domingo, 24 de julio de 2016

0736. Rehabilitación del implante coclear


Rehabilitación del implante coclear

"La finalidad de la rehabilitación es la de conseguir que la persona saque el máximo provecho de su implante coclear. Por ello, ha de familiarizarse con él y aprender a utilizar este dispositivo que le llevará a una mejor comunicación con el entorno".

El implante coclear es un dispositivo electrónico que sustituye las funciones del oído interno dañado, transformando las señales acústicas que recibe, en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo, y restablece un flujo de información auditiva que llega al cerebro y requiere rehabilitación.

Estas señales eléctricas son procesadas por los diferentes componentes de los que consta el implante coclear:

Los componentes internos se implantan quirúrgicamente y son los siguientes; una placa receptora-estimuladora y unos electrodos que se introducen en la cóclea (oído interno).

Los componentes externos son el micrófono, el transmisor y el procesador.

¿Cómo funciona un implante coclear?

El micrófono capta el sonido y lo envía a través del cable al procesador. Éste selecciona y codifica los sonidos útiles trasladando la información al transmisor que envía al receptor (parte interna) y estimula los electrodos que se encuentran dentro de la cóclea que, a su vez, estimularán las fibras nerviosas que llevan la información a la corteza cerebral.

Programación

Posterior a la cirugía y cuando la cicatrización es completa, aproximadamente a las cuatro semanas, se realiza la adaptación de los componentes externos. El procesador de sonido necesita una adaptación para cada individuo. A este proceso se le llama programación o mapa de sonidos, en el cual y por medio de un programa informático se van analizando los umbrales mínimos de estimulación y máximos de tolerancia en cada una de las frecuencias fijándolas a continuación dentro de esos límites. El mapa que se realiza no es definitivo, puede cambiar y mejorar con el uso del implante por lo que son necesarias revisiones posteriores para ajustar y obtener el mejor rendimiento auditivo.

Rehabilitación del implante coclear

Los resultados que se van a alcanzar dependerán de cada persona en particular, pero es muy importante la colaboración del paciente, la familia, el centro escolar (si está en edad escolar) y personas de su entorno…

Se trabajará la atención auditiva y dentro de este apartado las cinco fases siguientes:

Detección. Emitir una respuesta ante un estímulo.

Discriminación. Presentar dos sonidos, al principio muy contrastados, y se debe responder si son iguales o diferentes. Poco a poco se van disminuyendo las diferencias entre estímulos. Se realizarán ejercicios donde se trabajen las cualidades del sonido (duración, intensidad…)

Identificación. Acertar cuál es el sonido que se presenta entre varios de una lista cerrada. Comenzamos con dos sonidos trabajados anteriormente e iremos ampliando esa lista.

Reconocimiento. Repetir una palabra o frase en una lista abierta de estímulos. Las palabras o frases presentadas serán trabajadas anteriormente.

Comprensión. Entender una conversación, obteniendo respuestas interactivas. Se prepararán diálogos sobre temas de interés.

Orientaciones a las familias


La familia juega un papel muy importante en la rehabilitación del implante coclear, ya que a través de ella se irán generalizando los aprendizajes que nosotros, como profesionales, iniciemos, con acciones tales como:

Reforzar los intentos espontáneos de comunicación.

Cantarle con frecuencia. La repetición de canciones con un ritmo repetitivo ayudan a establecer las bases del ritmo en el lenguaje.

Durante la sesión de trabajo que realizamos con el niño, la mayor parte de los sonidos que utilizamos provienen de casetes, de cd-rom,.. y por tanto no son muy naturales. En casa se deben enseñar los distintos sonidos: aprovechar los electrodomésticos comunes (la lavadora, batidora,.), el timbre de la puerta, el teléfono, la televisión, etc...

También al salir de paseo o cuando desde casa se escuche algún sonido externo, se le debe indicar diciéndole siempre de donde procede y de esta forma se irá creando una memoria auditiva y les motivaremos a estar atentos y a que ellos mismos sean capaces de detectar e identificar cualquier sonido.

El nivel de ruido de fondo es importante, sobre todo en los primeros momentos. Debemos tener este aspecto en cuenta y buscar momentos en los que podamos dialogar con el niño sin que nos molesten otros ruidos o sonidos: controlar la televisión, los sonidos de la calle, etc…

Aunque insistimos en que los primeros años de vida son los mejores de cara a los aprendizajes y que tenemos que aprovechar al máximo, hemos de entender que los niños con implante coclear, son niños y que necesitan jugar, divertirse y relacionarse como los demás y no obsesionarnos con el tiempo queriendo ofrecer siempre actividades “educativas”.

La finalidad de la rehabilitación es la de conseguir que la persona saque el máximo provecho de su implante coclear. Por ello, ha de familiarizarse con él y aprender a utilizar este dispositivo que le llevará a una mejor comunicación con el entorno.


Artículo: http://funcasor.org/rehabilitacion-del-implante-coclear/

No hay comentarios:

Publicar un comentario