sábado, 13 de mayo de 2017

0777. Reflexiones de una madre: ¿Como escuchan los niños con implante?, ¿dos es mejor que uno?, ¿aprenderá a hablar con un solo implante?


Reflexiones de una madre: 
¿Como escuchan los niños con implante?, 
¿dos es mejor que uno?, 
¿aprenderá a hablar con un solo implante?
Por: Olivia Rosales
México, mayo de 2016

Lo que es un hecho, es que dos es mejor que uno, el simple hecho de escuchar por ambos lados es escuchar de manera estéreo. Sin embargo, si tienes uno, tienen ya acceso a la audición y por lo tanto ya pueden aprender a hablar.

Por otros lado, hay artículos de adultos implantados, que mencionan que su audición es la misma que la que tenían de manera natural y que perdieron por enfermedad.

Conozco a pequeños implantados a temprana edad de un sólo lado y ahora hablan como un niño normoyente.

Lo que es un echo, es que el implante es una de las prótesis mas caras, que para su éxito dependen de muchos factores y el principal somos nosotros. Por lo tanto, debemos prepararnos con información y con cursos, talleres e inclusive interactuar con otros padres y niños implantados para conocer el equipo de especialistas profesionales, que están o sacaron adelante al pequeño. Puntos de vista y mucha comunicación e información a través de estos medios. 

El implante coclear para mi hija, representa una sonrisa constante, una interacción con los demás, en fin cambio su vida y le dio calidad a la misma. La he visto cantar, bailar, jugar e inclusive pelear y desenvolverse en el mundo auditivo. Aun falta mucho, pero cada palabra, cada expresión, cada sonrisa y cada beso que le da a su procesador para mi es una palomita de que no me equivoqué al implantarla. 

No sé como escucha, no sé si alguna vez dejará de estar en desventaja con chicos de su edad, lo que sí sé, es que no dejaré de agradecer a Dios la felicidad que representa para ella el escuchar con su implante y que como todos no tiene límites. Son chicos valientes y con rutinas muy fuertes y están acostumbrados a grandes retos, por ello son chicos especiales, descendientes de padres especiales.

El camino es muy largo, lleno de trabajo, constancia, tenacidad, optimismo y mucho amor.

Un camino lleno de piedras que debemos aprender a hacerlas a un lado, o bien, a aprovecharlas para construir algo ¿no creen?

Olivia Rosales

No hay comentarios:

Publicar un comentario