lunes, 13 de junio de 2016

0721. Adiós a la sordera, científicos logran regenerar la audición usando células madre

Adiós a la sordera, 
científicos logran regenerar la audición 
usando células madre

Un grupo de científicos logró obtener nuevas células sensoriales y regenerar las neuronas necesarias para procesar esta información. La aplicación de células madre podría poner fecha de caducidad a la sordera, según un estudio que publica hoy la revista científica Stem Cells.

La investigación, llevada a cabo por la Universidad de Sheffield (Inglaterra) y liderada por el doctor Marcelo Rivolta, ha conseguido crear (a través de la modificación de determinadas células madre del oído interno) nuevas células sensoriales capaces de recibir sonidos. Además, ha logrado también regenerar las neuronas necesarias para procesar esta información y que, finalmente, la audición sea efectiva. 

Los investigadores, que han mostrado su esperanza de que este sea tan sólo el primer paso para acabar con la sordera crónica, comenzarán a partir de ahora a probar sus conclusiones en animales. A pesar de que la comunidad médica no espera que un tratamiento práctico contra la sordera esté disponible hasta dentro de una década, este tipo de investigaciones con células madre permiten indagar sobre los orígenes de esta dolencia, así como probar distintas terapias experimentales al respecto. 

En este sentido, Rivolta asegura que el potencial de las células madre en la investigación de un tratamiento para la pérdida auditiva es "increíble" y añade que puede ayudar al desarrollo de nuevas tecnologías capaces de reparar los tejidos y las células afectadas. 

Las células madre utilizadas en la investigación fueron extraídas del caracol o cóclea aún en desarrollo procedente de fetos de entre 9 y 11 semanas de gestación. El equipo de Rivolta trató con una serie de componentes químicos estas células, el 56 por ciento de las cuales desarrollaron con rapidez la capacidad de percibir sonidos. Otras células desarrollaron las propiedades propias de las neuronas auditivas, las células nerviosas capaces de transmitir los impulsos nerviosos del oído al cerebro. 

La investigación ha contado con el apoyo del Instituto Nacional para la Sordera (Royal National Institute for the Deaf) y la organización Deafness Research UK. 

Fuente: EFE
En fechas recientes, la Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre (ISSCR) ha instado a la comunidad científica a no crear expectativas exageradas a partir de los resultados de las investigaciones. En un documento publicado en la prestigiosa revista Science, redactado por 25 especialistas de nueve países y revisado por otros 85, introduce por primera vez el problema del sensacionalismo científico y denuncia explícitamente «la comercialización de intervenciones médicas de eficacia no demostrada», a base de dichas células a la vez que advierte que «se han notificado efectos secundarios graves de estos tratamientos».

Leer este otro artículo donde... 

La Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre (ISSCR, por sus iniciales en inglés) ha instado a la comunidad científica a no crear expectativas exageradas a partir de los resultados de las investigaciones.



Los científicos alertan sobre las falsas expectativas 
ante las células madre
Por: Josep Corbella 
fecha:13/05/2016 

La Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre (ISSCR, por sus iniciales en inglés) ha instado a la comunidad científica a no crear expectativas exageradas a partir de los resultados de las investigaciones. 

En un documento de normas de actuación dirigido a los científicos que trabajan con células madre, que actualiza un documento anterior del 2008, la ISSCR defiende que se comuniquen los avances en este campo de investigación. Pero exige que se haga con rigor, evitando el sensacionalismo e informando de los obstáculos para convertir los descubrimientos científicos en avances médicos. 

El documento difundido ayer, titulado "Guía para la ciencia y la traslación clínica de las células madre", ha sido redactado por 25 especialistas de nueve países y revisado por otros 85. Aborda los distintos problemas de regulación relacionados con las células madre, desde los estudios con cultivos celulares en laboratorio hasta los ensayos clínicos en pacientes. E introduce por primera vez el problema del sensacionalismo científico –definido como la práctica de exagerar el estado del progreso científico, el grado de certeza de los resultados y las aplicaciones potenciales de la investigación–. 

“El entusiasmo y la especulación optimista son partes naturales de la ciencia y la innovación y pueden ayudar a atraer financiación y a construir comunidades de investigación”, escriben cinco de los autores principales del documento en un artículo que se publica hoy en la revista Science. Pero la exageración continuada y científicamente insostenible, añaden, es contraproducente. Los autores del documento advierten que “la investigación en células madre ha recibido una atención hiperbólica en los medios de comunicación”. Y alertan de las muchas consecuencias negativas de las exageraciones: confundir a los ciudadanos, crear expectativas no realistas, distorsionar los debates públicos, cuestionar los métodos de investigación más seguros pero más lentos y fomentar ensayos clínicos prematuros o injustificados. 

El documento denuncia explícitamente “la comercialización de intervenciones médicas basadas en células madre de eficacia no demostrada, y de otras intervenciones que se comercializan con el argumento inexacto de que contienen células madre o actúan sobre las células madre”. La ISSCR, la mayor sociedad científica de especialistas en células madre del mundo, advierte que “se han notificado efectos secundarios graves de estos tratamientos”. 

El documento no culpa a nadie de que se haya llegado a esta situación. Es el resultado de una suma de factores que incluyen la presión de los investigadores por publicar resultados, la difusión de notas de prensa descaradamente optimistas, las prisas por trasladar los avances al mercado y a los pacientes, y la dinámica de los medios de comunicación. Nadie es culpable pero, según la ISSCR, todos los sectores implicados son responsables de corregir la situación. 

Por: Josep Corbella 

No hay comentarios:

Publicar un comentario