viernes, 14 de marzo de 2014

0525. Reflexión - Por Marcos Lechet

Harold Whittles es sordo de nacimiento. El fotógrafo, Jack Bradley le capta al poco tiempo de que le adapten un aparato auditivo. 
Éste es el instánte en el que el niño oye por primera vez su voz.


REFLEXIÓN
Por: Marcos Lechet

Creo que somos pocos los que no conocemos esta fotografía, de aquel niño que oye por primera vez al colocarle un audífono de la época, personalmente esta imagen me impactó la primera vez que la vi hace ya varios años, no solo por el hecho de lo que este chiquillo oyó !a saber que escuchó! y si llegó a tener buena comunicación, habla etc, lo que me impactó fue su mirada, una mirada de sorpresa, quizás de miedo a lo desconocido y que encerraba una historia de silencio absoluto desde que nació. 

Me siento identificado con esa mirada, con ese niño valiente que fue quizás sin pretenderlo el precursor de los niños valientes de hoy de los que han pasado por un quirófano para tratar de descubrir un sonido, vencer al silencio y aprender a oír y hablar, niños que se esfuerzan a diario apenas sin quejarse de sus sesiones logopédicas porque saben que cada paso que dan los lleva a descubrir nuevas palabras y nuevos sonidos que los llena de felicidad como también a sus padres. 

Me imagino a este chiquillo que nació en una época que ser sordo era para muchos una enfermedad y una desgracia, una circunstancia que quizás afectaría su vida educativa, laboral y social para siempre y me imagino a sus padres que movieron cielo y tierra para lograr que su hijo Harold Whittles de cinco años pudiera oír, precursores también de los padres de ayer y de hoy. 

Esta hermosa fotografía me lleva a mi niñez, a mis recuerdos de silencio, deseos y sueños de "poder oír" como los demás, recuerdos de salas de espera, de batas blancas, esperanzas perdidas, y de sonrisas fingidas. 

Y me lleva irremediablemente a la primera vez que gracias al implante coclear "volví a oír", a hablar con corrección y a vivir la vida con mas intensidad. 

Los ojos de Harold Whittles de cinco años, representa los sueños de muchos de nosotros, esa mirada es mas que una simple mirada... tiene una historia de esperanza y de sueños hechos realidad por los que... sigo y debemos seguir luchando. 

Marcos Lechet

No hay comentarios:

Publicar un comentario