viernes, 20 de junio de 2014

0563. Sordera en bebés: Cómo detectarla de acuerdo a la edad

No hay que perder de vista las enfermedades congénitas que pudieran afectar a nuestros hijos.
Foto: Thinkstock.com

Sordera en bebés: cómo detectarla de acuerdo a la edad
Diversos estudios revelaron que de 1 a 3 bebés de cada 1000 nacen con problemas auditivos
Por: Jonathan Salomón
Especialista en audición y director de Comaudi
03 de junio de 2013

Los bebés recién nacidos son frágiles que dependen totalmente del cuidado, alimentación y amor de los adultos. Algunas enfermedades no son evidentes al nacimiento y se van manifestando conforme el niño crece y se desarrolla. En la mayoría de los lactantes la detección de alguna enfermedad o discapacidad llega demasiado tarde.

Estudios realizados en Estados Unidos han demostrado quedel 20 al 30% de los casos de mortalidad pediátrica hospitalaria tiene como base una enfermedad genética. De ahí la importancia de concientizar sobre la importancia de la búsqueda de enfermedades genéticas en la población infantil ya que éstas representa un importante problema de salud pública.

Asimismo, pasan su vida en total desventaja aquellos niños que nacen con hipoacusia (pérdida auditiva) y no son detectados tempranamente, por ende no reciben una rehabilitación adecuada.

La sordera congénita es un aspecto importante a explorar en el recién nacido. Para nadie es un secreto que el éxito en la rehabilitación del niño sordo está en la rapidez con que se ataca el problema, mediante terapias y el mejor manejo ya sea con auxiliares auditivos o valoración para implante coclear. Por esta razón en diferentes países del mundo, los programas de tamizaje auditivo neonatal son rutinarios e incluso obligatorios.

El tamizaje es un método de selección no de diagnóstico. Debe seleccionarse la metodología más segura, rápida y confiable, para que el programa permita el mayor alcance posible. Es importante también un seguimiento especializado, manejo adecuado de la información, evaluar profesionalmente los resultados y contar con un control de calidad.

Como todo programa, tiene alguna probabilidad de no detectar (falsos negativos) anormalidad alguna o detectar como sospechosa (falsos positivos) cuando no hay problema. Se sugiere una metodología y una política de repetición de examen la cual nos permita rectificar la definición diagnóstica para que como resultado se detecten todos los bebés que nacen con pérdida auditiva.

Estos son algunos de los signos de alerta sobre un posible caso de sordera en los bebés:

- 6 meses: no emite sonidos ni balbucea
- 12 meses: no oye sonidos (timbre, teléfono), no reconoce su nombre
- 15 meses: no imita palabras simples
- 24 meses: no dice palabras (10)
- 36 meses: frases de dos palabras
- 48 meses: frases sencillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario