jueves, 6 de marzo de 2014

0520. ¿Qué es la Logogenia?


¿Qué es la Logogenia?
Por: Francisco J. Peral Rabasa

Quien busca una definición clara y concreta de la Logogenia debe recurrir a las palabras de la creadora misma de la Logogenia, la lingüista ítalo-mexicana doctora Bruna Radelli, quien en un párrafo lo sintetiza claramente: "La Logogenia es un método que tiene como objetivo el desarrollo de la adquisición del español, o de cualquier otra lengua histórico-vocal, en niños y adolescentes sordos, llevándolos a la capacidad de comprender lo que leen y de escribir correctamente, tal y como lo haría cualquier coetáneo oyente". 

Efectivamente, la Logogenia atiende la imposibilidad que tienen los niños sordos para adquirir su lengua materna; porque al hablar de la sordera debemos ubicar el verdadero problema de la pérdida auditiva, -ya sea de nacimiento o la que acaece durante los primeros años de vida-, que no consiste en no poder oír, sino en no poder contar con la posibilidad de adquirir su lengua, dado que la lengua se adquiere al tener exposición a ella. 

Cualquier niño oyente se encuentra inmerso en la lengua permanentemente durante todas las horas en que está despierto, y un buen día, casi mágicamente el niño empieza a hablar. Y no es magia, simplemente, gracias a que el oído siempre permanece abierto, el niño es bombardeado sin cesar por la lengua, elemento que dispara el proceso de la adquisición de la lengua. 

Ahora bien, para el caso de los niños sordos, al tener bloqueado el canal natural a través del cual se recibe el estímulo auditivo no puede percibir la lengua, dando como consecuencia que la facultad biológica que posee para su adquisición no se active. 

Así la Logogenia como método pone al niño sordo en contacto con la lengua que, como dijimos, es el input lingüístico necesario para activar dicho dispositivo de adquisición de la lengua. Ahora bien, siendo que el canal por el cual se recibe el input lingüístico se encuentra bloqueado, la Logogenia, metodológicamente, hace la sustitución del canal auditivo por el canal visual, sin embargo la exposición por este canal no implica poner textos o palabras frente a un niño y esperar que algo pase, la exposición a la lengua debe ser suministrada por un logogenista que haya sido formado, en los campos teóricos y metodológicos de la Logogenia, y que haya sido forjado en la práctica supervisada de un logogenista, empleando para ello los elementos y herramientas que Bruna Radelli diseñó especialmente para este propósito.

Por: Francisco J. Peral Rabasa

No hay comentarios:

Publicar un comentario