lunes, 9 de septiembre de 2013

0457. MED-EL Medical Electronics, líder mundial en implantes auditivos, ha anunciado que su fundadora y CEO, la doctora Ingeborg Hochmair, ha sido elegida para recibir el prestigioso premio Lasker-DeBakey 2013 a la investigación biomédica clínica...



Innsbruck, Austria, Septiembre 09 de  2013

MED-EL Medical Electronics, líder mundial en implantes auditivos, ha anunciado que su fundadora y CEO, la doctora Ingeborg Hochmair, ha sido elegida para recibir el prestigioso premio Lasker-DeBakey 2013 a la investigación biomédica clínica por el desarrollo del implante coclear moderno, un dispositivo que restaura la audición en personas con pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda mediante la estimulación eléctrica del nervio auditivo. 

La Dra. Ingeborg Hochmair, (Innsbruck, Austria), comparte el galardón con Graeme M. Clark (Profesor emérito de la Universidad de Melbourne, Australia) y Blake S. Wilson (Universidad de Duke, NC, USA). Este reconocido galardón científico se entrega anualmente a aquellas personas que han contribuido de forma destacada a mejorar el tratamiento clínico de los pacientes. La Dra. Hochmair, recogerá el premio en la ceremonia de entrega que tendrá lugar en Nueva York el viernes 20 de septiembre.

Ingeborg Hochmair, doctora en Ingeniería Eléctrica, ha sido reconocida por su temprana contribución al campo de los implantes cocleares que se inició con el desarrollo del primer implante coclear microelectrónico multicanal del mundo, implantado en Viena en 1977. Este implante incorporaba un electrodo largo y flexible que permitía, por primera vez, estimular el nervio auditivo con señales eléctricas en gran parte de la cóclea, parte del oído interno en forma de caracol. Una nueva versión de este dispositivo, marcó el siguiente hito en el desarrollo de los implantes cocleares en 1979: la comprensión de palabras y frases sin necesidad de leer los labios en entornos silenciosos gracias a un pequeño procesador de sonido portátil. En 1991, la intensa y constante innovación daría lugar al primer procesador retroauricular (BTE) del mundo.

El siguiente avance importante fue el desarrollo de un implante coclear de alta tasa de estimulación diseñado específicamente para implementar la estrategia de codificación del habla creada por Blake Wilson que permitía una mayor estimulación de la cóclea. Desde 1994 en adelante, este dispositivo posibilitó a los usuarios un mejor rendimiento del implante convirtiéndose en el el primer modelo con el que la mayoría de los adultos con pérdida auditiva postlocutiva lograba comprender más del 50% de las palabras monosílabas en los seis meses posteriores al implante, tal y como quedaría demostrado en diversos ensayos clínicos. Un salto importante que significaba que la mayoría de estos implantados podían mantener conversaciones por teléfono, incluso sobre temas y con personas desconocidos.

Las investigaciones de la Dra. Hochmair también han hecho posible el desarrollo de una serie de electrodos altamente flexibles diseñados para preservar la cóclea y sus delicadas estructuras a pesar de la profunda inserción del implante en el oído.

En los últimos años, la Dra. Hochmair y el Dr. Wilson han colaborado en temas de actualidad como el beneficio de la implantación bilateral; la estimulación eléctrico - acústica combinada o la indicación de los implantes cocleares para la hipoacusia unilateral.

Primer y único sustituto artificial de un órgano sensorial

El implante coclear, fue y continúa siendo el primer y único sustituto artificial de un órgano sensorial: el oído. El rigor intelectual y espíritu pionero de la Dra. Hochmair y toda su vida dedicada a la excelencia han ayudado a transformar la vida de cerca de 100.000 personas en el mundo.

"Muchos de estos logros no hubieran sido posibles sin el compromiso común con mi marido y estrecho colaborador, el también ingeniero eléctrico, Erwin Hochmair, así como sin la colaboración de otros socios destacados como investigadores, cirujanos, médicos, trabajadores de MED-EL y, por supuesto, de los usuarios finales de estos dispositivos" ha declarado la Dra. Hochmair.

Junto al profesor Erwin Hochmair, Ingeborg Hochmair fundó MED-EL con el fin de hacer realidad sus innovadoras aplicaciones en más de 100 países. Se trata de una empresa privada en la que la Dra. Hochmair permanece al frente bajo el cargo de CEO, labor que para la Dra. Hochmair no es sólo un trabajo sino que significa su vida. En este sentido, ayudar a las personas a superar la pérdida auditiva como una barrera de comunicación es el principio fundacional de MED-EL y continúa siendo su misión y su pasión. Mejorar la calidad de los pacientes se mantiene como su principal valor personal y profesional, lo que se demuestra cada día en el liderazgo de la compañía.

"Estoy muy satisfecha de que el trabajo de toda una vida haya sido reconocido con un galardón tan importante", ha afirmado la Dra. Hochmair. "Sin embargo, estaría aún más contenta si este premio sirviera para aumentar la concienciación en torno a los implantes cocleares y su importancia como un tratamiento tanto para los niños que nacen con pérdida auditiva de severa a profunda como para las personas que pierden la audición en edad adulta. En muchos sentidos, el trabajo acaba de empezar. Los avances tecnológicos han acelerado nuestra investigación a un ritmo increíble y nos encontramos en el umbral de avances que, hasta hace poco, hubiéramos considerado un sueño. Después de tantos años, la recuperación de la audición continúa siendo un campo milagroso y todavía siento la responsabilidad de actuar para mejorar la calidad de vida de las personas con pérdida auditiva. Me siento orgullosa de formar parte de esta innovación y espero poder seguir con nuestra sólida tradición de investigación e innovación en el campo de los implantes auditivos por muchos años" ha añadido.

Para obtener más información acerca de la Lasker Awards, visite http://www.laskerfoundation.org

Acerca de MED-EL

MED-EL, Medical Electronics, con sede central en Innsbruck, Austria, es líder mundial en tecnología de implantes auditivos. La compañía fue fundada por los científicos austriacos Ingeborg y Erwin Hochmair quienes, en 1977, desarrollaron conjuntamente el primer implante coclear microelectrónico multicanal del mundo. En 1990, con la contratación de los primeros empleados, sentaron las bases de una exitosa trayectoria empresarial. Desde entonces, MED-EL ha crecido hasta contar en la actualidad con más de de 1.500 empleados en todo el mundo.

El implante coclear fue y sigue siendo el primer sustituto artificial de un órgano sensorial: el oído. Actualmente, MED-EL ofrece la mayor gama de soluciones auditivas implantables en todo el mundo para tratar diferentes grados de pérdida auditiva: sistemas de implante coclear y de oído medio, el sistema EAS (estimulación eléctrico acústica combinada) y el implante de tronco encefálico (ABI).

Personas de más de 100 países pueden oír hoy en día gracias las soluciones auditivas de MED-EL. Para más información http://www.medel.com

Ver artículo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario