martes, 26 de agosto de 2014

0587. Perros oyentes para personas con problemas de audición


Perros oyentes para personas con 
problemas de audición
http://www.gaes.es/
11 agosto, 2014

Sin duda, el olfato es el sentido más desarrollado en los perros. Su extraordinaria capacidad en este sentido les permite distinguir olores de todo tipo y discriminarlos aunque su foco esté lejano o camuflado. Pero el oído también es un sentido que los canes tienen muy desarrollado, sobre todo si lo comparamos con los humanos. Para situarnos: los perros pueden detectar un sonido débil a una distancia entre cuatro y cinco veces mayor que un ser humano. Por lo tanto, su presencia puede ser de gran ayuda en todos los casos, pero especialmente en personas con problemas de audición.

Todas las razas de perros tienen una audición muy desarrollada que les permite detectar pequeños sonidos. Pero algunas destacan respecto al resto en este sentido, con especial mención para el Perro Esquimal Americano, el Boston terrier, el Chihuahua, el Bulldog francés, el Mini pinscher, el Schipperkes, el Schnauzers estándar y miniatura y el Elk hound Noruego. Todas estas razas tienen grandes orejas erectas que sobresalen siendo receptores perfectos para escuchar incluso el sonido de la caída de un alfiler, pero hay una serie de razas con orejas caídas que están incluidas en esta lista. Estas razas de orejas largas incluyen el Airedale, el Setter irlandés, el Pekinés y el Lhasa Apso.

Esta agudeza auditiva de los perros los ha convertido en candidatos efectivos como animales de servicio para personas con problemas de audición. En estos casos, los animales son entrenados para indicarle a su dueño cuando escuchan cosas como un golpe en la puerta o el timbre, el timbre del teléfono, un reloj despertador, el llanto de un bebé o de un detector de humo. Cualquier raza puede ser entrenada con este objetivo, aunque las pequeñas y medianas razas se ven favorecidas por este trabajo. Perros de caza como los Spaniels, los Pointers y los Setters son buenas opciones porque precisamente han sido entrenados para estar alertas, no sólo con las vistas y los olores sino también con los sonidos.

A este tipo de perros de asistencia seleccionado y entrenado para asistir a personas con discapacidad auditiva se les llama perros oyentes. El can, tras un adiestramiento específico, no sólo puede alertar a su dueño o dueña sobre sonidos domésticos, sino también exteriores, tales como sirenas, bocinas o sonidos intermitentes de advertencia de movimiento de autos (marcha atrás de un coche, por ejemplo).

Los beneficios de contar con un perro oyente para una persona con problemas auditivos son básicamente dos: mayor control sobre el entorno, por el hecho de poder controlar cualquier ruido que se le entrene al perro, y mayor independencia, al poder quedarse solos en la casa o salir con mas confianza y frecuencia a la calle.

http://www.gaes.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario