viernes, 29 de agosto de 2014

0589. ¿Cuáles son los riesgos de los implantes cocleares?



¿Cuales son los riesgos de los implantes cocleares?

Riesgos de la anestesia general

La anestesia general es un estado de sueño/inconsciencia inducido por fármacos. Los medicamentos, tales como los gases anestésicos y drogas inyectadas, pueden afectar a las personas de manera diferente. Para la mayoría de personas, el riesgo de la anestesia general es muy bajo. Sin embargo, para algunas personas con ciertas condiciones médicas, es más riesgoso.

Riesgos del procedimiento de implante quirúrgico


La lesión del nervio facial: este nervio pasa a través del oído medio para dar movimiento a los músculos de la cara. Se encuentra cerca de donde el cirujano tiene que colocar el implante, y por lo tanto se puede lesionar durante la operación. Una lesión puede causar un debilitamiento temporal o permanente o parálisis completa en el mismo lado de la cara donde se coloca el implante.

Meningitis: esta es una infección del revestimiento de la superficie del cerebro. Las personas que poseen las estructuras del oído interno con malformaciones parecen estar en mayor riesgo de esta rara pero grave complicación.

Fuga de líquido cefalorraquídeo: el cerebro está rodeado por fluido que puede gotear a través de un agujero creado en el oído interno o en otro agujero en la cubierta del cerebro como resultado de la intervención quirúrgica.

Fuga de líquido conocido como perilinfa: el oído interno o cóclea contiene un líquido llamado perilinfa. Este líquido puede filtrarse a través del agujero que se creó para colocar el implante.

La infección de la herida en la piel.

Colección (acúmulo) de sangre o fluido en el sitio de la cirugía.

Ataques de mareo o vértigo.


Tinnitus: es un sonido de timbre o zumbido en el oído.

Alteraciones del gusto: el nervio que da sensación de sabor a la lengua también pasa por el oído medio y puede ser lesionado durante la cirugía.

Entumecimiento alrededor de la oreja.

Granuloma reparativo ó cicatrizal: este es el resultado de la inflamación localizada que puede ocurrir si el cuerpo rechaza el implante.

Puede haber otras complicaciones inesperadas que pueden ocurrir con la implantación a largo plazo que no son predecibles.

Otros riesgos asociados con el uso de
implantes cocleares

Las personas con un implante coclear: Pueden escuchar los sonidos de manera diferente: Las impresiones de sonido de un implante difieren de la audición normal, de acuerdo a las personas que oían antes de convertirse en personas sordas. En un primer momento, los usuarios describen el sonido como "mecánico", "técnico" o "sintético". Esta percepción cambia con el tiempo, y la mayoría de los usuarios no se dan cuenta del matiz artificial del sonido después de unas semanas con el implante coclear.

Pueden perder la audición residual: El implante puede destruir cualquier audición residual en el oído implantado.

Puede tener efectos desconocidos e inciertos: El implante coclear estimula los nervios directamente con corrientes eléctricas. Aunque esta estimulación parece ser segura, el efecto a largo plazo de estas corrientes eléctricas en los nervios es desconocido.

La persona puede no escuchar tan bien como otros individuos que han tenido resultados exitosos con sus implantes.

Puede que no sea capaz de entender el lenguaje también: No hay ninguna prueba que una persona puede tomar antes de la cirugía que logre predecir qué tan bien entenderá el idioma después de la cirugía.

Puede que se lo retiren de forma temporal o permanente si se desarrolla una infección después del procedimiento quirúrgico para colocar los implantes. Sin embargo, esta es una complicación rara.

Los implantes pueden fallar: En esta situación, una persona con un implante tendría que tener una cirugía adicional para resolver este problema y estaría expuesta nuevamente a los riesgos de la cirugía.

Puede que no sea capaz de actualizar su implante cuando los nuevos componentes externos estén disponibles. Las partes implantadas suelen ser compatibles con las mejoras o modelos más nuevos de las partes externas. De esta manera, mientras se desarrollan nuevos avances en la tecnología, se puede actualizar su implante cambiando sólo sus partes externas. En algunos casos, sin embargo, esto no va a funcionar y el implante tendrá que cambiarse. Puede que no se le puedan realizar algunos exámenes y tratamientos médicos. 
 
Estos exámenes y tratamientos incluyen:

La resonancia magnética: La resonancia magnética se está convirtiendo en un método de diagnóstico más rutinario para la detección temprana de problemas médicos. Incluso estar cerca de una unidad de resonancia magnética será peligroso, ya que puede el magnetismo puede desplazar el implante o desmagnetizar el imán interno. La FDA ha aprobado algunos implantes para ciertos tipos de estudios de resonancia magnética realizados bajo condiciones controladas.
Neuroestimulación.
Cirugía eléctrica.
La terapia electroconvulsiva.
Terapia de radiación iónica.


Va a depender de baterías para la audición: Para algunos dispositivos se necesitan baterías nuevas o recargadas todos los días.

Se puede dañar el implante: Los deportes de contacto, accidentes automovilísticos, resbalones y caídas, u otros impactos cerca de la oreja pueden dañar el implante. Esto puede significar que necesite un nuevo implante y más cirugía. Se desconoce si el nuevo implante posterior al trauma funcionará tan bien como el anterior.

Puede encontrar los implantes caros: La sustitución de piezas dañadas o perdidas puede ser costosa.

Tendrá que utilizarlos para el resto de la vida: Durante la vida de una persona, el fabricante del implante coclear podría ir a la quiebra. En este caso es incierto si una persona va a ser capaz de obtener piezas de repuesto o servicio al cliente en el futuro.

Puede tener cambios en su estilo de vida, ya que su implante coclear va a interactuar con el entorno electrónico. 
Un implante puede:
Activar los sistemas antirrobo
Activará detectores de metal y otros sistemas de seguridad
Puede verse afectado por los usuarios de teléfonos celulares u otros transmisores de radio
Tienen que estar apagados durante el despegue y aterrizaje de los aviones.
Puede interactuar de manera impredecible con otros sistemas informáticos

Habrá que tener cuidado con la electricidad estática. La electricidad estática puede dañar temporal o permanentemente un implante coclear. Puede ser una buena práctica extraer el procesador y el auricular antes del contacto con materiales que puedan generar electricidad estática, tales como equipos de juegos infantiles de plástico, pantallas de televisión, monitores de ordenador, o tela sintética. Para más detalles sobre cómo hacer frente a la electricidad estática, póngase en contacto con el fabricante o centro que distribuye el implante.

Tienen menos capacidad de escuchar sonidos suaves y sonidos fuertes sin cambiar la sensibilidad del implante. La sensibilidad de la audición normal se ajusta continuamente por el cerebro, pero el diseño de los implantes cocleares requiere que una persona ajuste manualmente la sensibilidad del dispositivo según los cambios del sonido en el ambiente.

Puede desarrollar irritación en la parte externa ya que el implante se frota sobre la piel durante muchas horas y hay que retirarlo por un tiempo para evitar esto.

No se puede dejar que las partes externas se mojen: Los daños causados ​​por el agua pueden ser muy costosos de reparar y la persona puede permanecer sin escuchar hasta que el implante sea reparado. Por lo tanto, la persona tendrá que quitar las partes externas del dispositivo al bañarse, ducharse, nadar o participar en deportes acuáticos.

Pueden escuchar sonidos extraños causados ​​por su interacción con los campos magnéticos, como las máquinas de detección de pasajeros cerca del aeropuerto.
Fuente
Benefits and Risks of Cochlear Implants
Food and Drug Administration


http://geosalud.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario