición, sino que proporcionan beneficios y mejoras en la comunicación. Se puede mejorar la audición y la capacidad de escucha, y pueden mejorar sustancialmente su calidad de vida.

Mito: Usted puede ahorrar tiempo y dinero mediante la compra de audífonos por internet o por correo.

Realidad: Al trabajar con un audiprotesista, usted está comprando servicios y atención profesional para asegurarse de que está seleccionado el audífono correcto y una adecuada programación del audífono. Otras atenciones profesionales que se incluyen son:
-Evaluación de la audición
-Referencia para tratamiento médico (otorrinolaringólogo, si fuera necesario)
-Evaluación de la audición con la prótesis auditiva (audífono)
-Verificación del ajuste del audífono
-Instrucciones sobre cómo utilizar y mantener adecuadamente el audífono
-Atención de seguimiento y apoyo
-Servicios de reparación
-Servicios de rehabilitación.

Mito: Un audífono puede dañar su audición.

Realidad: Un audífono correctamente colocado y mantenido no dañará nunca sus oídos.

Mito: Una pérdida de audición leve no es lo suficientemente mala como para utilizar audífonos.

Realidad: La pérdida auditiva de cada persona y las necesidades de escucha son diferentes. Al trabajar con su audioprotesista éste determinará si necesita un aparato auditivo y lo mucho que mejorará su capacidad auditiva.

Mito: El uso de dos audífonos no es necesario.

Realidad: Normalmente escuchamos con dos oídos. La Audición Binaural (dos oídos) nos ayuda a localizar los sonidos, nos ayuda en ambientes ruidosos, y proporciona una calidad de sonido natural. La mayoría de las personas con pérdida auditiva en ambos oídos pueden entender mucho mejor con dos audífonos que con uno.

Mito: Los audífonos invisibles colocados dentro del oído son los mejores audífonos.

Realidad: Hay varios estilos de audífonos, y todos son buenos. Lo más importante es que usted compre un audífono que se adapte a su pérdida auditiva y sus necesidades auditivas. El hecho de que su amigo utilice un tipo particular de audífono no significa que usted tenga, ni deba, utilizar ese mismo tipo. El audífono de su amigo puede ser una prescripción totalmente inapropiada para sus necesidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario