viernes, 20 de febrero de 2015

0615. Adaptación protésica según el grado de pérdida de audición

Implante Coclear

Audífono

Discusión Libre en WIKIPEDIA: Implante Coclear

ADAPTACIÓN PROTÉSICA SEGÚN EL GRADO 
DE PÉRDIDA DE AUDICIÓN

Audífono e implante no son sustitutivos ni pueden compararse porque sus funciones son distintas. Simplificando, un audífono amplifica. Un implante "reconstruye" la información auditiva.

La pérdida puede no ser similar en todas las frecuencias y, si este es el caso, el audífono simplemente amplificaría las distorsiones.

Imagina que cada sonido es el resultado de sumar los sonidos armónicos producidos por todos los instrumentos de una orquesta. Cada instrumento sería una frecuencia. Si todas están equilibradas la orquesta suena bien y un normoyente percibe un sonido agradable.

Imagina ahora que todos los instrumentos de la orquesta, salvo los timbales, una flauta y un fagot están estropeados (o lo que es lo mismo, que la pérdida en todas las frecuencias menos 3 es muy grande y distinta y en esas 3 muy pequeña). Un normoyente oiría un ruido producido por esos tres instrumentos al ejecutar cada uno su parte de la partitura, entrando y saliendo cuando les toca.

Imagina, por último, que el ruido de esos tres instrumentos es amplificado por un altavoz (el audífono). Sería ensordecedor. Pitidos de la flauta, golpes del tambor... cada uno a su ritmo. Por eso muchos sordos que usan audífonos se los acaban quitando. Dicen que lo único que les proporcionan es un ruido insoportable.

El implante, por el contrario, "reconstruye" el sonido de la orquesta. Procesa todos los sonidos y los trata en grado diferente para ponerlos todos al mismo nivel de forma que al cerebro le lleguen en la misma forma armónica que un normoyente los percibiría.

Por ello, la elección audífono-implante no se basa sólo en la pérdida, sino en el tipo de pérdida o de descompensación entre las diferentes frecuencias. Una sordera con pérdidas compensadas en todas las frecuencias puede solucionarse, simplemente, "elevando el volumen con un amplificador" (el audífono). Si las pérdidas están muy descompensadas un audífono sólo amplifica el problema. Un implante lo soluciona. Hoy en dia se utilizan los audifonos digitales que son capaces de adaptar la descompensacion de la pérdida, haciendo la amplificación más selectiva y ajustada a la curva de la pérdida. Sin embargo incluso estos nuevos audífonos digitales, siguen siendo solamente amplificadores y tienen un límite. Generalmente se recomienda el implante coclear cuando se alcanza este límite, o sin alcanzarlo se diagnostica que la pérdida es irreversible.

http://es.wikipedia.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario