lunes, 27 de abril de 2015

0635. Poema: Mi amigo de metal - Por: Roberto Nistal


Poema escrito hace muchos años, tal vez dedicado a los audífonos y que en la actualidad está dedicado tanto a los audífonos como a los implantes cocleares...

Mi amigo de metal 
Por: Roberto Nistal

Noble amigo de metal
que solícito disipas
con la fuerza de tu luz
a mi tiniebla auditiva;
compañero inanimado
que a veces me gratificas
con el rumor de la lluvia
abundosa y cantarina;
que me ofrendas, sin rodeos,
la bullente melodía
de las aves que vocean
su libertad tan querida;
que me ayudas a escuchar
repiqueteos de esquilas
de un umbroso campanario
en la quieta lejanía;
o el murmurio del follaje
agitada por la brisa
que resuena en mis oídos
como un rumor en sordina;
y esos sones cautivantes
de músicas escogidas
que deleitan al sentido
amustiado, a la deriva
pero al que con tu vigor
le renuevas lozanía;
tú me haces percibir,
con nitidez infinita,
el crepitar de ese fuego
que en el brasero palpita;
con tu magnánimo apoyo
me obsequias, en seguidilla
el murmullo insenescente
del arroyo y de la ría;
tú me permites oír
cuando Natura se irrita,
el bronco ruido de truenos
y el ulular de ventiscas:
por ti yo puedo volar
en alas de fantasías,
al escuchar, de los niños,
la frescura de sus risas;
oigo isócronos tic-tacs
del reloj, que en la repisa
luce su brillo pulido,
con tu máquina bendita.
Piel a piel, con esa cruz
que me agobia y acoquina,
tú recorres el camino
apareado a mi desdicha,
Por eso, porque has volcado
las mieles sobre el acíbar
renovando mi existencia,
te suplico que me sigas.
Tú comprendes, tú lo sabes
de esa angustia que lastima
por eso te siento amigo:
!No me niegues compañía¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario