lunes, 2 de diciembre de 2013

0487. Las canciones como instrumentos de aprendizaje

Las canciones como instrumentos de aprendizaje

Las canciones infantiles son parte de nuestra cultura como elemento de trasmisión de la misma, como instrumento lúdico de aprendizaje o simple diversión.

Todos recordaremos la letra de alguna canción infantil o de alguna etapa de nuestra vida con sólo empezar a tararearla. El ritmo y el tono del lenguaje y en este caso, en las canciones tienen una relación directa. 

En el caso de niños sordos que utilizan prótesis auditivas no es menos importante, al contrario, posibilitando, además, memorizar no sólo el vocabulario de las mismas sino las estructuras lingüísticas que se utilizan. El escuchar y cantar les ayuda a discriminar e identificar diferentes melodías, tonos y por supuesto, la infinidad del lenguaje. 

Al gustar tanto, son estructuras lingüísticas que se repiten placenteramente y se van memorizando con mayor facilidad. Se pueden utilizar e inventar para cada parte del día en los comienzos de la re/habilitación, en donde los niños todavía sólo perciben las diferentes entonaciones. Por ejemplo: a la hora de comer, cantamos una canción sobre la comida, a la hora de lavarse las manos, una sobre las manitos limpias, a la hora de guardar, la canción de recoger, etc.; lo que les permitirá ir anticipando cada momento del día de forma más divertida. 

Una vez que van progresando en el desarrollo del lenguaje, se van complejizando las mismas intentando equipararlas con canciones que se correspondan a su edad cronológica. Es importante observar qué palabras o estructuras no perciben bien para hacerles hincapié en las mismas ya sea, remarcándoles esa parte más lentamente o leyendo esa parte de la canción. Lo mismo podemos hacer con las poesías o rimas. 

Ver fabuloso video aquí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario