viernes, 12 de junio de 2015

0653. Innovador sistema “TransVoz” que ayuda a la inclusión de jóvenes sordos a la universidad


Innovador sistema “TransVoz” que ayuda a la inclusión de jóvenes sordos a la universidad
Santiago de Chile, enero 29 de 2013

Javiera Mujica es sorda desde que nació. Luego de salir de cuarto medio entró a la universidad, pero a pesar de su motivación, las clases se le hacían complicadas. “Una sala de clases con 40 personas, una de ellas es sorda, ¿cómo hace para entender? Es una dificultad que se presenta en unos 40 mil jóvenes sordos”, planteó Diego, pololo de Javiera.

Diego y Daniela, hermana de Javiera, contaron en ADN Hoy, cómo se les ocurrió crear un sistema tecnológico para que Javiera pudiera estar realmente en la sala de clases aprendiendo.

“Como familia generamos un sistema que se llama “TransVoz”, única a nivel mundial”, contó Diego y explicó que “Javiera llega a su clase con su computador, le pasa al profesor un micrófono inalámbrico que capta la voz, el computador capta el sonido y se distribuye a distintas digitadores que trabajan en línea y transcriben el contenido que llega al mismo tiempo al computador de Javiera”.

Según Diego y Daniela, la necesidad surgió de ella, porque manifestaba su incomodidad en clases. “Estaba en clases, pero en realidad no lo estaba”, dijo Daniela y agregó que “al principio era un poco artesanal, pero nos dimos cuenta que para ella cambió toda su vida universitaria”.

“En la vida cotidiana entiendo más lo que están diciendo en clases, no tengo que preguntar cuándo es la prueba, cuándo es el trabajo, me hace ser más independiente”, confesó Javiera. “En clases era peor, porque era estar sentada, aburrida, me frustraba, porque los profesores no tienen paciencia, no podían hablar normalmente conmigo y yo no alcanzaba a leer los labios ni modulan bien”, contó en relación a la reacción de la mayoría de los profesores.

Finalmente, contaron que esta iniciativa es accesible a cualquier persona sorda que tenga $6.500 para pagar por clase. Diego reconoció que les gustaría extenderse a todas las universidades, pero que sigue siendo un sistema costoso y sólo tienen aporte desde una fundación.

“El estado no se ha acercado a decirnos cómo podrían ayudar en esto. Masificarlo y recibir ayuda sería una ganancia”, dijo Diego, y argumentó que sólo el 3% de las personas con discapacidad auditiva accede a la educación superior, “si todos pudieran acceder, tendríamos muchos más sordos en la educación”.

A través del http://www.redapis.cl/nuestra-historia.php, se puede conocer más la iniciativa y toda la informción para acceder a ella. 


 Ver video!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario