miércoles, 29 de enero de 2014

0499. Cómo podemos identificar los diferentes tipos de inteligencia según la teoría de Gardner en nuestros alumnos


Cómo podemos identificar los diferentes tipos de inteligencia según la teoría de Gardner en nuestros alumnos

Todos nacemos con una serie de características biológicas y de una capacidad de adaptación al medio que nos rodea por medio de la inteligencia. La capacidad para desarrollar esta inteligencia depende de la educación y del ambiente que esta se potencien.

En la educación es muy importante ayudar a los niños a desarrollar su inteligencia fomentando aquellos aspectos en los que destacan, basándonos en lo que les gusta hacer, y teniendo muy en cuenta su manera de aprender basada en sus potencialidades. La observación de estos puntos nos será muy útil como educadores para el reconocimiento de los estilos de aprendizaje de cada alumno.

Según el señor Gardner la inteligencia en un conjunto de capacidades y destrezas que se pueden desarrollar, no negando el componente genético, pero si destacando la importancia del ambiente, las experiencias y la educación recibida, de allí que actualmente se brinde tanta importancia a la educación y desarrollo en los primeros años de vida.

Son ocho las inteligencias que distingue: lingüística-verbal, física-cinestésica, lógica-matemática, espacial, musical, interpersonal, intrapersonal y naturalista y todos estamos en la posibilidad de desarrollarlas aunque de un modo y a un nivel particular producto de la dotación biológica, la interacción con el entorno y la cultura, pero son los factores ambientales los que las promueven o inhiben.

Gardner considera que en nuestro cerebro las ocho inteligencias trabajan en conjunto de forma semi-autónoma y que cada persona desarrolla de forma diferente, o mejor dicho, que cada uno de nosotros desarrolla más unos tipos u otros de inteligencia. La efectiva estimulación de todas y cada una de las inteligencias se define por la adecuada selección de actividades y materiales.

Los tipos de inteligencias identificadas por Gardner, son los siguientes:

• La inteligencia lingüística-verbal. Es la potencialidad para emplear el lenguaje verbal con adecuación gramatical. Es también la habilidad para hablar con significado, dando orden y ritmo a las palabras.
A los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia les gusta leer, contar cuentos, jugar a juegos de palabras y tienen muy buena memoria para recordar datos, nombres, lugares, fechas.

• La inteligencia física-cinestésica. Es la capacidad para usar el propio cuerpo con coordinación, equilibrio, destreza, fuerza, flexibilidad, velocidad, sensaciones propioceptivas y táctiles. Transferencia corporal de emociones e ideas. Los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia disfrutan con actividades físicas, les gusta bailar, correr, saltar, tocar, hacer gestos.

• La inteligencia lógica-matemática. Es la potencialidad de operar con números, relaciones, patrones lógicos, funciones matemáticas e investigar. Los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia resuelven problemas, experimentan, preguntan, calculan y realizan una buena labor en el área de las ciencias.

• La inteligencia espacial. Es la habilidad de analizar y comprender el espacio tridimensional y la habilidad de ver las cosas en relación con lo otro, con los otros. Los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia logran representaciones espaciales y visuales del mundo que los rodea y pueden traducirlas en imágenes y figuras.

• La inteligencia musical. Es la capacidad para percibir, distinguir, transformar y expresar el ritmo, timbre y tono de los sonidos musicales. A los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia les gusta cantar,escuchar música, componer canciones y están atentos a los sonidos del ambiente.

• La inteligencia interpersonal. Es la habilidad para reconocer y percibir las emociones y signos de los otros respondiendo de manera efectiva a dichas manifestaciones. A los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia les gusta negociar, escuchar, ocuparse de la resolución de un conflicto, persuadir, formar equipos, 
comunicarse y vincularse bien con los otros.

• La inteligencia intrapersonal. Es la habilidad de la autoinstrospección, y de actuar consecuentemente sobre la base de este conocimiento, de tener una autoimagen acertada, la capacidad de autodisciplina, comprensión y amor propio. A los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia les gusta meditar y soñar.

• La inteligencia naturalista. Se refiere a la cualidad de relacionarse con la naturaleza desde el conocimiento y el afecto. Los niños/as que tienen más desarrollada esta inteligencia exploran e investigan la fauna y la flora y se interesan por el tema. Quieren tener animales y plantas cerca de ellos/as.

La mayoría de los programas de enseñanza que se imparten en muchas instituciones se limitan a concentrarse en el predominio de las inteligencias lingüística y matemática dando mínima importancia a las otras posibilidades del conocimiento. Es por eso que muchos alumnos/as que no se destacan en el dominio de las inteligencias académicas tradicionales, no tienen reconocimiento y se diluye así su aporte al ámbito cultural y social, y algunos llegan a pensar que son unos fracasados, cuando en realidad se están suprimiendo sus talentos.

Desde la escuela debemos identificar qué tipo de inteligencia es la predominante en cada uno de nuestros alumnos y ayudarle a su desarrollo potenciando el aprendizaje desde el punto de vista del tipo predominante para poder así lograr que nuestros alumnos desarrollen todo el potencial con el que han nacido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario