miércoles, 6 de enero de 2016

0676. El aprendizaje en los niños con discapacidad auditiva

discapacidad auditiva




El aprendizaje en los niños con discapacidad auditiva
Martes 16 de septiembre de 2014




En la actualidad, el término discapacidad auditiva engloba todos los tipos y grados de pérdida de audición, tanto si es leve como profunda. Las repercusiones que una pérdida de audición tiene sobre el desarrollo cognitivo y del lenguaje son muy variadas. Ya que, con idéntico problema, es posible que para un niño tenga consecuencias mínimas, mientra que para otro pueda suponer una incidencia mayor. El grado de afectación de las pérdidas auditivas en el desarrollo depende de los diferentes grados de la enfermedad, las características individuales de cada niño, el entorno familiar y social y la educación recibida. 
 
Características de la discapacidad auditiva
desde el punto de vista educativo

Desde una perspectiva educativa, los alumnos y alumnas con discapacidad auditiva se suelen clasificar en dos grandes grupos:

1- Hipoacúsicos. Alumnos con audición deficiente que, no obstante, resulta funcional para su vida diaria, aunque precisan del uso de prótesis.

2- Sordos profundos. Se consideran sordos profundos a los escolares cuya audición no es funcional para la vida diaria.

La principal característica diferencial entre los dos tipos es que mientras los hipacúsicos son capaces de adquirir el lenguaje oral por vía auditiva, esto no es posible en el segundo grupo. 
 
Dificultades en el desarrollo cognitivo
 
Los problemas de audición afectan, en mayor o menor medida, a la generación y desarrollo de las representaciones fonológicas, que son las representaciones mentales basadas en sonidos y/o grupos fonológicos del habla. Esta dificultad crea una serie de problemas o aspectos diferenciales en las distintas áreas del desarrollo del niño.

*El desarrollo del lenguaje no ocurre de forma espontánea, sino que su adquisición y desarrollo es fruto de un aprendizaje intencional mediatizado por el entorno: entorno familiar, posibilidad de que los padres tengan el mismo problema, necesidad de uso del lenguaje de signos, etc.

*Retraso en el vocabulario como consecuencia del lento desarrollo fonológico.

*Desarrollo tardío del juego simbólico, lo que puede afectar en la evolución intelectual.

*Retrasos y limitaciones en el control y adquisición de determinadas conductas.

*A partir de una cierta severidad del déficit auditivo, empiezan a producirse dificultades en la adquisición y asimilación de conocimientos por problemas en la recepción de la información y su adecuada elaboración.

*Problema en la lectura de textos. 

Necesidades Educativas Especiales de los alumnos
con discapacidad auditiva

En mayor o menor medida, según los casos, y como consecuencia de las repercusionesde la discapacidad auditiva en las distintas áreas de desarrollo citadas en el punto anterior, las necesidades educativas especiales (NEE) de este alumnado pueden concretarse en las siguientes:

*La adquisición temprana de un sistema de comunicación, ya sea oral o de signos, que permita el desarrollo cognitivo y de la capacidad de comunicación y favorezca el proceso de socialización.

*El desarrollo de la capacidad de comprensión y expresión escrita que permita el aprendizaje autónomo y el acceso a la información.

*La estimulación y el aprovechamiento de la audición residual y el desarrollo de la capacidad fonoarticulatoria.
 
*La construcción del autoconcepto y la autoestima positivos y el desarrollo emocional equilibrado.

*La obtención de información continuada de lo que ocurre en su entorno y de normas, valores y actitudes que permitan su integración social por vías complementarias a la audición.

*La personalización del proceso de enseñanza y de aprendizaje mediante:
-Las adaptaciones del currículo que sean precisas.
-Empleo del equipamiento técnico para el aprovechamiento de los restos auditivos, el apoyo logopédico y curricular y, en su caso, la adquisición y el uso de la lengua de signos.

Un aspecto fundamental a la hora de acercarse a la educación de los niños con deficiencias auditivas es que si no tienen otras deficiencias asociadas, su capacidad intelectual es similar a la de los que tienen una audición dentro de los parámetros normales. Por lo tanto, aunque en algunos casos pueda presentarse un cierto retraso en su desarrollo cognitivo, este puede ser corregido en la propia aula con medidas de apoyo y refuerzo, ya que suele estar motivado por causas secundarias como: dificultades lingüísticas, problemas de regulación, sentimientos de inseguridad o dificultades en sus relaciones sociales.

Artículo:
http://www.viu.es/blog/el-aprendizaje-en-los-ninos-con-discapacidad-auditiva/

No hay comentarios:

Publicar un comentario